Transatlántico desde Rotterdam a Miami

Crucero destino Transatlánticos

Transatlántico desde Rotterdam a Miami

Crucero destino Transatlánticos

  • desde 03/10/2020 hasta 03/10/2020

  • Duración 30 días, 29 noches

  • Destino Transatlánticos

  • Barco Rotterdam

desde
2.586€

Itinerario

Navega 29 noches por Transatlánticos a bordo del Rotterdam desde Rotterdam y visitando Brest, La Rochelle, Burdeos, Bilbao, Oporto, Lisboa, Ceuta, Málaga, Valencia, Barcelona, Cádiz, Tánger, Casablanca, Funchal y Fort Lauderdale.

Mapa
Dia Puertos Llegada Salida
1 1 Rotterdam (Holanda) -- 17:00
2 Navegación -- --
3 2 Brest (Francia) 08:00 17:00
4 3 La Rochelle (Francia) 08:00 18:00
5 Navegación -- --
5 4 Burdeos (Francia) 08:00 17:00
6 5 Bilbao (España) 08:00 18:00
7 Navegación -- --
8 6 Oporto (Portugal) 08:00 17:00
9 Navegación -- --
9 7 Lisboa (Portugal) 08:00 17:00
10 Navegación -- --
10 8 Ceuta (España) 14:00 23:00
11 9 Málaga (España) 08:00 18:00
12 Navegación -- --
13 10 Valencia (España) 08:00 17:00
14 11 Barcelona (España) 08:00 --
15 11 Barcelona (España) -- 17:00
16 Navegación -- --
17 12 Cádiz (España) 08:00 23:00
18 13 Tánger (Marruecos) 08:00 17:00
19 14 Casablanca (Marruecos) 06:00 20:00
20 Navegación -- --
21 15 Funchal (Portugal) 08:00 --
22 15 Funchal (Portugal) -- 13:00
23 - 29 Navegación -- --
30 16 Fort Lauderdale (Estados Unidos) 07:00 --

Rotterdam

Rotterdam
Rotterdam está situado al oeste de los países bajos, cerca de La Haya. La ciudad es conocida por ser una de las puertas de Europa, ya que posee el puerto más grande del continente, y uno de los más grandes del mundo, este esta comunicado con el río Rin. Es la segunda ciudad de Holanda y es una metrópolis vibrante y un gran centro cultural y económico. Visita sus casas cúbicas, diseñadas por Piet Blom en 1984 realizando un experimento. Sube al Euromast, la torre más alta de Holanda con 185 m, desde donde se pueden ver unas vistas magnificas de la ciudad. Y da una vuelta en un barco por su impresionante puerto.

Brest

Brest
Brest es una ciudad francesa situada en el departamento de Finisterre, en la región de Bretaña.
Ya fortaleza durante el Imperio Romano, Brest tuvo su máximo apogeo en el siglo XVII, cuando por voluntad del cardenal Richielieu y del rey Louis XIV se convirtió en el primer gran puerto de la Marina Real.
En la Revolución industrial también fue un importante puerto comercial; siendo un puerto estratégico, durante la Segunda Guerra Mundial la ciudad sufrió unos devastadores bombardeos y la Marina fue transferida en el Mar Mediterráneo. En esos años fue cuando Brest conoció un periodo de decadencia. A pesar de esto, hoy en día Brest cuenta con unas instalaciones habilitadas para recibir buques de cualquier tamaño. Además, alberga la base francesa de submarinos nucleares, uno de los lugares más seguros y misteriosos del mundo.
La ciudad goza de un clima húmedo todo el año, con lluvias abundantes y una temperatura media de 10.9ºC.
En Brest, así como en toda Bretaña, se pueden apreciar esculturas de kersantita, sobretodo de temática religiosa (como el calvario de Plougastel-Daoulas) en iglesias y capillas.

La Rochelle

La Rochelle
La ciudad francesa de La Rochelle, es una perfecta mezcla entre cultura, con su patrimonio natural y arquitectónico, e innovación. Situado en el centro de la Costa Atlántica, ha aprovechado su situación para el desarrollo cultural, turístico y económico.
Los puertos de esta ciudad, son de vital importancia para descubrir los secretos de la ciudad. Vieux Port en el centro, puerto comercial de La Pallice, puerto deportivo des Minimes y el puerto pesquero de Chef de Baie son sus cuatro puertos. Debido a esta superficie acuática, los deportes marítimos toman una gran importancia en la ciudad. Disfruta también de sus pequeñas calles, sus casas viejas de madera, sus iglesias y sus numerosos festivales culturales. La ciudad es también un perfecto modelo de ecología urbana con espacios naturales y transportes limpios, como bicis, lanzaderas eléctricas, coches eléctricos...

Burdeos

Burdeos
Burdeos es una ciudad portuaria del sudoeste de Francia, capital de la región de Aquitania y la prefectura del departamento de Gironda.
En el 2007 una parte de la ciudad conocida como el Puerto de la Luna y que reúne más de 340 edificios ha sido declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad.
La ciudad se asoma al Océano Atlántico y es un puerto accesible a grandes buques. El clima es típicamente atlántico, con lluvias abundantes todo el año, sobretodo en otoño e invierno.

Bilbao

Bilbao
Bilbao era una ciudad principalmente industrial que supo reinventarse gracias a la obra de arquitectos como Foster, Gehry o Calatrava para llegar a convertirse en una capital próspera y acogedora en la que se respira el arte. Situada en la curva del río Nervión y rodeada de verdes montañas, Bilbao te espera con los brazos abiertos para que descubras la nueva y moderna cara de la ciudad.

Oporto

Oporto
Oporto, Patrimonio cultural de la Humanidad, es un lugar para saborear la historia y descubrir múltiples contrastes. Burguesa y cosmopolita, conservadora y moderna, ribereña y atlántica. Es una ciudad orgullosa de sí misma, de sus legendarios castillos e históricos monumentos, de sus amables gentes y acogedoras tascas que saben a historia. Y, como no, de sus dulces vinos. Oporto, una ciudad para el reencuentro.

Tienes que sacar tiempo para tomarte algo en el antiguo Café Majestic y escuchar un fado lleno de melancolía. 

Las vistas desde Cais de Gaia son una de las mejores imágenes de la ciudad. El museo Serralves es tan obra de arte como las piezas que albergan en su interior y la iglesia de São Francisco es una iglesia espléndida con un interior muy rico. Si solo tienes tiempo de visitar una iglesia, que sea esta. El encantador barrio de Ribeira está compuesto por calles medievales y callejones que acaban a orillas del río, en la Praça da Ribeira

Otro de los atractivos de Oporto son las playas. Si no quieres alejarte mucho de la ciudad, visita Praia de Baia, está bastante cerca y es preciosa. 
Tampoco te puedes perder el barrio de la  (Catedral) con sus callejuelas llenas de talleres artesanos y coloridos puestos de fruta y verdura; la iglesia de los clérigos, los jardines de Cordoaria, la rua das Flores, el palacio de la Bolsa son otras de las visitas imprescindibles.

Fiestas típicas 
Una de las fiestas más destacadas de Oporto son las Fiestas de San Juan. Las calles cobran vida con decoraciones y puestos en los que degustar unas deliciosas sardinas. La gente lo celebra con música, baile y unos martillos tradicionales.

De compras 
Las tiendas típicas que puedes encontrar en todas las ciudades se encuentran en la rua de Santa Catarina donde también encontrarás el centro comercial Via Catarina.

Gastronomía 
Las bodegas de Porto se han convertido en toda una atracción. Visítalas y llévate una botella de recuerdo. Una de las especialidades de la ciudad son las tripas a moda do Porto. También es muy típico el bacalhau preparado de mil maneras diferentes.

Lisboa

Lisboa

Ciudad pescadora y capital de imperio a la vez, Lisboa es, sin duda, una de las ciudades más bellas de Europa. Asentada sobre siete imponentes colinas, la capital portuguesa ofrece a sus visitantes un ambiente acogedor que te hará vivir las tradiciones y costumbres portuguesas en primera persona. Si hay un color que predomina en Lisboa es el dorado. Lo encontrarás en las fachadas de sus imponentes edificios, en el reflejo del resplandeciente sol que suele lucir la ciudad, y en sus famosos y nostálgicos tranvías. Aunque Lisboa es una ciudad que se puede recorrer fácilmente a pie, sus constantes desniveles hacen del tranvía una de las mejores opciones para moverse por la ciudad. Será también el mejor medio de transporte para llegar al famoso barrio de Belém.

Ubicado en la costa de la ciudad, donde el río Tajo se fusiona con el océano Atlántico, allí encontrarás las mayores joyas de la época de los descubrimientos de Lisboa. Destacan el Monasterio de los Jerónimos y la famosa Torre de Belém. Dos visitas indispensables. También encontrarás el Monumento a los descubridores y el Puente 25 de abril. Pero Lisboa ofrece mucho más que un casco antiguo cuidado e impresionantes monumentos. Desde lo más alto de las seis colinas que coronan la ciudad podrás disfrutar de impactantes vistas, y a escasos kilómetros de la ciudad encontrarás hermosas playas

Como buen pueblo pescador, en las tasquinhas de la ciudad podrás degustar deliciosos pescados, ¡y no te olvides de probar los famosos pasteles de Belém!

La cercanía de Lisboa con España, hace que tengas múltiples formas de llegar a la capital portuguesa. El Aeropuerto de Portelo, ubicado a 10 kilómetros escasos del centro de la ciudad, es uno de los principales aeropuertos del sur de Europa y está perfectamente conectado con la ciudad a través de líneas de autobús y metro. Pero también podemos llegar a la ciudad portuguesa en tren o por autopista. Si lo que quieres es un alojamiento céntrico, la mejor opción es alojarse en Bairro Alto o Alfama. Pero si buscas un lugar más alejado, el barrio de Belém y Alcántara son buenas opciones.

El sol y el ambiente amigable de Lisboa te están esperando, y seguro que no te defraudarán.

Ceuta

Ceuta
Ceuta es una ciudad cosmopolita y moderna, que constituye la frontera sur de la Unión Europea con nuestro país vecino, Marruecos.

Málaga

Málaga
Pasión. Arte. Genio. Alegría. Una mezcla única que hace de Málaga una ciudad mágica. Descansa a orillas del Mediterráneo protegida por una cadena montañosa y se ha convertido en la capital del turismo de la Costa del Sol gracias al sol que permite disfrutar de la playa, de las amplias avenidas por las que pasear, de sus plazas... Y no solo eso. El carácter de sus gentes te cautivará.

Valencia

Valencia

València, cap i casal. La capital del Turia es desde antiguo un enclave relevante de la Historia. Capital de su propia taifa y luego de su propio reino, esta urbe netamente mediterránea embelesa a todos los amantes del sol, de la fiesta y del buen comer. ¿Quién no ha oído hablar de la paella valenciana? ¿O de las míticas Fallas? Los romanos, muy listos ellos, bautizaron la ciudad como Valentia Edetanorum, haciendo referencia, precisamente, al gran valor y potencial de estos terrenos de la antigua región de Edetania, motivo por el cual en poco tiempo se convirtió en una de las más importantes ciudades del este de la Península Ibérica.


El casco histórico de Valencia, uno de los más extensos de España, refleja la importancia que ha tenido desde la Edad Media hasta hoy. La Catedral (o La Seu, como los valencianos la conocen) en sus inicios era un templo visigótico convertido en mezquita luego por los musulmanes. Aúna pinceladas de diferentes corrientes como el gótico valenciano, el románico, el barroco o el neoclásico. ¡Un monumento sin parangón! Sin parangón son también las vistas que puedes disfrutar desde El Miguelete, el campanario de la catedral. Desde allí puedes ponerte en la piel de un águila real observando la mejor panorámica de la capital valenciana a vista de pájaro.


La ciudad creció entre dos murallas: la musulmana y la cristiana. Este hecho nos ha regalado bellos monumentos como las Torres dels Serrans o las Torres de Quart, puertas de entrada a la antigua urbe. ¡Una ciudad de esta relevancia no podía escatimar en seguridad! Dentro de ella se escondían singulares rincones, palacios y recogidas plazas. Hoy en día todos ellos se mezclan con construcciones posteriores como el Mercado Central. De estilo modernista, este es lugar de reunión de todos los productos cultivados en la fértil huerta valenciana. ¡Tanto ha tenido siempre que ofrecer esta huerta que a día de hoy este mercado es uno de los más grandes de Europa! Justo enfrente puedes encontrar la Lonja de la Seda, emblema del siglo de oro valenciano (s. XV) y que fue foco de la gran actividad comercial que la ciudad ha mantenido a través de su mar. ¡Hoy en día es Patrimonio de la Humanidad, nada menos!


Todo el casco antiguo, y en especial el Barrio del Carmen, es un lugar ideal para saciar tu instinto consumista o para hacer una quedada con amigos y perderse de bar en bar, de tapeo en una terracita, catando una horchata de chufa, un zumo de sabrosas naranjas valencianas o un tinto de verano en la larga época de bonanza climática. No obstante, tienes multitud de rincones donde elegir para experimentar el placer de la gula. A la vera de la Malvarrosa, la playa por excelencia de la ciudad, o en las proximidades de los jardines del Turia, el parque urbano más largo de España... Sus 9 kilómetros de longitud discurren a lo largo de los terrenos del antiguo cauce del río.


Al final de estos jardines te encontrarás con la Ciudad de las Artes y las Ciencias, un impresionante complejo cultural y de entretenimiento que con su arquitectura al más puro estilo contemporáneo te fascinará. ¡Esta pequeña ciudad es un paraíso para los amantes del saber! Incluye dentro de sus aposentos el famoso Oceanográfico, el acuario más grande de la Unión Europea. Hablando de agua, no podemos olvidarnos de la Albufera de Valencia, una extensa laguna de agua salada a la orilla del mar, en las afueras de la ciudad. Declarada Parque Natural, es un lugar inigualable para observar una romántica puesta de sol de las que hacen historia.


Valencia, una ciudad conectada con España y Europa a través de su aeropuerto, al que puedes llegar cómodamente en metro. Puente entre la Península Ibérica y el Mediterráneo y sinónimo de vida, diversión, historia y modernidad. Una ciudad cosmopolita, abierta a la tierra y al mar.

Barcelona

Barcelona
Barcelona tiene personalidad propia, la ciudad respira, late, se mueve, es una ciudad para caminar, para sentir, tiene una luz especial que te envuelve. A un lado, encontramos la montaña y al otro el mar que define su carácter. La ciudad está llena de energía y la gente vive la vida en sus calles, en sus terrazas, gracias al fantástico sol que parece que nunca deja de brillar. Es el lugar perfecto para deambular y descubrir todos sus rincones y los secretos que esconde. Barcelona es única gracias a una combinación muy especial de diferentes culturas que dejan su huella en la ciudad, del mar y la montaña... Fruto de esa mezcla surgió la rumba catalana mezcla de la rumba flamenca, el rock & roll y la música cubana. Déjate llevar por su ritmo pegadizo y canta eso de Rambla pa'qui Rambla pa'lla, esa es la rumba de Barcelona...

Cádiz

Cádiz
Dice la canción que Cádiz es "La Habana con más salero". La ciudad se sitúa en la bahía del mismo nombre, en una península rodeada por el mar unida a la tierra por una estrecha franja. Cádiz posee un aura mística, atractiva, fascinante, casi mágica. No es de extrañar que la ciudad vibre al ritmo de las olas del mar que la rodean.

Tánger

Tánger
La belleza de emplazamiento y de su luz ligeramente azulada ha hecho de ella un objeto de inspiración para generaciones de artistas de entre los más grandes. Sus calles, sus hoteles y sus cafés han visto pasar a Tennessee Williams, a Samuel Beckett, a Jean Genet. Sus palacios vivieron las fiestas mundanas de Barabara Hutton o de Malcolm Forbes. Su luz inspiró a Matisse y su misterio a Paul Bowles; la ciudad blanca ha sabido siempre enamorar a los genios.

Dispuesta como un anfiteatro sobre el Estrecho de Gibraltar, se asoma al Atlántico y al Mediterráneo. Su ubicación, su historia y las comodidades hoteleras que ofrece hacen de Tánger un destino privilegiado para los viajeros en busca de románticos recuerdos.

En Tánger es indispensable recorrer el Petit Socco, llamado también Souk Dakhil (zoco chico), el corazón de la Medina y uno de los lugares más atractivos y característicos de la ciudad. También es preciso conocer sus museos: el de Arte Marroquín Dar el Makhzen y las colecciones de arte expuestas en el antiguo Consulado Americano.

Hay que hacer una pausa en el café Hafa, cuya decoración ofrece una inigualable vista sobre el estrecho. En los alrededores, son interesantes las visitas a los Cabos Espartel y Malabata, las Grutas de Hules y las ruinas romanas de Cotta. A sólo 14 kms. de Tánger, el cabo Espartel marca el extremo noroccidental del continente africano. Y muy cerca, se encuentran las espectaculares Grutas de Hules, cavidades naturales que el mar invade con marea alta. La ruta costera entre Tánger y Ceuta ofrece espectaculares vistas sobre el Estrecho, playas solitarias y pequeñas calas. El cabo Malabata, además de las vistas de la bahía de Tánger y el Estrecho de Gibraltar, permite admirar un curioso edificio de aspecto medieval - el castillo de Malabata - construido a principios de siglo. La pequeña ciudad romana de Cotta, con sus granjas y fábricas habla al viajero curioso de los modos de vida de los primeros siglos de nuestra era.

Casablanca

Casablanca
Situada sobre la colina de Anfa, Casablanca ha sabido resurgir de sus cenizas, llegando a convertirse en el primer puerto del Norte de África, motor de la economía y símbolo de la modernidad de Marruecos. "Casa", como es conocida cariñosamente, se va perfilando cada año como uno de los destinos más atractivos del país, pues resulta ser una ciudad moderna con un rico patrimonio histórico. Y es que de solo nombrarla evoca una miríada de emociones; una encrucijada de civilizaciones que ha marcado para siempre su identidad, un pueblo sensible al arte y a la espiritualidad, y en definitiva, un lugar rodeado de un halo de misterio al que muchos vienen para encontrarse.
Resulta fácil remontar el curso de la historia de Casablanca con un simple recorrido por sus distintos barrios. A principios del siglo 20, la ciudad laboratorio se hace eco de sus grandes hazañas arquitectónicas inspiradas en el art déco de la época, como la Plaza de las Naciones o la Plaza de Mohammed V, en el centro.
Si quieres descansar, cerca encontrarás el parque de la Liga Árabe, donde los residentes suelen pasear en familia y disfrutan de la naturaleza.
Más al norte te aguardan miles de sorpresas en la antigua medina. Sin contar su polvorienta decoración, esta se destaca sobre todo por la vida que cobra su gente y las plazoletas que se esconden entre sus calles. Aquí encontrarás la Gran Mezquita y el mausoleo de la Kouba Sidi Bou Smara.
En un promontorio y con inmejorables vistas sobre el Atlántico, la Mezquita del Gran Hassan II hace gala del minarete de ladrillos más alto del mundo. La titánica construcción, de estilo arabo-andaluz, puede acoger hasta 25 mil fieles y es uno de los pocos edificios islámicos abiertos a los no musulmanes. Sólo los fieles tienen acceso a la plataforma de vidrio sobre la cual pueden rezar directamente sobre el mar, convirtiéndola así en uno de los espacios religiosos más especiales del mundo.
Acto seguido, dirígete a la zona balnearia de Casablanca. El bulevar de la Corniche es el paseo marítimo que bordea playas, piscinas, cafés, hoteles, restaurantes y bares. Día sí día también, en familia o entre amigos, residentes y turistas salen aquí a tomar el aire y a distraerse. A un extremo está el faro El Hank y al otro, el parque Sinbad con su zoológico y atracciones.
Entre arquitectura marroquí y urbanismo moderno, el distrito de Habous llama la atención de los visitantes por su nueva medina, idealizada y proyectada por los franceses durante la década de 1930 para intentar solventar la falta de viviendas.

Funchal

Funchal
Situada frente a una amplia y abrigada bahía, Funchal, la capital, concilia su vocación de estancia de turismo, con una fuerte oferta cultural reveladora de su historia, a la que no falta el brillo de las fiestas. Deléitate con los bordados y objetos de mimbre, que constituyen verdaderas obras maestras, así como el famoso Madeira, vino generoso que desde hace más de cuatrocientos años divulga el nombre y el sabor de la isla por todo el mundo. Merece la pena descubrir la isla Porto Santo, muy llana comparada con la isla principal. Te espera una extensa playa, de arenas con propiedades terapéuticas. En Vila Baleira, la pintoresca villa capital, visita la casa donde vivió el navegante Cristóvão Colombo.

Fort Lauderdale

Fort Lauderdale
Fort Lauderdale es una ciudad de Estados Unidos, situada en la parte meridional de Florida, capital del Condado de Broward y de parte de la `Área Metropolitana de Florida del Sur´, formando parte de una área metropolitana de casi 5 millones de personas.
El clima de Fort Lauderdale es sereno los 300 días al año, la temperatura mínima en enero no baja de los 15º y las máximas en julio rozan los 35º.

Como ocurre en la mayoría de las ciudades de Florida, la economía de Fort Lauderdale se basa en el turismo de `sol y playa´. Con el paso del tiempo este sector ha tenido que adecuarse a las tendencias del mercado, así que por ejemplo mientras en los años 80 las `vacaciones de primavera´ eran el momento más importante para la temporada turística, hoy en día son otros los aspectos que se han cuidado para atraer más turismo. Uno seguramente es la gran feria de náutica, famosa a nivel mundial, que recibe cada año muchísimos visitadores y que está fuertemente relacionada con el puerto de la ciudad, donde atracan muchos cruceros procedentes de las Antillas. Esta pasión por el mar hace que la ciudad se conozca también como la Venecia de América, ya que cuenta con 45 mil barcos de vela por 185 mil habitantes.

Otros lugares que merecen la pena una visita son el Museo `International Swimming Hall of Fame´, dedicado a la conservación y promoción de los deportes acuáticos y el cinema drive-in Swap Shop, que acoge en su interior el mercadillo de pulgas más grande del mundo.

El precio incluye

  • El crucero seleccionado en el camarote de la categoría elegida y en régimen de pensión completa, con agua no embotellada para acompañar las comidas.
  • Entretenimiento a bordo (consulta las actividades especiales).
  • Tasas de embarque (incluidas en presupuesto final).

El precio no incluye

  • Tasas de servicio o propinas (aproximadamente 13 euros por noche por persona).
  • Los vuelos de ida y vuelta al puerto de embarque o desembarque. Puedes reservar en nuestra pestaña de vuelos los que mejor se ajusten a tu crucero.
  • Bebidas alcohólicas, cerveza, vino, helados de marca, refrescos y agua embotellada.
  • Tratamientos de belleza.
  • Excursiones en tierra.
  • Suplemento en los restaurantes de especialidades.

Documentación

  • Es imprescindible realizar la reserva o compra indicando los nombres y apellidos exactamente igual que en el pasaporte, que a su vez debe tener una vigencia mínima de 6 meses.
  • Los pasajeros deben estar en posesión de la documentación exigida (pasaporte, visado, cédula de identidad) por las leyes de los países a/desde/o/a través de los que se vaya a viajar. El pasajero es el único responsable de tener la documentación adecuada para viajar y no tendrá derecho a recibir ningún reembolso en caso de que le denieguen el embarque por no presentar los documentos exigidos.
  • En caso de existir tarifas especiales para novios, es necesario acreditar certificado para disfrutar de estos precios.

Notas importantes

  • La edad mínima para viajar es de 6 meses. Se considera mayor de edad a los 18 años.
  • Una vez confirmada la reserva, la modificación o cancelación conllevará gastos por parte de la naviera (a consultar)
  • Es responsabilidad del cliente informarse sobre el idioma oficial a bordo de la naviera. Esta información la puede consultar a nuestros agentes por teléfono.
  • Todos los itinerarios están sujetos a cambios sin previo aviso. Confirma tu itinerario antes de comprar el crucero.

Precios y disponibilidad

1

Seleccionar fecha y pasajeros

Precios por persona en ocupacion doble. 942€ de Tasas y propinas no incluidas.

Sáb. 03/10/2020
Cabina Interior
Cabina Exterior
Cabina Suite
Pasajeros

Pasajeros

Edad

Publicidad
Publicidad
¿Dudas? Llámanos
¿Dudas? Llámanos 935 208 373 De lunes a viernes de 9:00 a 21:00 h
Sábados de 10:00 a 20:00 h