Holanda, Dinamarca, Alemania, Estonia, Rusia, Finlandia, Suecia, etc.

Crucero destino Báltico

Holanda, Dinamarca, Alemania, Estonia, Rusia, Finlandia, Suecia, etc.

  • desde 19/09/2020 hasta 19/09/2020

  • Duración 29 días, 28 noches

  • Destino Báltico

  • Barco Rotterdam

desde 2.955€

Itinerario

Navega 28 noches por Báltico a bordo del Rotterdam desde Rotterdam y visitando Copenhague, Rostock, Tallin, San Petersburgo, Helsinki, Estocolmo, Visby, Oslo, Brest, La Rochelle, Burdeos, Bilbao, Oporto, Lisboa, Ceuta, Málaga, Valencia y Barcelona.

Mapa
Dia Puertos Llegada Salida
1 1 Rotterdam (Holanda) -- 17:00
2 Navegación -- --
3 2 Copenhague (Dinamarca) 08:00 17:00
4 3 Rostock (Alemania) 08:00 23:00
5 Navegación -- --
6 4 Tallin (Estonia) 08:00 17:00
7 5 San Petersburgo (Rusia) 07:00 --
8 5 San Petersburgo (Rusia) -- 18:00
9 6 Helsinki (Finlandia) 08:00 17:00
10 7 Estocolmo (Suecia) 08:00 17:00
11 8 Visby (Suecia) 08:00 15:00
12 Navegación -- --
13 9 Oslo (Noruega) 08:00 17:00
14 Navegación -- --
15 10 Rotterdam (Holanda) 07:00 17:00
16 Navegación -- --
17 11 Brest (Francia) 08:00 17:00
18 12 La Rochelle (Francia) 08:00 18:00
19 Navegación -- --
19 13 Burdeos (Francia) 08:00 17:00
20 14 Bilbao (España) 08:00 18:00
21 Navegación -- --
22 15 Oporto (Portugal) 08:00 17:00
23 Navegación -- --
23 16 Lisboa (Portugal) 08:00 17:00
24 Navegación -- --
24 17 Ceuta (España) 14:00 23:00
25 18 Málaga (España) 08:00 18:00
26 Navegación -- --
27 19 Valencia (España) 08:00 17:00
28 20 Barcelona (España) 08:00 --
29 20 Barcelona (España) 06:00 --

Rotterdam

Rotterdam
Rotterdam está situado al oeste de los países bajos, cerca de La Haya. La ciudad es conocida por ser una de las puertas de Europa, ya que posee el puerto más grande del continente, y uno de los más grandes del mundo, este esta comunicado con el río Rin. Es la segunda ciudad de Holanda y es una metrópolis vibrante y un gran centro cultural y económico. Visita sus casas cúbicas, diseñadas por Piet Blom en 1984 realizando un experimento. Sube al Euromast, la torre más alta de Holanda con 185 m, desde donde se pueden ver unas vistas magnificas de la ciudad. Y da una vuelta en un barco por su impresionante puerto.

Copenhague

Copenhague
Copenhague es una ciudad modélica. Tranquila y ordenada, donde las bicicletas son las reinas de las calles y sus habitantes viven en un entorno tranquilo y seguro. Copenhague es, además, una bella ciudad en la que perderse y disfrutar de un paseo por sus calles o sus parques. Finalmente, Copenhague es también la ciudad con mejor vida nocturna de toda Escandinavia, lo que hace de la capital de Dinamarca un destino fantástico para quien también esté buscando diversión.

Atravesar la Plaza del Ayuntamiento para caminar por la calle peatonal y comercial Stroget y llegar hasta la monumental plaza de Kongens Nytorv, que sirve como acceso al pequeño muelle de Nyhavn, sus fachadas de colores y sus cafés a la orilla del canal, que se han convertido en la imagen por excelencia de la ciudad de Copenhague.

Luego, un paseo por palacios como Amalienborg, la clásica visita a la Sirenita que recibe a quienes llegan a Copenhague por barco o a las praderas de parques como los de Rosenborg o Frederiksberg, antes de completar el día visitando la caótica propuesta alternativa de Christiania o paseando por los lagos.


Rostock

Rostock
Rostock se encuentra al borde del mar en la desembocadura del Río Warnow en el Mar Báltico. Hoy en día es un atractivo destino turístico con un encantador puerto donde cada año, en agosto, se celebra el festival marino Hanse Sail.

La ciudad de Rostock se puede dividir en tres partes: en la Ciudad Vieja nos encontramos los principales atractivos históricos y arquitectónicos de la arquitectura gótica de ladrillo como la Iglesia de San Nicolás. También encontramos la plaza del Mercado Viejo con pequeñas tiendas de souvenirs y artesanía. En la Ciudad Media encontramos el Ayuntamiento, la plaza del Mercado Nuevo y la Iglesia de Santa María, que alberga un reloj astronómico del año 1472. En la Ciudad Nueva se encuentran los hoteles y restaurantes.

Otros lugares que visitar en Rostock son la calle Krepeliner-Strasse repleta de cafés y tiendas, el malecón Stadthafen, con sus barcos antiguos amarrados o el conocido Balneario marítimo Warnemünde con 100 metros de amplias playas de arena y paseos marítimos, el faro, el mercado de pescado, restaurantes, pequeñas casas de pescadores,...

Tallin

Tallin
Tallin es una de las ciudades con más encanto del Norte de Europa. Al entrar en el casco viejo sentirás como retrocedes en el tiempo y te sitúas en el siglo XV: sus callejuelas, plazas, edificios e iglesias conservan todo el encanto medieval.

Paséate por la parte vieja, donde se encuentran las torres gemelas de la Puerta Viru. Una de las torres de la muralla, concretamente la Torre de la Virgen, se ha convertido en un popular café, con muy buenas vistas. Desde allí puedes acceder al Castillo de Toompea -en la actualidad es la sede del parlamento estonio- y a Raeapteek, una antigua farmacia. Al lado se encuentra una iglesia gótica frecuentada por luteranos que alberga el reloj más antiguo de Tallinn.

Otro centro de interés es la iglesia gótica del siglo XV, Niguliste, donde actualmente se organizan recitales de órgano y exposiciones como museo medieval. No debes abandonar la ciudad sin visitar el Café Maiasmokk y la Galería Drakkon, con una fantástica fachada esculpida con dragones.

Si después de conocer la ciudad buscas un poco de paz dirígete al Parque Kadriorg. Desde allí podrás visitar el Palacio Maarjamä y el Convento de Santa Brígida.

San Petersburgo

San Petersburgo
Situada en el delta del río Neva, San Petersburgo fue fundada por Pedro el Grande como una fortaleza naval contra el poder sueco pero también como un punto comercial estratégico. Su privilegiada posición con acceso al mar la convirtió en `la ventana de occidente´ y ostentó la categoría de capital del país durante el período imperial, hasta 1918. Por todos los rincones de la ciudad se respira el pasado majestuoso de antaño: sus grandes avenidas, los puentes del río Neva o los imponentes edificios. Su fundador copió lo mejor de las principales ciudades europeas y llegó a configurar la ciudad que ahora representa la joya turística de Rusia, a la que se conoce como `La Venecia del Norte´.

Después de la Revolución de Octubre, la capital pasó a ser Moscú, en detrimento de Petrogrado, que representaba el centro del poder imperial y de la aristocracia. Así se llevó a cabo una demostración más del agotamiento del antiguo sistema de poder. Con la muerte de Lenin el año 1924, la ciudad cambió su nombre por el de Leningrado. Pero a pesar de dejar de ser capital, la ciudad nunca perdió su función cultural que se acredita con 50 museos y galerías, 2.600 bibliotecas, 18 teatros y más de 180 institutos de investigación. Por sus calles pasearon los más grandes compositores rusos: Mussorgski , Rimsky-Korsakov, Prokofiev, Tchaikovsky, Shostakovich o Stravinski.

Entre los monumentos que no debes perderte destacan el antiguo Palacio de Invierno que alberga el Museo del Hermitage, la fortaleza Petropàvlovskaia, les catedrales de Sant Isaac, Kazan y Smolni así como la iglesia de la Resurrección. Merece también la pena visitar Pushkin, que fue el palacio de veraneo de los zares, una muestra del lujo en que vivían los emperadores del imperio ahora convertida en museo a solo 24 kilómetros de San Petersburgo.

Helsinki

Helsinki
Enclavada en el mismo Golfo de Finlandia, Helsinki se erige como una ciudad donde lo moderno y lo antiguo se mezclan en un envidiable y atractivo contraste. La mítica Plaza del Senado, sus mercados al aire libre, la Iglesia de la Roca, los festivales de verano, su rica y variada gastronomía son sólo uno de los atractivos de esta maravillosa ciudad.

Estocolmo

Estocolmo
Situada a orillas del lago Mälaren y el mar Báltico, meca del diseño moderno y con una tradición de más de 700 años.
 
La parte vieja de la ciudad - Gamla Stan-, respira aire medieval, y contrasta con el esplendor del Palacio Real y su Ayuntamiento. Estocolmo ocupa 14 islas, y es la frontera natural con su Archipiélago. En verano, vale la pena visitar alguna de las islas, a las que se puede acceder gracias a las innumerables rutas en ferry.

Imprescindibles para visitar son el barrio Gamla Stan en la parte vieja; los jardines del Palacio de Drottningholm, residencia de la familia real sueca; el impresionante City Hall donde se celebran los Premios Nobel; el maravilloso parque urbano de Djurganden, que contiene el Museo del Vasa, donde se exponen un barco del s. XVII, y el Skasen, museo al aire libre más grande del mundo; la Catedral; la vista de Gamla Stan desde Skeppsholmen, isla donde antaño armaban sus barcos, y ahora alberga el Museo Moderno diseñado por Rafael Moneo y el de Arquitectura; la Casa de la Cultura -Kulturhuset-, considerada la sala de estar de Estocolmo, un auténtico centro social y cultural.

En las callejuelas del Gamla Stan hay un montón de encantadores restaurantes para conocer la cocina típica sueca, que se basa en salmón, arenque y cangrejo. De postre, de merienda o en el desayuno kanellbulle, muy recomendable es el tradicional bollo de canela acompañada de un chocolate caliente.

Visby

Visby
Visby es una de las ciudades medievales mejor preservadas de Escandinavia, declarada Patrimonio de la Humanidad y rodeada por una muralla llamada "Ringmuren".

Visby es el lugar perfecto para pasear, perderte por sus calles, entrar en sus tiendas, seguir las huellas de la famosa "Pipi Langstrum" o ver sus interminables puestas de sol desde la muralla.

Oslo

Oslo
Oslo es una capital pequeña, rodeada de verdes colinas y situada junto a un fiordo cubierto de pequeñas e idílicas islas, que ha sabido preservar la tradición noruega y el respeto por la naturaleza.

Su centro histórico acoge importantes monumentos y edificios del siglo XIX y principios del XX. El Karl Johans Gate es la calle principal de Oslo y constituye el centro de la actividad comercial, así como un lugar ideal para vivir y sentirse en el centro de la cultura y la sociedad noruega.

En esta misma calle se encuentra el Royale Palace. Este palacio construido en la primera mitad del siglo XIX, es la residencia oficial de los reyes de Noruega. No se puede visitar el edificio, aunque sí sus jardines públicos. En la misma calle encontramos el neoclásico Teatro Nacional, la activa y frecuentada Plaza Eidsvolls, el Stortinget sede del parlamento, la catedral Domkirke y el moderno centro comercial Basarhallene.

Otros puntos de interés son el Ayuntamiento Radhus y la Fortaleza Akershus empezada a construir del siglo XIV, ambos situados en la zona del puerto. Por otro lado, Oslo es sede de los museos más importantes del país. Una muestra de ello son la Galería Nacional, el Museo Histórico, el Museo Munch o el Museo de Barcos Vikingos, este último una auténtica gozada para los amantes de la cultura y las tradiciones de este antiguo pueblo.

Brest

Brest
Brest es una ciudad francesa situada en el departamento de Finisterre, en la región de Bretaña.
Ya fortaleza durante el Imperio Romano, Brest tuvo su máximo apogeo en el siglo XVII, cuando por voluntad del cardenal Richielieu y del rey Louis XIV se convirtió en el primer gran puerto de la Marina Real.
En la Revolución industrial también fue un importante puerto comercial; siendo un puerto estratégico, durante la Segunda Guerra Mundial la ciudad sufrió unos devastadores bombardeos y la Marina fue transferida en el Mar Mediterráneo. En esos años fue cuando Brest conoció un periodo de decadencia. A pesar de esto, hoy en día Brest cuenta con unas instalaciones habilitadas para recibir buques de cualquier tamaño. Además, alberga la base francesa de submarinos nucleares, uno de los lugares más seguros y misteriosos del mundo.
La ciudad goza de un clima húmedo todo el año, con lluvias abundantes y una temperatura media de 10.9ºC.
En Brest, así como en toda Bretaña, se pueden apreciar esculturas de kersantita, sobretodo de temática religiosa (como el calvario de Plougastel-Daoulas) en iglesias y capillas.

La Rochelle

La Rochelle
La ciudad francesa de La Rochelle, es una perfecta mezcla entre cultura, con su patrimonio natural y arquitectónico, e innovación. Situado en el centro de la Costa Atlántica, ha aprovechado su situación para el desarrollo cultural, turístico y económico.
Los puertos de esta ciudad, son de vital importancia para descubrir los secretos de la ciudad. Vieux Port en el centro, puerto comercial de La Pallice, puerto deportivo des Minimes y el puerto pesquero de Chef de Baie son sus cuatro puertos. Debido a esta superficie acuática, los deportes marítimos toman una gran importancia en la ciudad. Disfruta también de sus pequeñas calles, sus casas viejas de madera, sus iglesias y sus numerosos festivales culturales. La ciudad es también un perfecto modelo de ecología urbana con espacios naturales y transportes limpios, como bicis, lanzaderas eléctricas, coches eléctricos...

Burdeos

Burdeos
Burdeos es una ciudad portuaria del sudoeste de Francia, capital de la región de Aquitania y la prefectura del departamento de Gironda.
En el 2007 una parte de la ciudad conocida como el Puerto de la Luna y que reúne más de 340 edificios ha sido declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad.
La ciudad se asoma al Océano Atlántico y es un puerto accesible a grandes buques. El clima es típicamente atlántico, con lluvias abundantes todo el año, sobretodo en otoño e invierno.

Bilbao

Bilbao
Bilbao era una ciudad principalmente industrial que supo reinventarse gracias a la obra de arquitectos como Foster, Gehry o Calatrava para llegar a convertirse en una capital próspera y acogedora en la que se respira el arte. Situada en la curva del río Nervión y rodeada de verdes montañas, Bilbao te espera con los brazos abiertos para que descubras la nueva y moderna cara de la ciudad.

Oporto

Oporto
Oporto, Patrimonio cultural de la Humanidad, es un lugar para saborear la historia y descubrir múltiples contrastes. Burguesa y cosmopolita, conservadora y moderna, ribereña y atlántica. Es una ciudad orgullosa de sí misma, de sus legendarios castillos e históricos monumentos, de sus amables gentes y acogedoras tascas que saben a historia. Y, como no, de sus dulces vinos. Oporto, una ciudad para el reencuentro.

Tienes que sacar tiempo para tomarte algo en el antiguo Café Majestic y escuchar un fado lleno de melancolía. 

Las vistas desde Cais de Gaia son una de las mejores imágenes de la ciudad. El museo Serralves es tan obra de arte como las piezas que albergan en su interior y la iglesia de São Francisco es una iglesia espléndida con un interior muy rico. Si solo tienes tiempo de visitar una iglesia, que sea esta. El encantador barrio de Ribeira está compuesto por calles medievales y callejones que acaban a orillas del río, en la Praça da Ribeira

Otro de los atractivos de Oporto son las playas. Si no quieres alejarte mucho de la ciudad, visita Praia de Baia, está bastante cerca y es preciosa. 
Tampoco te puedes perder el barrio de la  (Catedral) con sus callejuelas llenas de talleres artesanos y coloridos puestos de fruta y verdura; la iglesia de los clérigos, los jardines de Cordoaria, la rua das Flores, el palacio de la Bolsa son otras de las visitas imprescindibles.

Fiestas típicas 
Una de las fiestas más destacadas de Oporto son las Fiestas de San Juan. Las calles cobran vida con decoraciones y puestos en los que degustar unas deliciosas sardinas. La gente lo celebra con música, baile y unos martillos tradicionales.

De compras 
Las tiendas típicas que puedes encontrar en todas las ciudades se encuentran en la rua de Santa Catarina donde también encontrarás el centro comercial Via Catarina.

Gastronomía 
Las bodegas de Porto se han convertido en toda una atracción. Visítalas y llévate una botella de recuerdo. Una de las especialidades de la ciudad son las tripas a moda do Porto. También es muy típico el bacalhau preparado de mil maneras diferentes.

Lisboa

Lisboa

Ciudad pescadora y capital de imperio a la vez, Lisboa es, sin duda, una de las ciudades más bellas de Europa. Asentada sobre siete imponentes colinas, la capital portuguesa ofrece a sus visitantes un ambiente acogedor que te hará vivir las tradiciones y costumbres portuguesas en primera persona. Si hay un color que predomina en Lisboa es el dorado. Lo encontrarás en las fachadas de sus imponentes edificios, en el reflejo del resplandeciente sol que suele lucir la ciudad, y en sus famosos y nostálgicos tranvías. Aunque Lisboa es una ciudad que se puede recorrer fácilmente a pie, sus constantes desniveles hacen del tranvía una de las mejores opciones para moverse por la ciudad. Será también el mejor medio de transporte para llegar al famoso barrio de Belém.

Ubicado en la costa de la ciudad, donde el río Tajo se fusiona con el océano Atlántico, allí encontrarás las mayores joyas de la época de los descubrimientos de Lisboa. Destacan el Monasterio de los Jerónimos y la famosa Torre de Belém. Dos visitas indispensables. También encontrarás el Monumento a los descubridores y el Puente 25 de abril. Pero Lisboa ofrece mucho más que un casco antiguo cuidado e impresionantes monumentos. Desde lo más alto de las seis colinas que coronan la ciudad podrás disfrutar de impactantes vistas, y a escasos kilómetros de la ciudad encontrarás hermosas playas

Como buen pueblo pescador, en las tasquinhas de la ciudad podrás degustar deliciosos pescados, ¡y no te olvides de probar los famosos pasteles de Belém!

La cercanía de Lisboa con España, hace que tengas múltiples formas de llegar a la capital portuguesa. El Aeropuerto de Portelo, ubicado a 10 kilómetros escasos del centro de la ciudad, es uno de los principales aeropuertos del sur de Europa y está perfectamente conectado con la ciudad a través de líneas de autobús y metro. Pero también podemos llegar a la ciudad portuguesa en tren o por autopista. Si lo que quieres es un alojamiento céntrico, la mejor opción es alojarse en Bairro Alto o Alfama. Pero si buscas un lugar más alejado, el barrio de Belém y Alcántara son buenas opciones.

El sol y el ambiente amigable de Lisboa te están esperando, y seguro que no te defraudarán.

Ceuta

Ceuta
Ceuta es una ciudad cosmopolita y moderna, que constituye la frontera sur de la Unión Europea con nuestro país vecino, Marruecos.

Málaga

Málaga
Pasión. Arte. Genio. Alegría. Una mezcla única que hace de Málaga una ciudad mágica. Descansa a orillas del Mediterráneo protegida por una cadena montañosa y se ha convertido en la capital del turismo de la Costa del Sol gracias al sol que permite disfrutar de la playa, de las amplias avenidas por las que pasear, de sus plazas... Y no solo eso. El carácter de sus gentes te cautivará.

Valencia

Valencia

València, cap i casal. La capital del Turia es desde antiguo un enclave relevante de la Historia. Capital de su propia taifa y luego de su propio reino, esta urbe netamente mediterránea embelesa a todos los amantes del sol, de la fiesta y del buen comer. ¿Quién no ha oído hablar de la paella valenciana? ¿O de las míticas Fallas? Los romanos, muy listos ellos, bautizaron la ciudad como Valentia Edetanorum, haciendo referencia, precisamente, al gran valor y potencial de estos terrenos de la antigua región de Edetania, motivo por el cual en poco tiempo se convirtió en una de las más importantes ciudades del este de la Península Ibérica.


El casco histórico de Valencia, uno de los más extensos de España, refleja la importancia que ha tenido desde la Edad Media hasta hoy. La Catedral (o La Seu, como los valencianos la conocen) en sus inicios era un templo visigótico convertido en mezquita luego por los musulmanes. Aúna pinceladas de diferentes corrientes como el gótico valenciano, el románico, el barroco o el neoclásico. ¡Un monumento sin parangón! Sin parangón son también las vistas que puedes disfrutar desde El Miguelete, el campanario de la catedral. Desde allí puedes ponerte en la piel de un águila real observando la mejor panorámica de la capital valenciana a vista de pájaro.


La ciudad creció entre dos murallas: la musulmana y la cristiana. Este hecho nos ha regalado bellos monumentos como las Torres dels Serrans o las Torres de Quart, puertas de entrada a la antigua urbe. ¡Una ciudad de esta relevancia no podía escatimar en seguridad! Dentro de ella se escondían singulares rincones, palacios y recogidas plazas. Hoy en día todos ellos se mezclan con construcciones posteriores como el Mercado Central. De estilo modernista, este es lugar de reunión de todos los productos cultivados en la fértil huerta valenciana. ¡Tanto ha tenido siempre que ofrecer esta huerta que a día de hoy este mercado es uno de los más grandes de Europa! Justo enfrente puedes encontrar la Lonja de la Seda, emblema del siglo de oro valenciano (s. XV) y que fue foco de la gran actividad comercial que la ciudad ha mantenido a través de su mar. ¡Hoy en día es Patrimonio de la Humanidad, nada menos!


Todo el casco antiguo, y en especial el Barrio del Carmen, es un lugar ideal para saciar tu instinto consumista o para hacer una quedada con amigos y perderse de bar en bar, de tapeo en una terracita, catando una horchata de chufa, un zumo de sabrosas naranjas valencianas o un tinto de verano en la larga época de bonanza climática. No obstante, tienes multitud de rincones donde elegir para experimentar el placer de la gula. A la vera de la Malvarrosa, la playa por excelencia de la ciudad, o en las proximidades de los jardines del Turia, el parque urbano más largo de España... Sus 9 kilómetros de longitud discurren a lo largo de los terrenos del antiguo cauce del río.


Al final de estos jardines te encontrarás con la Ciudad de las Artes y las Ciencias, un impresionante complejo cultural y de entretenimiento que con su arquitectura al más puro estilo contemporáneo te fascinará. ¡Esta pequeña ciudad es un paraíso para los amantes del saber! Incluye dentro de sus aposentos el famoso Oceanográfico, el acuario más grande de la Unión Europea. Hablando de agua, no podemos olvidarnos de la Albufera de Valencia, una extensa laguna de agua salada a la orilla del mar, en las afueras de la ciudad. Declarada Parque Natural, es un lugar inigualable para observar una romántica puesta de sol de las que hacen historia.


Valencia, una ciudad conectada con España y Europa a través de su aeropuerto, al que puedes llegar cómodamente en metro. Puente entre la Península Ibérica y el Mediterráneo y sinónimo de vida, diversión, historia y modernidad. Una ciudad cosmopolita, abierta a la tierra y al mar.

Barcelona

Barcelona
Barcelona tiene personalidad propia, la ciudad respira, late, se mueve, es una ciudad para caminar, para sentir, tiene una luz especial que te envuelve. A un lado, encontramos la montaña y al otro el mar que define su carácter. La ciudad está llena de energía y la gente vive la vida en sus calles, en sus terrazas, gracias al fantástico sol que parece que nunca deja de brillar. Es el lugar perfecto para deambular y descubrir todos sus rincones y los secretos que esconde. Barcelona es única gracias a una combinación muy especial de diferentes culturas que dejan su huella en la ciudad, del mar y la montaña... Fruto de esa mezcla surgió la rumba catalana mezcla de la rumba flamenca, el rock & roll y la música cubana. Déjate llevar por su ritmo pegadizo y canta eso de Rambla pa'qui Rambla pa'lla, esa es la rumba de Barcelona...

El precio incluye

  • El crucero seleccionado en el camarote de la categoría elegida y en régimen de pensión completa, con agua no embotellada para acompañar las comidas.
  • Entretenimiento a bordo (consulta las actividades especiales).
  • Tasas de embarque (incluidas en presupuesto final).

El precio no incluye

  • Tasas de servicio o propinas (aproximadamente 13 euros por noche por persona).
  • Los vuelos de ida y vuelta al puerto de embarque o desembarque. Puedes reservar en nuestra pestaña de vuelos los que mejor se ajusten a tu crucero.
  • Bebidas alcohólicas, cerveza, vino, helados de marca, refrescos y agua embotellada.
  • Tratamientos de belleza.
  • Excursiones en tierra.
  • Suplemento en los restaurantes de especialidades.

Documentación

  • Es imprescindible realizar la reserva o compra indicando los nombres y apellidos exactamente igual que en el pasaporte, que a su vez debe tener una vigencia mínima de 6 meses.
  • Los pasajeros deben estar en posesión de la documentación exigida (pasaporte, visado, cédula de identidad) por las leyes de los países a/desde/o/a través de los que se vaya a viajar. El pasajero es el único responsable de tener la documentación adecuada para viajar y no tendrá derecho a recibir ningún reembolso en caso de que le denieguen el embarque por no presentar los documentos exigidos.
  • En caso de existir tarifas especiales para novios, es necesario acreditar certificado para disfrutar de estos precios.

Notas importantes

  • La edad mínima para viajar es de 6 meses. Se considera mayor de edad a los 18 años.
  • Una vez confirmada la reserva, la modificación o cancelación conllevará gastos por parte de la naviera (a consultar)
  • Es responsabilidad del cliente informarse sobre el idioma oficial a bordo de la naviera. Esta información la puede consultar a nuestros agentes por teléfono.
  • Todos los itinerarios están sujetos a cambios sin previo aviso. Confirma tu itinerario antes de comprar el crucero.

Precios y disponibilidad

¿Dudas? Llámanos de Lun. a Vie. de 9h a 19h 935 208 373 935 208 373
1

Seleccionar fecha y pasajeros

Precios por persona en ocupacion doble. 1144€ de Tasas y propinas no incluidas.

Sáb. 19/09/2020
Cabina Interior desde 2.955€ Modificar Seleccionar
Cabina Exterior desde 3.655€ Modificar Seleccionar
Cabina Suite desde 6.455€ Modificar Seleccionar
Pasajeros

Pasajeros

Edad

¿Dudas? Llámanos de Lun. a Vie. de 9h a 19h 935 208 373
Publicidad
Publicidad