Podemos hablar de una nueva relación entre creador y consumidor. En Myspace tu puedes ser ‘amigo’ de tu ídolo, dejarle mensajes, expresarte, leer sus blogs y recibir sus boletines. Es una excelente herramienta para anunciar contenidos de manera inmediata y que lleguen a un público potencial ya interesado, que forma parte de tu red de ‘amigos’, pero también a otros amantes de la música que rastrean Myspace en busca de novedades que descubrir.

Redes sociales de musica

Saber todas las novedades de sus giras, ver sus últimas fotos y conocer y entablar relación con gente que tiene tus mismos gustos musicales, pero que a lo mejor viven en el otro lado del globo terráqueo. Además, a través de estas redes puedes llegar a conocer a nuevos artistas y formar parte de su descubrimiento. Por ejemplo, una de las redes sociales que más me ha fascinado últimamente es Slicethepie, esta web busca a nuevos artistas y lo hace a través de la financiación del público.

Los artistas se crean un perfil, cuelgan sus canciones y son votados y analizados de forma anónima por los usuarios registrados. Cada mes los 20 artistas mejor valorados reciben un dinero que ha sido generado por las donaciones de los usuarios y los fans. Con este dinero pueden grabar su primer disco y abrirse camino.

Slicethepie

Por lo que respecta al consumidor es el que se convierte en mecenas y en una pequeña pieza dentro de la industria de la música. Es muy interesante el funcionamiento de Slicethepie, porque está todo muy bien atado legalmente. El artista no pierde sus derechos de autor y el inversor o mecenas del siglo XXI podría recuperar su inversión en el caso de que el artista despegase con gran éxito y consiga un buen calendario de conciertos y vender muchos discos.

Por lo tanto, el consumidor de música llega a través de la telaraña de enlaces a la música que más se asemeja a él. Podríamos decir que la red conecta a artista y consumidor. Por lo que la relación publico y artista parece más directa y más rápida, obligando a que los intermediarios de la industria musical tengan que adaptarse a estas nuevas fórmulas.

El Arte siempre ha estado amenazado con un final, pero gracias a los nuevos avances tecnológicos, siempre se ha reinventado y ha resurgido de sus sucesivas muertes en vida.

Ya los pintores Expresionistas, a principios del siglo XX, con sus litografías y grabados que plasmaban en sus revistas y carteles, acercaron las obras pictóricas a un número mayor de público. De manera que la pintura se hacía más global, más asequible y más social. La técnica del grabado era un medio más barato para reproducir obras pictóricas. Internet es también un medio barato, asequible y muy amplio para reproducir y promocionar música.

CD de musica

La red hace crecer al artista, crea una nueva figura y le otorga un nuevo poder, además de darle unas herramientas perfectas para llegar al consumidor. Ahora el artista no sólo puede esperar una salida y una ayuda. Ahora el artista tiene miles de ayudas. Puede controlar sus ventas, a su público y a su promoción. Y a su vez el consumidor puede escoger el medio para llegar a su artista y también puede apoyar e incentivar la creación artística.

En definitiva, las ventajas son muchas para casi todos los elementos implicados en la industria musical, aunque sigue habiendo voces críticas que se resisten al cambio por cuestiones económicos y derechos adquiridos que parecían eternos… Es hora de evolucionar, ver los beneficios, adaptarse y ver el vaso medio lleno. ¿Qué opináis vosotros?

Podemos hablar de una nueva relación entre creador y consumidor. En Myspace tu puedes ser ‘amigo’ de tu ídolo, dejarle mensajes, expresarte, leer sus blogs y recibir sus boletines. Es una excelente herramienta para anunciar contenidos de manera inmediata y que lleguen a un público potencial ya interesado, que forma parte de tu red de ‘amigos’, pero también a otros amantes de la música que rastrean Myspace en busca de novedades que descubrir.

Redes sociales de musica

Saber todas las novedades de sus giras, ver sus últimas fotos y conocer y entablar relación con gente que tiene tus mismos gustos musicales, pero que a lo mejor viven en el otro lado del globo terráqueo. Además, a través de estas redes puedes llegar a conocer a nuevos artistas y formar parte de su descubrimiento. Por ejemplo, una de las redes sociales que más me ha fascinado últimamente es Slicethepie, esta web busca a nuevos artistas y lo hace a través de la financiación del público.

Los artistas se crean un perfil, cuelgan sus canciones y son votados y analizados de forma anónima por los usuarios registrados. Cada mes los 20 artistas mejor valorados reciben un dinero que ha sido generado por las donaciones de los usuarios y los fans. Con este dinero pueden grabar su primer disco y abrirse camino.

Slicethepie

Por lo que respecta al consumidor es el que se convierte en mecenas y en una pequeña pieza dentro de la industria de la música. Es muy interesante el funcionamiento de Slicethepie, porque está todo muy bien atado legalmente. El artista no pierde sus derechos de autor y el inversor o mecenas del siglo XXI podría recuperar su inversión en el caso de que el artista despegase con gran éxito y consiga un buen calendario de conciertos y vender muchos discos.

Por lo tanto, el consumidor de música llega a través de la telaraña de enlaces a la música que más se asemeja a él. Podríamos decir que la red conecta a artista y consumidor. Por lo que la relación publico y artista parece más directa y más rápida, obligando a que los intermediarios de la industria musical tengan que adaptarse a estas nuevas fórmulas.

El Arte siempre ha estado amenazado con un final, pero gracias a los nuevos avances tecnológicos, siempre se ha reinventado y ha resurgido de sus sucesivas muertes en vida.

Ya los pintores Expresionistas, a principios del siglo XX, con sus litografías y grabados que plasmaban en sus revistas y carteles, acercaron las obras pictóricas a un número mayor de público. De manera que la pintura se hacía más global, más asequible y más social. La técnica del grabado era un medio más barato para reproducir obras pictóricas. Internet es también un medio barato, asequible y muy amplio para reproducir y promocionar música.

CD de musica

La red hace crecer al artista, crea una nueva figura y le otorga un nuevo poder, además de darle unas herramientas perfectas para llegar al consumidor. Ahora el artista no sólo puede esperar una salida y una ayuda. Ahora el artista tiene miles de ayudas. Puede controlar sus ventas, a su público y a su promoción. Y a su vez el consumidor puede escoger el medio para llegar a su artista y también puede apoyar e incentivar la creación artística.

En definitiva, las ventajas son muchas para casi todos los elementos implicados en la industria musical, aunque sigue habiendo voces críticas que se resisten al cambio por cuestiones económicos y derechos adquiridos que parecían eternos… Es hora de evolucionar, ver los beneficios, adaptarse y ver el vaso medio lleno. ¿Qué opináis vosotros?