Radisson Blu Hotel London Stansted Airport Descripción

Este hotel, construido en el año 2004, tiene un edificio principal de cuatro plantas con un total de 500 habitaciones, 20 de ellas suites. Cuenta con una recepción abierta las 24 horas con caja fuerte y servicio de cambio de divisa, ascensor y cafetería. Parte de las instalaciones son también el bar, el pub y el restaurante con zona para no fumadores. Además, el hotel cuenta con una sala de conferencias, una terminal de Internet , servicio de habitaciones, de lavandería y de atención médica, un aparcamiento y un garaje.

Las modernas habitaciones tienen un cuarto de baño con ducha, bañera y secador de pelo. Además, cuentan con teléfono de línea directa, TV vía satélite o por cable de pantalla plana LCD, radio, menaje para preparar té o café, plancha-pantalones, plancha, tabla de planchar, minibar, caja de seguridad para el pórtatil y calefacción central. Las habitaciones de categoría business, incluyen el periódico diario, vídeos gratuitos, desayuno gratuito (también en la habitación), albornoz, zapatillas e incluso se le prepara la cama antes de dormir.

Entre otros servicios, se ofrece: piscina, piscina cubierta, sauna, solárium, baño turco, aeróbic y gimnasio.

  • HIDROMASAJE

  • PARKING

  • GIMNASIO

Servicios

Hotel

  • Caja fuerte
  • Cambio de moneda
  • Gimnasio
  • Parking/garaje
  • Peluquería

Habitación

  • Kettle (cafetera y tetera)
  • Mini-bar
  • Radio
  • Secador
  • TV satélite
  • Teléfono

Actividades y ocio

  • Sauna

Restauración

  • Restaurante(s)

Información útil

Cómo llegar

Este hotel está a un par de minutos andando de la terminal central del aeropuerto londinense de Stansted, al cual puede acceder a través de una entrada cubierta. Este atractivo hotel de reciente construcción ofrece muy buenas conexiones con el transporte. En el aeropuerto podrá encontrar una estación de metro desde la que podrá viajar fácilmente a todos los lugares de la ciudad. Con el expreso del aeropuerto podrá llegar en sólo 45 minutos a la estación londinense de Liverpool Street. El centro histórico de Cambridge está a sólo 30 minutos.

Publicidad
Publicidad