Tal vez, el hecho de estar encerrado en casa mirando por la ventana con la esperanza de que este virus se esfume pronto, te impida pensar en otras cosas. Y seguramente has olvidado que… ¡hoy es el Día Internacional de la Felicidad! Un poco extraño, quizás algo paradójico, pero sí. Hoy rendimos homenaje a un sentimiento que no debería abandonarnos nunca. La felicidad no es más que una forma de vivir y de enfocar esta vida maravillosa con ilusión y ganas de comerse el mundo ;)

Ha llegado el momento de poner en práctica lo que ya sabíamos: “la felicidad está dentro de uno mismo”. Puede que esta cuarentena nos robe unos días la libertad, pero la felicidad no tiene lugar, está en todas partes, y hoy, por caprichos del destino, está en tu casa. 

Hoy date una buena ducha, mírate al espejo y recuérdate que estás radiante. La felicidad empieza por quererse a uno mismo, para poder luego querer a los demás. ¿Necesitas motivos para arrancar este motor? Los encontrarás en las cosas pequeñas de cada día. Una buena conversación con alguien especial, (¡también vale online!), leer sin prisas, aprender algo nuevo, escuchar el sonido de la lluvia, abrir la ventana y sentir el aire fresco, montar un plan de peli con manta y palomitas, abrir el baúl de los recuerdos, darte un capricho culinario, escuchar tu canción favorita, escribir una carta de tu puño y letra a tu yo del futuro… Sea lo que sea, hazlo con ilusión. Cada momento de esta vida es un regalo. 

Benjamin Franklin decía que “La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días”. Igual hoy descubrimos que ya éramos felices y no nos habíamos dado cuenta. ¡Feliz día Internacional de la Felicidad!

mm
Amante de la música y las letras desde que tengo uso de razón, sueño con aprender todos los idiomas del mundo antes de los 30. No hay puzzle que se me resista, y tengo siempre las maletas listas para salir a la aventura. Las tres veces que he estado en África, he querido quedarme.