Si te apasiona la ciudad de Barcelona, seas de aquí o no, estamos seguros de que ya te la has pateado cientos de veces, conociendo a la perfección cada rincón y empapándote de su historia y de su cultura. 

Sin embargo, hay ciertas curiosidades que probablemente se te hayan escapado si no eres un asiduo de las visitas guiadas. ¡No te preocupes! Si eres de los que prefiere ir a su bola, nosotros te explicamos las anécdotas que nos parecen más curiosas.

1. Historia de la fundación inexacta

Fuente: redhistoria.com

Toda ciudad tiene su leyenda de creación. Nos la creamos o no, esta historia es importante para el patrimonio cultural del lugar, y Barcelona no cuenta solo con una… ¡Sino con dos! A los fanáticos mitológicos les interesará saber que una de las versiones explica que el responsable fue Hércules, 400 años antes del nacimiento de Roma. Para los más ateos, probablemente sea más fácil quedarse con la versión que asume que el fundador fue Álmilcar Barca, el padre de Hannibal, por el siglo III a.C. ¿Te suena de algo lo de Barcino? Ahora ya sabes porqué…

2. No siempre han existido playas

Fuente: www.beachrex.com

¿Te imaginas una Barcelona sin playas? Suena raro, ya que uno de los principales motivos de que año tras año la capital catalana se llene de turistas es por la posibilidad de darse un chapuzón en las aguas saladas y tomar el sol en la suave arena. Si bien es cierto que siempre ha contado con costa, la realidad es que las zonas arenosas están desde hace tan solo 29 años, ocupadas antes por grandes edificios industriales. Y es que a partir de las Olimpiadas de 1992, llenaron dichas zonas con arena, logrando conformar siete playas artificiales. Ahora Barcelona es considerada una de las mejores ciudades costeras del planeta, ¡quién lo iba a decir hace algunos años atrás!

3. La influencia del Tibidabo traspasa fronteras

Fuente: www.pa-community.com

Este, uno de los parques de atracciones más atractivos del mundo, no sólo destaca por tener una réplica del primer avión comercial que sobrevoló España, sino que también es conocido por inspirar a Walt Disney para la construcción de Disneyworld. ¡Imagina qué legado ha dejado! Para más inri, el Tibidabo se alza sobre las fauces de un volcán que lleva más de 7.000 años dormido. Así que puede ser que un día notes el suelo temblar y que no sea por la Montaña Rusa

4. El fracaso primigenio del Park Güell 

Fuente: getyourguide.es

Este emblemático parque colorido del famoso arquitecto español se concibió como una urbanización de lujo, pero sus ambiciosos planes nunca llegaron a ver la luz porque nadie quería adquirir casas a tan elevado precio. Así fue como con tan solo tres viviendas, el proyecto se canceló y el resto de construcciones quedaron abandonadas. Al menos una de ellas sirvió como vivienda personal de Gaudí durante prácticamente dos décadas, y actualmente se ha convertido en museo. Ah, por cierto, los bancos rocambolescos que adornan el recinto siguen las formas anatómicas humanas, mientras que las encantadoras casitas se inspiraron en el mítico cuento de hadas de los hermanos Grimm, Hansel y Gretel.

5. ¿Sant Jordi era turco?

Fuente: barcelonacheckin.com

El San Valentín barcelonés realmente rinde homenaje a un santo turco, no catalán, pero como dicho santo murió el 23 de abril, igual que los ilustres Cervantes y Shakespeare, los catalanes aprovechan para regalarse libros y rosas. La leyenda ha cobrado tanta relevancia que podemos ver más de 400 dragones esculpidos por toda la ciudad, el Palau de la Generalitat y el anterior mencionado Park Güell son tan solo algunos ejemplos. ¡Incluso son los protagonistas de los Correfocs! Y es que salvar a una princesa de las garras de un dragón no es tarea fácil, y cada año se rememora cómo la fuerza del coraje y del amor prevalece sobre la muerte.

6. El lado oscuro de Barcelona

Fuente: laramblabarcelona.com

Pero no todas las leyendas son bonitas y con final feliz, Barcelona también guarda secretos macabros de antaño… La capital catalana también contó con su Jack el destripador, pero en este caso era mujer, se llamaba Enriqueta Martí Ripollés y era conocida por secuestrar a niños para matarlos y extraerles su sangre, por lo que también la llamaban La vampira de Barcelona. También se dice que el Liceu está maldito… ¿Quieres conocer su leyenda? Resulta que después de un incendio un tanto ambiguo, apareció una pintada que decía: “Soy un buho y voy yo solo, si lo volvéis a levantar lo volveré a quemar”. Obviamente, en un primer momento la amenaza fantasma no se tomó muy en serio, pero tras posteriores reconstrucciones, el teatro ha vuelto a sufrir varios incendios, el último sucedido hace 27 años.

Estas son tan solo algunas de las curiosidades que rodean a esta enigmática y preciosa ciudad española, ¡pero hay muchas más, descúbrelas todas! Y es que lo que hace que te enamores de un lugar son precisamente los pequeños detalles, las pequeñas historias que lo hacen único, y Barcelona tiene millones, por eso brilla a través del tiempo y del espacio.

mm
Me fascina el mundo de la comunicación hecho arte. La música me hace vibrar, sobre todo la de Jack White. Soy una friki empedernida de Marvel, Ironman es mi superhéroe top. Para mi no hay mejor viaje que la vida, aunque no rechazaría un vuelo a la India...