Cuanto más aprieta el calor, más son las ganas de estar en remojo, así que ¿por qué no darle la bienvenida a agosto, mientras te deslizas por las atracciones acuáticas más originales de España? Y es que los parques acuáticos son mucho más que piscinas y toboganes. Prepara un bañador y una toalla y acompáñanos en este recorrido perfecto para combatir el calorcito. 

1. Illa Fantasía, Barcelona

Si lo que buscas es perderte en una isla, no podemos recomendarte una mejor que Illa Fantasía. Sus 75.000 m² de parque están hechos exclusivamente para tu diversión, con 22 atracciones acuáticas, 3 macro piscinas, un parque infantil y varias zonas de recreo. Además, este año estrena dos grandes atracciones: Xtreme Fall con caída y un looping inverso único en toda Europa, y Spinner, un tobogán de más de 120 metros de tubo cubierto, solo para los más atrevidos. ¿Serás capaz de resistirte?

  • Dónde: Finca Mas Brassó, s/n (Vilassar de Dalt – Barcelona)

2. Siam Park, Tenerife

Considerado por Tripadvisor como el mejor parque acuático del mundo, por sexto año consecutivo, Siam Park tiene todo lo que necesitas para sumergirte en un mar de diversión. Siente el subidón de adrenalina mientras surfeas por las olas artificiales más grandes del mundo, o mientras desciendes por una pendiente vertical de casi 28 metros. Pero si lo que buscas es también un poco de relax, déjate llevar por un río serpenteante o toma el sol en la playa de arena blanca. ¡Ah! Y no te vayas sin haber probado antes la nueva atracción “Kinnaree”, con más de 25 metros de altura, que pondrá a prueba tu miedo a las alturas ;) 

  • Dónde: Avenida Siam Park, s/n, 38660 Costa Adeje (Tenerife)

3. AquaVera Parque Acuático, Almería

El sur tiene un color especial, y en esta época también un “calor” bastante especial… así que si te encuentras por esos lares, acabas de encontrar la solución a las altas temperaturas. Hazte con un par de chanclas y una toalla, y ve a visitar el parque acuático AquaVera, te aseguro que te sorprenderá. ¿Nuestras atracciones recomendadas? No te pierdas “Tsunami”, la atracción estrella, una caída y subida de 13 metros de altura que te dejará sin aliento, y el espectacular “Zig Zag”, un conjunto de toboganes que te harán girar a gran velocidad mientras te acercas poco a poco al agua. Además, el Aquódromo es el lugar perfecto para poner a prueba  la velocidad de tus amigos, con carreras acuáticas de lo más reñidas. ¿Quién ganará? 

  • Dónde: Ctra. Garrucha – Villaricos, s/n (Vera – Almería)

4. Aqualandia, Alicante

¿Buscas dejarte llevar por la adrenalina acompañado de tus amigos? En Aqualandia te encontrarás cara a cara con “Cyclón”, la atracción más grande del mundo en cuanto a recorrido, perfecta para compartir con tu familia o amigos. Tiene ni más ni menos que 36 metros de altura y un recorrido de más de 200 metros, en los que te encontrarás con todo tipo de caídas, curvas y descensos. Y al final… prepárate para ser tragado por un embudo gigante que te hará caer a gran velocidad… ¡con la sensación de estar volando!

  • Dónde: calle de la Sierra Helada, Rincón de Loix Benidorm (Benidorm – Alicante)

5. Water World, Girona

Gerona esconde un secreto. Un mundo aparte, conocido como “Water world”, en el que desconectar de la rutina y lanzarse a la aventura del agua sin límites. Empieza sumergiéndote en la piscina de olas y luego dirígete a la montaña rusa acuática más grande de Europa, conocida  como “Water mountain”, con 250 metros de subidas, bajadas y giros en la oscuridad. ¡Ah! Y si te gustan las emociones fuertes, no te pierdas “Storm” dos enormes embudos en los que serás succionado a gran velocidad por un remolino de agua. ¿A qué esperas?

  • Dónde: Ctra. Vidreres, km 1, 2 (Lloret de Mar – Girona)

La emoción y la adrenalina están llamando a tu puerta en forma de grandes olas y caídas de varios metros. ¿Vas a rechazar su tentadora invitación?

mm
Amante de la música y las letras desde que tengo uso de razón, sueño con aprender todos los idiomas del mundo antes de los 30. No hay puzzle que se me resista, y tengo siempre las maletas listas para salir a la aventura. Las dos veces que he estado en África, he querido quedarme.