Dicen que los regalos en forma de experiencia valen por dos, que la emoción no se acaba cuando desenvuelves el paquete, sino que permanece a lo largo del tiempo hasta el momento en que por fin lo disfrutas. Así que si escuchas de lejos los “jingle bells” y te faltan ideas para regalar, no te pierdas estas 4 experiencias que sorprenderán a cualquiera. Elige la que más te guste y… ¡que empiece el show!

1. Regala desahogo: lanzamiento de hacha

Perfecto para aquel amigo que siempre va de un lado a otro, con la cabeza como un bombo y la agenda a rebosar. El estrés no es bueno, y siempre acaba saliendo por uno u otro lado, así que, ¿qué mejor que regalarle esta actividad? Se sentirá como Gimli en plena acción. Kiss my axe ofrece una hora de lanzamiento de hacha sobre diana, ideal para aquellos que quieran aprender y divertirse en un torneo de lo más competitivo. El proceso es el siguiente: 10 minutos para familiarizarse con el hacha, 30 para cumplir varios retos de lo más emocionantes, y 15 para competir y poner a prueba las habilidades adquiridas.  Le encantará. 

  • Dirección: Calle princesa, 61 (Barcelona)

2. Regala adrenalina: Port Aventura en Navidad

La magia de Port Aventura es todavía mayor en Navidad, así que este es el plan perfecto para regalar a aquel amigo que en lugar de sangre corre adrenalina por sus venas. No dejes escapar una entrada a dos parques: Port Aventura y Ferrari Land, en la época más bonita del año. Viajar en el tiempo es posible en este punto de la Costa Daurada, a mundos emocionantes e imaginarios. Del 23 de noviembre al 6 de enero Woody, Winnie y el resto de personajes te harán disfrutar como nunca de la Navidad con la ilusión y el espíritu que se merece. 

  • Dirección: Avinguda Alcalde Pere Molas, Km.2 (Vila-seca – Tarragona)

3. Regala creatividad: curso de acuarela

Sí, esto va “que ni pintado” para aquel amigo artista que pinta desde las paredes de su casa hasta las piedras de la montaña. El método ImaginART le permitirá dejar volar su imaginación y deslizar los pinceles donde quiera que esté: en casa, de viaje, en una sala de espera… Un curso de iniciación para que el artista aprenda a disfrutar de la luz y el color de la acuarela. Porque la vida es mejor cuando la pintas de mil colores.

  • Dirección: Diputación 42 entresuelo 1 (Barcelona)

4. Regala dulzura: taller de chocolates del mundo

Todos conocemos a algún amante loco del chocolate (si no somos nosotros mismos, claro). Así que este regalo es fácil de encajar en muuuuchas personas, e incluso es válido para un auto-regalo. (Tranquilo, no se lo diremos a nadie). Te sentirás como en el universo de Charlie y la Fábrica chocolate, y es que mires donde mires aparecerán caramelos, bombones de todo tipo y chocolate en todas sus variedades y formas. Prepárate para poner a prueba tu creatividad mientras creas los dulces más exquisitos. Y para terminar… ¿por qué no disfrutar de una cata de chocolates de origen? Si todavía no se te ha hecho la boca agua… es porque no los has probado. Así que no lo pienses más y date un capricho de lo más dulce. 

  • Dirección: Calle Palau, 5 (Barcelona)

Elige la experiencia que más se adapte a tu víctima navideña, y sorpréndela como te gustaría que te sorprendieran a ti. Lanzamiento de hacha, arte, chocolate o adrenalina… todas las opciones son buenas y todavía mejor si te decides a compartirlas ;)

mm
Amante de la música y las letras desde que tengo uso de razón, sueño con aprender todos los idiomas del mundo antes de los 30. No hay puzzle que se me resista, y tengo siempre las maletas listas para salir a la aventura. Las tres veces que he estado en África, he querido quedarme.