1- Musicalizarte en el Fib de Benicàssim
En su 20 aniversario, el festival de música independiente más famoso del país, aterriza con un cartelazo que no te puedes perder: el primer concierto en territorio español de los recuperados The Libertines, el espectacular directo de Kasabian, el nostálgico Paul Weller y los catalanes Manel son solo alguno de los nombres que te harán bailar hasta el amanecer.

cartelfib

 

2- Tomarte una horchata en Alboraya
Después de un caluroso día de turismo por la ciudad de Valencia, lo mejor que puedes hacer es desplazarte unos kilómetros al norte, hasta Alboraya, para probar la horchata más famosa de la Comunitat. Sus horchaterías compiten por preparar la mejor horchata del mundo – acompañada, por supuesto, de fartons. Tu (difícil) tarea será decidir cuál es la más buena. ¿Te atreves?

horchata
Foto de: Gourmetvalencia.

 

3- Senderismo en Rincón de Ademuz
El agradable clima de esta comarca, separada de la Comunidad Valenciana por Aragón, te invita a adentrarte en el espectacular Parque Natural de Puebla de San Miquel. Esta zona, con una media de 1400m de altitud destaca por la belleza tradicional, la flora única de sus montañas y sus rutas poco transitadas. Además, si el calor aprieta siempre podrás refrescarte en las claras aguas de los ríos Turia, Ebrón y Boigues.

Foto de: Mangolink.
Foto de: Mangolink.

 

4- Descubrir qué significa pasar las vacaciones en Benidorm
Hablar de vacaciones en Benidorm es hacerlo en mayúsculas. Ningún otro lugar de la Comunitat Valenciana está tan preparado para hacerte pasar unas vacaciones inolvidables. Hoteles para todos los gustos y presupuestos, restaurantes donde disfrutar de la mejor gastronomía valenciana, espectáculos para toda la familia y fiestas que se convierten en memorables. Y por supuesto playa, muchísimo sol y muchísima playa.

Foto de: Turismo Benidorm.
Foto de: Turismo Benidorm.

 

5- Participar en los Moros y Cristianos de Vila Joiosa
Durante la madrugada del 28 de julio, esta población de la Costa Blanca se convierte en el escenario de un espectacular combate naval. Las embarcaciones moras intentan conquistar el castillo de la ciudad disparando y nadando por el puerto mientras los cristianos intentan defender la plaza con sus trabucos. Una espléndida fiesta que ha sido declarada de interés turístico nacional.

¿Convencido?

1- Musicalizarte en el Fib de Benicàssim
En su 20 aniversario, el festival de música independiente más famoso del país, aterriza con un cartelazo que no te puedes perder: el primer concierto en territorio español de los recuperados The Libertines, el espectacular directo de Kasabian, el nostálgico Paul Weller y los catalanes Manel son solo alguno de los nombres que te harán bailar hasta el amanecer.

cartelfib

 

2- Tomarte una horchata en Alboraya
Después de un caluroso día de turismo por la ciudad de Valencia, lo mejor que puedes hacer es desplazarte unos kilómetros al norte, hasta Alboraya, para probar la horchata más famosa de la Comunitat. Sus horchaterías compiten por preparar la mejor horchata del mundo – acompañada, por supuesto, de fartons. Tu (difícil) tarea será decidir cuál es la más buena. ¿Te atreves?

horchata
Foto de: Gourmetvalencia.

 

3- Senderismo en Rincón de Ademuz
El agradable clima de esta comarca, separada de la Comunidad Valenciana por Aragón, te invita a adentrarte en el espectacular Parque Natural de Puebla de San Miquel. Esta zona, con una media de 1400m de altitud destaca por la belleza tradicional, la flora única de sus montañas y sus rutas poco transitadas. Además, si el calor aprieta siempre podrás refrescarte en las claras aguas de los ríos Turia, Ebrón y Boigues.

Foto de: Mangolink.
Foto de: Mangolink.

 

4- Descubrir qué significa pasar las vacaciones en Benidorm
Hablar de vacaciones en Benidorm es hacerlo en mayúsculas. Ningún otro lugar de la Comunitat Valenciana está tan preparado para hacerte pasar unas vacaciones inolvidables. Hoteles para todos los gustos y presupuestos, restaurantes donde disfrutar de la mejor gastronomía valenciana, espectáculos para toda la familia y fiestas que se convierten en memorables. Y por supuesto playa, muchísimo sol y muchísima playa.

Foto de: Turismo Benidorm.
Foto de: Turismo Benidorm.

 

5- Participar en los Moros y Cristianos de Vila Joiosa
Durante la madrugada del 28 de julio, esta población de la Costa Blanca se convierte en el escenario de un espectacular combate naval. Las embarcaciones moras intentan conquistar el castillo de la ciudad disparando y nadando por el puerto mientras los cristianos intentan defender la plaza con sus trabucos. Una espléndida fiesta que ha sido declarada de interés turístico nacional.

¿Convencido?