Olas (y más) en el Garraf

El Garraf tiene una luz y un clima magníficos, ideales para disfrutar de unos días de playa. Y algo más. Ya sea en Sitges, en Vilanova o en Sant Pere de Ribes, en las playas extensas del Garraf podrás pasear, practicar actividades náuticas o disfrutar de los chiringuitos. Y si el mainstream te incomoda (si es que algo en el Garraf te puede incomodar), tienes cientos de pequeñas calas entre las rocas en las que puedes descubrir la tranquilidad en mayúsculas, negrita, subrayado. Déjate mecer entre el rumor de las olas, el viento y la sal. 

Sitges
Sitges.

Al atardecer, abandona el silencio y disfruta del bullicio de las calles y plazas de sus villas marineras, que se llenan de música y de conversaciones que brindan a la salud de todos con copas de malvasía. O si prefieres, zambúllete en cualquiera de las rutas, ya sea destino al Castillo de Miralpeix o a la Ermita de la Trinitat… ¡el Garraf hay que vivirlo una y mil veces!

Vinos en el Alt Penedès

Viñedos en el Penedès con vistas a Montserrat.

Se asegura que es la denominación de origen más extensa. Aunque nos hayan educado entre Riojas y Riberas, hay que dar un salto de nada y salir de ahí: he descubierto hace poco que el Alt Penedès es LA denominación de origen. La más pujante y la más amable. Ya sea en Sant Llorenç d’Hortons o en Sant Sadurní d’Anoia, por ejemplo, es fácil encontrar una bodega que organiza catas de sus caldos, de los más reconocibles a los más intrépidos, ofreciendo, además, cenas irrepetibles entre viñedos. A mí ya se me hace la boca…vino. Os dejo aquí algunas ideas de enoturismo en las comarcas de Barcelona, y aquí las de Enoturismo en el Alt Penedès, hay de todo y para todos los gustos. Si podéis, vivid una de las noches de maridajes gastronómicos bajo las estrellas. Algunas bodegas familiares colocan mesas en medio de sus cultivos y os aseguro que la experiencia es única: pronto descubres que hay más estrellas entre lo que producen esos viñedos que en todo el firmamento. Cuando uno se pone poeta, es que la cosa va en serio. 

Cultura en el Baix Llobregat

Cripta de la Colonia Güell, en Santa Coloma de Cervelló

El Baix Llobregat puede parecer el gran desconocido. Desde zonas urbanitas, como Sant Joan Despí y zonas residenciales estilo Sant Just Desvern, a un trocito del Parque Natural de Collserola parece que no tengan mucho en común. Pero todo ello viene estructurado por su columna vertebral: las joyas arquitectónicas que se pueden ver en sus calles, pedazos reales de la historia y verdaderas pruebas (y testigos) de la evolución de Barcelona y su provincia. Y aquí es donde encontramos el tesoro final: poco se habla del tesoro que regaló al Baix Llobregat  el bueno de Antonio Gaudí (que, además de arquitecto, era santo): La cripta de la Colonia Güell, en Santa Coloma de Cervelló, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Dicen que es por los vitrales con forma de piña que filtran suavemente los rayos de sol y tiñen el espacio con todos los colores del arco iris, pero yo creo que es por los secretos que esconden sus piedras. No sé deciros por qué, pero al entrar tienes la sensación de entender en un suspiro toda la historia, la cultura y la sociedad del siglo XX. 

Deporte en el Maresme

Parasailing en Santa Susanna, en el Maresme.

Si hay algo que me gusta de las vacaciones es que puedo aprovechar para hacer deporte. Lo malo es tener que decidir entre mar y montaña, salvo que estés en el Maresme, claro. En este pequeño rincón encuentro siempre muchas opciones, ya sea buscar el mar donde practicar submarinismo, vela y navegación, hacer algo de beach-padel en las playas de Caldetes, alquilar embarcaciones en Sant Pol o en Vilassar de Mar, o apuntarte a alguna de las salidas programadas en cualquiera de sus cinco puertos deportivos. ¿Cómo? ¿Qué eres más de  sendero y hacer camino al andar? Pues sin dudar, puedes ir hacia Argentona, Cabrera de Mar o Vilassar de Dalt o, mejor aún, prepararte para la ruta a pie o en bicicleta por el Parque del Montnegre-Corredor, para disfrutar de las mejores vistas al mar. 

Naturaleza en el Vallès Occidental

Parque Natural de la Serra de Collserola.

Quien más quien menos, todos necesitamos recuperar el equilibrio perdido durante el confinamiento. Para eso tenemos el Vallès Occidental. Desde Sant Cugat hasta Palau-solità i Plegamans, la Naturaleza nos recuerda que formamos parte de ella y que debemos cuidarnos mutuamente. Eso es lo que uno piensa cuando observa, en el término municipal de Sant Llorenç Savall, que el río Ripoll dibuja paisajes de gran belleza en su viaje hacia el sur. ¿Quién no se iría con él? 

Y ya que nos vamos, vámonos bien cerquita: al Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i l’Obac (¡Qué montaña más bonita!) y al Parque Natural de la Serra de Collserola. Dos espacios verdes imponentes, de gran valor ecológico y medioambiental con numerosas rutas y senderos interminables señalizados. Si antes he dicho que se hace camino al andar, hoy Machado diría del Vallès Occidental: al andar se hace camino, y al volver la vista atrás, verás la senda que volverás a pisar una y otra vez.

Cocina tradicional en el Vallès Oriental

Cocina de autor.

Y si el Vallès Occidental es sendero, el Vallès Oriental es cocina. También hay senderos (claro que sí) que unen las poblaciones del Vallès e incluso van más allá, hasta el Moianès, pero todo ello acaba siendo una excusa para crear un circuito deporte-culinario inimaginable. Yo me compré la ropa de ciclista solo para saborear las delicias de la zona ya a primera hora. Seguro que no sabíais que gran parte de este fenómeno viene de muy atrás, de un momento muy entroncado con la cultura: la burguesía modernista dejó su huella en la cocina tradicional de payés del Vallès Oriental, dando lugar a la gastronomía imaginativa, delicada y sabrosa que caracteriza esta comarca. En la plataforma Cocina VO encontrarás al apasionado colectivo de chefs que trabaja los productos artesanos de la comarca llevándolos a otro nivel. Así que, ropa limpia y Bon appétit!

En definitiva, los que somos de Barcelona muy de Barcelona, cuando lo decimos hacemos trampa, pues estamos pensando en toda la riqueza, la magia, la vida sana, el paisaje, la historia y la gastronomía que va más allá de Barcelona ciudad y se extiende por todas las comarcas de Barcelona Provincia. Porque Barcelona es mucho más. Descúbrelo todo.

mm
Cantante asmático y carismático, abogado del diablo más por oficio que por convicción. Viajero, vividor y trotamundos, voy de gira porque me toca. No soporto a la gente gris ni a los cobardes. La vida es música, música, música.