Abrir el grifo de casa y que salga agua potable es un privilegio que por desgracia no está al alcance de todos . Y es que el acceso al agua libre de bacterias puede ser una verdadera odisea para lospaíses en vías de desarrollo. Según datos de la OMS, más de 2 millones de personas no cuentan con acceso al agua potable, y 4 millones ni siquiera tienen un sistema eficaz para potabilizar. Sin duda la búsqueda de una solución a este problema debería ser algo prioritario para el mundo. 

Afortunadamente, a la empresa danesa Vestergaard se le encendió la bombilla y se puso manos a la obra con la creación de un filtro en forma de tubo al que llamó “LifeStraw”. 

¿En qué consiste? 

Se trata ni más ni menos que de un poderoso artilugio que podría ser parte de la solución a dicha problemática. De 25 centímetros de largo y 29 milímetros de diámetro, tiene una forma de tubo que hace que el uso sea muy sencillo. 

¿Cómo funciona? 

Simplemente hay que succionar el agua a través de él y el líquido recorre una serie de filtros que eliminan bacterias y virus, además de otros contaminantes. Su peso ligero y su y tamaño reducido lo hacen muy fácil de transportar y accesible a cualquier persona. 

¿Cuánto dura? 

Cada uno de estos purificadores de agua tiene una vida útil de mil litros, lo que supone aproximadamente un año. Su precio son 20 dólares, que lo hace accesible para la mayoría de personas que viven en estas condiciones, y además esta empresa danesa ha creado también una línea de filtros caseros que ayudan a almacenar agua potable en el hogar. 

Sin duda un invento que se merece mucho más que un aplauso, y que debería servir de precedente para encender muchas más bombillas y cambiar poco a poco la realidad de muchas personas para construir un mundo más justo.

mm
Amante de la música y las letras desde que tengo uso de razón, sueño con aprender todos los idiomas del mundo antes de los 30. No hay puzzle que se me resista, y tengo siempre las maletas listas para salir a la aventura. Las dos veces que he estado en África, he querido quedarme.