Publicidad

Escapadas a Morella

Morella

Relax, deportes y cultura

Aventura, naturaleza, historia, arqueología, clima mediterráneo y optima gastronomía local: en Morella tendrás la oportunidad de realizar unas vacaciones dinámicas donde el aburrimiento está prohibido.

Ofertas de solo hotel en Morella

Viaja a Morella

Morella

Morella tiene muchas razones para ser visitada. Numerosas civilizaciones han dejado huellas a su paso por la capital de la comarca de Els Ports, desde los íberos hasta los árabes, pasando por celtas, griegos, romanos y cartagineses.

La ciudad se erigió a los pies de su castillo y está rodeada por una recia muralla. Su privilegiado enclave, sus calles porticadas, sus casas solariegas, sus mágicos rincones y un rico patrimonio cultural son algunos de los motivos que la han hecho merecedora de la declaración de Conjunto Histórico Artístico.
Un motivo de curiosidad por estas tierras, es que estuvieron habitadas hace unos 60 millones de años por los grandes dinosaurios. Es por esto que Morella cuenta con el museo Temps de Dinousauri, donde se puede apreciar una amplia muestra de restos fósiles del Iguanodón encontrados en la zona. Ejemplares de 90,000 kg de peso, 13 metros de alto y 23 metros de largo ensalzan la grandeza de la historia.

La naturaleza rodea a la ciudad de Morella. Ricos y variados paisajes en los que también se puede disfrutar del silencio. Barrancos, ríos y fuentes, como la de La Esperanza o La Doncella (a 5 y 6 kilómetros de Morella) conforman un espectacular escenario salpicado de ermitas y masías.
La gastronomía morellana se caracteriza por su apariencia recia y por estar basada en una materia prima de excelente calidad, autóctona, y una elaboración artesana. El tomillo, romero, espliego, y el diamante negro de la cocina, la trufa, son algunos de sus ingredientes básicos. El cordero, el cerdo y los embutidos y jamones hacen de base de algunos de sus platos típicos: ollas, pucheros, tombets y estofados.

A pocos kilómetros de Morella, en la zona de bosque del Complejo de la Fábrica Giner, se encuentra el circuito de aventura Saltapins. En este espacio, los visitantes tendrán que superar toda clase de retos: recorridos aéreos, de árbol en árbol a través de cables de acero de alta resistencia, puentes tibetanos, tirolinas, troncos pendulares, toneles suspendidos o pasarelas colgantes situadas entre tres y diecisiete metros de altura. Diversión para toda la familia, incluidos los más pequeños.

Publicidad
Publicidad