Brunch at Tiffany’s

Son 4 minutos
No se sabe exactamente en qué momento, esta palabreja inglesa entre breakfast y lunch, vino para quedarse. Y bien que se quedó para alegría de dormilones, foodies, fiesteros tardíos y vampiros diurnos. Los fines de semanas ya no solamente se beben, ahora también se comen.
brunch madrid barcelona

Esa comida, entre el desayuno y el almuerzo, admite tantas variedades como el armario de Lady Gaga. Así que no tienes excusa para no empapuzarte desde buena mañana con tus sabores preferidos. Aquí entra lo salado, lo dulce, lo cítrico, lo ahumado, lo exótico,  lo picante, la pana y la lana.

No es de extrañar el triunfo en nuestro país de este concepto, con lo que nos gusta a nosotros un buffet y un llenarnos el plato como para darle de comer a medio África. Este desayuno con ínfulas de grandeza nos tiene enamorados.

Hay que dejar claro, que el brunch no es un invento hipster,  sino de la alta sociedad británica del S.XIX. Los sirvientes, que tenían libre el domingo, dejaban preparado un gran buffet, mezclando productos del desayuno y del almuerzo. Lo salado se mezcla con lo dulce, incluso es muy popular acompañarlo con champán y cócteles como Bloody Mary o Mimosas. Vamos, que además de alimentarte para el resto del día, te aseguras una jornada “chispeante” a plena luz del sol. Desde luego, no me importaría vivir de brunch en brunch el resto de mi vida. De hecho tengo varios sitios fichados que hacen que me lo plantee seriamente.

brunch madrid barcelona

De lo clásico y lo básico

No hay nada más clásico ni básico en un brunch que un huevo benedictino. Eso es así. Si no hay huevos, sal corriendo porque te están dando pavo por ibérico.

Si estás en Madrid, tienes un montón de opciones.  A mi me encanta la mítica Taberna La Carmencita, donde se reunían Lorca, Neruda y Miguel Hernández. Además de los benedictinos ECO- que quede claro-, tienes roast beef, croissant, tostada con jamón serrano, mermeladas, zumo de naranja o de frutas y vasito de yogur. Todo con la etiqueta Eco. Clásico pero moderno. Clasiderno.

brunch madrid barcelona
© Taberna La Carmencita

Brunch y Rock&Roll

Eres del tipo fiestero tardío, que sale del garito de turno con más hambre que falete antes de sacarse sangre. Aun moviendo el cuerpo y sin ningunas ganas de pillar la posición horizontal. No te preocupes, hay un par de lugares donde ponerte las botas y seguir disfrutando de una buena selección musical.

En Madrid, en la primera planta del Hotel Hyatt Centric Gran Vía, en el restaurante Hielo y Carbón, tienes uno de los brunch & music más animados del reino. Con su música en vivo, y también su buen Dj. Que no falte un Dj residente en ningún sarao hipster. Si pincha a Rocío Jurado mezclada con techno-minimal, más moderno aun.

Brunch conservado, que no conservador

Admitamos que lo hipster, aunque lo critiquemos, mola. Y si La Conservera en Valencia, no es hipster, original, ni mola…es que yo estoy más perdida que De Gea en el Mundial.

Lo que era antiguamente una pescadería, sigue conservando lo esencial de la decoración original. Su especialidad, como no, son las conservas en todas sus variedades: sardinas, trucha ahumada, atún, caballa, jurel, anguilas, bacalao, etc.

brunch madrid barcelona
©La Conservera

Todo en uno, y encima bonito

Hay un lugar en Sevilla que tiene un olor especial. No solo es uno de los brunchs más sabrosos del reino de Dorne, sino que también funciona como atelier gastronómico, con cursos de cocina muy variados. Es Koktucocina en la calle San Luis. Tienes dos cartas para elegir: una de brunch y otra de dulces. Vamos a la primera, que es la que más nos interesa: consta de una selección de aperitivos que incluyen surtido de quesos y chacinas ibéricas. También encontrarás patés, salazones caseros, tatakis y ensaladillas, además de hasta varios tipos de bagels. Los veganos pueden estar contentos, y hacer palmas con el tofu, ya que van a encontrar muchas propuestas a su medida.

brunch madrid barcelona
©Koktucocina

El brunchero sedentario

Te encanta probar nuevos sabores, paladear cosas nuevas que te saquen de la rutina gastronómica. Eso sí, que no te hagan coger una avión, porque a ti te gusta experimentar pero sin que te saquen mucho de tu comodidad. No tienes que preocuparte, porque ya puedes viajar a varios continente sin salir de España.  

En la capital, tienes El Velázquez 17, que a pesar del nombre patrio, tiene una variedad de platitos de lo más interesantes: tequeños, deditos de queso con los que viajar a Colombia y Venezuela; Hummus casero con todo el sabor de Oriente; pez mantequilla para darnos un paseíto por Japón; pero también ofrecen un Roast Beef ibérico para recordarnos dónde estamos, por si acaso se nos vaya la olla a Camboya.

brunch madrid barcelona
© El Velázquez 17

Trópico en Barcelona también es lo máximo. Arepas con perico al estilo Caribe, crepes típicos del Magreb, bowl de berry açaí amazónica,huevos rancheros con chipotle. ¡Pura fantasía!

El brunchero viajero

Nada nada, ¿qué tontería es esa de quedarse en casa a probar cosas nuevas? Tu eres de los que piensan que cada huevo en su brunch y un brunch para cada huevo. Tu te pillas el avión y te plantas donde sea a comerte el mundo, como Julio Iglesias en sus buenos tiempos…

En Londres, destino perfecto para un fin de semana o puente, hay un lugar alejado de las hordas de turistas, que además tiene una vistas estupendas. Se trata de Pavilion en el Victoria Park. Su especialidad son las tartas, pasteles, brownies, cupcakes, y en general, todo lo que se pueda meter en un horno británico.

brunch madrid barcelona
©Pavilion

“Na cosseta” en Roma, hace honor a su maravillosa lengua, creando “il colanzo”, mezcla entre la “colazione” (desayuno) y el “pranzo” (almuerzo). Este auténtico bistrot romano ofrecen platos del propio restaurante, algunos experimentos orientales, y una carta de repostería de alto nivel. High level para entendernos.

Benny Andersson, uno de los miembros de ABBA, es dueño del Hotel Rival en Estocolmo.  El brunch que allí se ofrece, es una referencia en la capital sueca. Panes artesanos, ensaladas al gusto, cravlax, tortitas, steak tartarUna mezcla tradicional y nórdica que te hará salir mascullando “Mamma mia”.

brunch madrid barcelona
©Hotel Rival

La lista es interminable, y mi apetito insaciable, así que ahora mismo empieza mi operación jersey y la ruta del brunch. ¡Ay! si Audrey Hepburn hubiese descubierto los huevos con diamantes…