No hay nada que la fuerza del amor desinteresado no pueda alcanzar. Y es que el ser humano cuenta con el órgano de atracción más potente de todos: el corazón. Con él se puede llegar a cualquier parte, sobretodo a todos esos lugares en los que el afecto y la compasión todavía no son el pan de cada día.

Corazones con patas es la manera perfecta de plasmar gráficamente la magia de esta ley universal. ¿Y a quién podría pertenecer este logo si no es a la asociación Mamás en acción? A fin de cuentas, no existe un amor de mayor alcance que el de una madre…Y no todos tienen la fortuna de tener una en sus vidas. Eso sí, ojalá no hiciera falta la existiera esta asociación… ¡pero menos mal que existe!

Fuente: mamasenaccion.es

Tan solo en España, alrededor de 47.000 niños huérfanos en tutela del Estado carecen del amor al que cualquier ser humano debería tener derecho. Pero el escenario se torna todavía más desolador (si cabe) si pensamos en aquellos niños que deben enfrentarse a algún tipo de tratamiento médico. Lo hacen emocionalmente solos.

Pero bueno, no nos pongamos tan trágicos, porque llega Mamás en acción para velar por el respaldo afectivo de los infantes, y además brinda una oportunidad de oro para todas aquellas personas que esconden a una madre (o a un padre) en su interior. Todo comenzó en 2012 en Facebook con un grupo de diez amigas, madres de corazón, decididas a regalar tiempo y afecto a todas esas vidas inocentes y desamparadas. Poco a poco se han ido sumando más corazones con patas hasta el día de hoy, que a la merced de distintas organizaciones, acompañan a los pequeños desprotegidos y les proporcionan todo lo que puedan necesitar.

Fuente: mamasenaccion.es

Si existen mil problemas, ellos tienen mil y una soluciones. A veces se ponen en la piel de enfermeras (sin uniforme) que atienden a niños en hospitales y los acompañan en sus tratamientos. Otras se convierten en guardaespaldas mimadores que los llevan a las guarderías. A menudo se transforman en heroínas espantadoras de monstruos para dar apoyo a los que sufren malos tratos. También actúan como Santa Claus (sin renos) recaudando regalos en las aulas de los colegios. Hasta se convierten en payasos (sin nariz… y un poco más adorables que Pennywise) para organizar cumpleaños y enseñarles a pedir deseos al soplar las velas.

En Mamás en acción podrás ser lo que quieras mientras eres testigo de la sonrisa de un niño al experimentar por primera vez el sentirse querido.  Y no es que pretendan convertirse en la madre de nadie, pero al final es inevitable que los niños sientan su calor como si lo fueran. A fin de cuentas, no es madre la que ha engendrado, sino la que ha criado, protegido y amado.

mm
Me fascina el mundo de la comunicación hecho arte. La música me hace vibrar, sobre todo la de Jack White. Soy una friki empedernida de Marvel, Ironman es mi superhéroe top. Para mi no hay mejor viaje que la vida, aunque no rechazaría un vuelo a la India...