Al oeste de la ciudad de Mumbai, en India, yace Versoba Beach, una playa que hasta no hace mucho era prácticamente inaccesible dadas las cantidades de basura que albergaba; tanta, que algunos de sus bañistas habituales debían llevarse los dedos a la nariz cada vez que se sumergían en unas agua de calidad cuestionable. 

Sin embargo, todo cambió hasta la llegada de Afroz Shaz, un abogado y activista que un buen día de 2015 comenzó a recoger basura junto a su vecino, Harbansh Mathur, un anciano de 84 años que fallecería pocos meses después. Por suerte, lo que en un principio se planteó como un pasatiempo a fin de ir vaciando la playa se convirtió en una iniciativa que atrajo a miles de personas. Días en los que todos los locales y otras personas llegadas de diferentes lugares se unieron por un objetivo común: devolver la playa al estado de antaño. 

Durante 85 semanas, se llegaron a recopilar hasta 5 millones de kilos de basura dejando Versoba Beach totalmente irreconocible. 

La sorpresa llegó cuando una primera tortuga alcanzó la orilla y, con ella, otras muchas más, convirtiendo la playa en un lugar de anidamiento ideal para unos animales que pasan largas semanas nadando por el océano. De hecho, el propio Shah fue el encargado de ayudar a las primeras crías a iniciar su periplo de vuelta al mar. 

Una tarea que llamó la atención de la propia ONU, organización que condecoró a Shah con el premio Champion of the Earth 2016, uno de los más prestigiosos del panorama medioambiental. 

Porque en un mundo en el que cada año entre 8 a 13 millones de toneladas de plástico llegan al océano, la necesidad de nuevos cambios viene impulsada por grandes despliegues que, en la mayoría de los casos, comienzan con una acción. 

Porque ya lo dijo una vez dijo Gandhi: “Sé el cambio que quieres ver en el mundo”.

mm
Alicantino de nacimiento, amante de cualquier lugar con mínimas de 25ºC. Mi debilidad es escribir en cafés secretos, tengo curry en las venas y una palmera tatuada (tiene su miga, aunque no lo parezca). Una vez gané un premio en Japón.