Publicidad

Escapadas a Huesca

Montaña

Descubre nuestras Escapadas a Huesca

Haz las maletas y disponte a viajar por Huesca. Miles de atractivos te esperan. Huesca es lo que tú quieres que sea; y si no, compruébalo.

Filtra por:

Destino

¿Cuándo quieres viajar?

Duración

Desactivar todos los filtros
1 oferta coincide en

Ofertas de la categoría Balnearios & relax en Huesca

Ofertas de solo hotel en Huesca

Viaja a Huesca

Valle Tena verano

En el linde crítico entre la montaña y el llano, sobre una meseta que domina las tierras aledañas, alza los muros de su acrópolis la ciudad de Huesca, capital del Alto Aragón, una pequeña urbe que conserva su sosiego y cercanía, guarda un pasado milenario e invita a vivir sus tradiciones, mientras incorpora las más novedosas vanguardias y muestra su vitalidad. Sus gentes abiertas y amables hacen que sea una ciudad hospitalaria, con gran calidad de vida.

Lugares de interés:
En Huesca se pueden hallar muestras artísticas de todas las épocas y estilos, románico en San Pedro el Viejo, San Miguel, gótico en la Catedral, renacentista en su retablo y en el Ayuntamiento, barroco en Santo Domingo o San Lorenzo y edificios modernistas como el Casino o la Diputación Provincial. Descubre también museos como el Arqueológico provincial. Finalmente, disfruta de un paseo por el Parque para hallar esculturas de Coscolla o Ramón Acín, cuyas Pajaritas son el emblema de Huesca.

Qué hacer:
En torno a la ciudad existen una red de senderos y para bicicleta, ermitas (San Jorge, Salas, Cillas, Jara, Santa Lucía...), fuentes, albercas, el castillo de Montearagón... En la comarca de la Hoya, el castillo de Loarre, la fortaleza románica mejor conservada de Europa, los Mallos de Riglos y Agüero, el monasterio de Casbas y un sinfín de pueblos con encanto e historia. Las posibilidades son múltiples: jugar al golf en Arascués-Nueno, volar en velero o avioneta en Monflorite-Alcalá, practicar el windsurf en Arguis y Tormos, descender en canoa o rafting el río Gállego, puenting, pasear a caballo en Huesca, escalar en Vadiello, volar en parapente, descender barrancos adentrándote en el Parque Natural de Huesca, todo tiene cabida. Finalmente, breves desplazamientos, en torno a una hora, permiten acceder al esquí en Formigal, Panticosa, Astún, Candanchú o Cerler, y a toda la riqueza ambiental e histórica de las comarcas y condados del viejo Reino de Aragón, visitar el Parque Nacional de Ordesa, el Valle de Ansó y Hecho, el Aragón, Valle de Tena, de Benasque, el Somontano, observar las bellezas de las cimas pirenaicas, el arte del Serrablo, Sobrarbe y Ribagorza y la joya oculta de los Monegros.

Publicidad
Publicidad