1. Misa en Plaza Mayor

La patrona de Madrid inicia una serie de eventos religiosos el día 9 que comienza con la misa que se celebra a las 11 de la mañana en la Plaza Mayor, seguido de una procesión hacia la catedral de La Almudena. Además, a las 6 de la tarde tiene lugar una ofrenda floral en la que todas las mujeres llamadas Almudena están invitadas a participar como parte de la tradición. ¡Ah! Y no olvides pedir tu porción de Corona de La Almudena, un postre típico de este día que consiste en una deliciosa rosca rellena de nata o trufa. 

2. Comer un cocido

En un día en el que hacer más “madriladas” que nunca, comer un cocido se convierte en la mejor opción, especialmente aprovechando que ya hace fresquito. Acude a tu bar favorito y come cuantos vuelcos puedas, o bien déjate guiar por el paladar de los Houdinis: desde el cocido del Malacatín, uno de los locales más tradicionales; al cocido vanguardista de La Cocina de Frente, en la calle Ibiza, Madrid está lleno de opciones.

3. Sigue el rastro de Las Meninas

Considerada como la galería al aire libre más grande del mundo, Meninas Madrid Gallery regresa, como cada otoño, para llenar de arte las calles de Madrid. Una excusa única para iniciar una ruta que comienza en Marqués de Vadillo y termina en Tetuán, colmando el centro de esculturas con cientos de historias que que contar. La mejor forma de redescubrir a las protagonistas de la obra de Velázquez que, según los más irónicos (o quizás avispados), fueron las precursoras del selfie. 

4. Mercado de Motores

Cada segundo sábado del mes se celebra el famoso Mercado de Motores en el Museo del Ferrocarril. Una oportunidad única para descubrir lo que nos tienen preparados más de 200 artistas y diseñadores que ofrecen desde bailes y arte, hasta comida, entretenimiento y todo tipo de ganchos para los amantes de las compras. El de este mes se celebra tanto el 9 como el 10 de noviembre. 

A pesar de caer en sábado este año, el Día de La Almudena no solo se convierte en una ocasión única para explorar las leyendas y tradiciones de la capital. Sino también en la perfecta excusa para disfrutar de todos esos planes que hacen de Madrid una ciudad única. 

mm
Alicantino de nacimiento, amante de cualquier lugar con mínimas de 25ºC. Mi debilidad es escribir en cafés secretos, tengo curry en las venas y una palmera tatuada (tiene su miga, aunque no lo parezca). Una vez gané un premio en Japón.