1. Backwaters de Kerala (India)

Alimentado por 38 ríos, el sistema de canales que conforman parte del estado tropical de Kerala, al sur de India, abarca hasta 900 kilómetros de cauce entre palmeras y pequeños pueblos que han aprendido a vivir en un mundo flotante. Un conjunto conocido como backwaters famoso por los recorridos en antiguos barcos arroceros que descubren las maravillas encerradas en la también conocida como “Tierra de Dios”. 

2. Delta del Mekong (Vietnam)

Tras recorrer China, Birmania, Laos, Tailandia y Camboya, el río Mekong desemboca en un famoso delta ubicado al sur del país de Vietnam. Un conjunto de manglares, palmeras, mercados flotantes y pueblos de olor a coco que conforman el gran “cuenco de arroz” de la nación vietnamita

3. Camarga (Provenza, Francia)

Caballos que trotan salvajes en el agua. Toros despistados en un arrozal. La llegada de la mayor población de flamencos de Europa. Ubicada al sur de la ciudad francesa de Arlés, la Camarga se extiende entre los dos brazos del río Ródano desplegando un espectáculo natural que alcanza su máxima belleza en un sur colmado de pantanos y campos de lavanda de mar. 

4. Everglades (Florida, Estados Unidos)

Tras la reciente compra de diferentes hectáreas por parte del gobierno de Florida a fin de evitar su explotación, las Everglades siguen luchando contra un cambio climático que amenaza con hundir este paraíso de clima subtropical situado a 35 minutos de la ciudad de Miami. Desde caimanes hasta pantanos moteados de cientos de aves, este “río de hierba”, tal y como no conocían las antiguas tribus indígenas, encuentra su máximo cúlmen en las conocidas como 10.000 islas. 

5. Delta del Okavango (Botswana)

El río Okavango, el cual atraviesa el país de Botswana, es uno de los pocos que nunca llega al mar, sino que es engullido por el desierto del Kalahari. El resultado es una tierra única donde los únicos leones nadadores del mundo conviven con hipopótamos y gacelas mientras sus aguas son surcadas por canoas cuyos dueños aún cuentan viejas historias. Un oasis único redescubierto como perfecto destino romántico durante los últimos años. 

En el Día Mundial de los Humedales, proteger estas vulnerables zonas del planeta ante la presencia del cambio climático incita a tomar medidas y, como viajeros, aprender a respetar pantanos y lagunas que sustentan ecosistemas enteros. 

mm
Alicantino de nacimiento, amante de cualquier lugar con mínimas de 25ºC. Mi debilidad es escribir en cafés secretos, tengo curry en las venas y una palmera tatuada (tiene su miga, aunque no lo parezca). Una vez gané un premio en Japón.