¿Sabías que por tus venas corre un tesoro más valioso que cualquier piedra preciosa? Se trata de algo capaz de salvar vidas, una especie de gasolina roja que mueve tu cuerpo durante toda la vida. Y hoy, Día del Donante de Sangre, te contamos 5 beneficios que solo obtendrás si te conviertes en uno de esos héroes invisibles, que donan su sangre de manera altruista para aquellos que la necesitan más que ellos.

1. Rejuvenece tu organismo

Olvídate de cremas antiarrugas, batidos de frutas o cualquier chisme que teóricamente va a restarle años a tu carita bonita. Y es que, al donar sangre, tu cuerpo detecta que el nivel de fluido se reduce y automáticamente genera nuevas células y crea sangre limpia y fresca. ¿Impresionante, verdad?

2. Equilibra tus niveles de hierro

Si estás leyendo esto debes saber que tienes alrededor de 5 gramos de hierro en el cuerpo, y que si te decides a donar sangre, perderás un poco. Sí, pero esta pérdida se repondrá días después con los alimentos, y tu organismo regulará de forma natural el nivel de hierro. Así que no solo tendrás sangre nueva, sino que también estrenarás hierro nuevo. ¿Qué más quieres?

3. La sangre fluye mejor

Cuando donas, la sangre fluye de manera menos perjudicial para el revestimiento de los vasos sanguíneos, lo que significa que disminuyen las opciones de sufrir un bloqueo arterial. Además, tendrás menor riesgo de sufrir un ataque al corazón y accidentes cerebrovasculares. ¡Es casi como volver a nacer!

4. Revisión médica gratis

Antes de donar sangre, debes rellenar un formulario y el doctor revisa tu pulso, presión, niveles de hemoglobina y hasta comprueba si padeces enfermedades como VIH. Días después de tu donación, recibirás una carta en tu correo con toda esta información, que no solo te agradecerá tu acción, sinó que además indicará en qué estado de salud te encuentras. Eso sí, recuerda que no debes ir en ayunas, y tienes que dejar pasar 2 meses desde la última donación.

5. Vivirás más

Un estudio de la revista Health Psychology asegura que las personas que donan sangre de manera altruista, tienen un riesgo menor de morir que las que son obligadas a hacerlo, así que no solo parecerás más joven de lo que eres, sino que además te alargará la vida. ¿A qué estás esperando?

¡Ah! Y cuando tu sangre sea transferida a un paciente… te enviarán un mensaje de agradecimiento parecido a este: “Hoy tu sangre se ha enviado a un hospital para un paciente. ¡Muchas gracias!” Y la satisfacción de esa pequeña heroicidad no podrá pagarse ni con todo el dinero del mundo.

mm
Amante de la música y las letras desde que tengo uso de razón, sueño con aprender todos los idiomas del mundo antes de los 30. No hay puzzle que se me resista, y tengo siempre las maletas listas para salir a la aventura. Las dos veces que he estado en África, he querido quedarme.