Ya decía mi padre que los teléfonos de ahora, los smart phones, sirven para todo menos para llamar. Desde hace un tiempo, lo de hacer un Bizum hasta para pagar el café del desayuno es el pan nuestro de cada día, por muy viejuno, old school o from the past que seas. Los de finales de los 70, que no somos ni Boomers y Millennials, estamos ahí, huérfanos de generación, como el eslabón perdido. Nos tocó sufrir el nacimiento y muerte del CD, el grunge y la música máquina… Sin duda somos los grandes damnificados de la evolución y no podemos vivir ni de la solera del vinilo ni del descaro de TikTok. Si te pasa algo parecido, tranquilo: ya hay un grupo al que pertenecer independientemente de cuándo hayas nacido: ¡Voy a ser Bizumer! 

Para mí lo revolucionario del Bizum es que además de “Enviar” hay un botón de “Solicitar”, así, cuando alguien te debe pasta no tienes que plantarte en su casa y reclamar a gritos desde la portería lo que es tuyo, lo que sin duda ha supuesto una mejora sustancial para los porteros de finca, que se ahorran las escenitas entre morosos y cobradores de chándal.

Money

El caso es que nos hemos vuelto adictos a esta app porque es perfecta para pagar a medias y para acabar con los regalos de cumpleaños en los que “participan” 10 y acaban pagando 3. Seguramente los únicos que han salido perdiendo con el invento son los gorrones que vivían de las deudas olvidadas, los cambios ajenos y el “no llevo suelto” de toda la vida. Pero, todos los demás, estamos irrevocablemente entregados a este inventazo de la banca.

Lo que igual no sabes (no todos podéis ser tan modernos como yo) es que Bizum es ahora también medio de pago en tiendas online, y es igual de útil y segura que los pagos entre amigos. Te lo explico en plan pregunta-respuesta que para algo soy de la época de Barrio Sésamo:

¿Cómo se realizan los pagos online con Bizum?

Con Bizum podrás comprar entradas de teatro, abonar tus facturas mensuales, comprar unos billetes de avión, o hasta pagar unos calcetines. Puedes consultar en la web todas las empresas que aceptan pago con Bizum. Y hasta el 21 de diciembre, si pagas cualquier compra en Atrápalo con Bizum puedes llevarte 500€ de regalo… ahí lo dejo.

¿Cómo funciona la clave Bizum?

Esto es importante: para garantizar la seguridad de los pagos, Bizum cuenta con un sistema de identificación personal. Se trata de una clave de cuatro dígitos que viene a ser como el PIN de una tarjeta de crédito. Solo tendrás que activarla una vez y tienes dos vías para hacerlo:

  1. A través de la app de tu banco. 
  2. En la web de Bizum. Ahí donde dice, sin opción a pérdida: “¡Obtén tu clave!”. 

Eso sí, si cambias de banco, deberás crear una clave nueva. Pero digo yo que no cambiáis de banco tan alegremente. Yo me casé de por vida con mi mujer, con el banco y con la hipoteca de la casa que tenemos a medias. El banco y yo, digo. 

@Robin Worrall on Unsplash

¿Cómo realizar las compras con Bizum?

  1. Selecciona pago con Bizum en las opciones de la tienda online.
  2. Añade tu número de teléfono y tu clave Bizum.
  3. Después recibirás una clave que genera tu banco para validar la operación. 

 

Los pagos online con Bizum son totalmente seguros, inmediatos y lo mejor: gratis. No hay ningún coste por utilizarlo. 

¿Qué ventajas tiene comprar online con Bizum?

La principal es que es muy cómodo: en tres pasos puedes pagar tus compras sin necesidad de llevar tu tarjeta de crédito, solo con el móvil. 

Otra de las virtudes es que es lo más rápido: el pago llega al momento, eso lo has vivido ya con los pagos entre amigos, por lo que si compras online sabes que el proceso de envío de tu pedido, que se activa tras recibir el pago, comenzará al instante.

Y la última y no menos importante es que es totalmente seguro: si pagas con Bizum no tienes que introducir tus datos bancarios en ninguna web. Es más, tienes una doble verificación de seguridad: tu clave Bizum y la de tu banco.

Pago con Bizum

Creo que no me dejo nada, si no ya empezaría a explicarte lo de cerca y lejos. Y aunque me gustan las cosas claras y el chocolate espeso, no quiero pasarme explicando obviedades. Si aún así eres tan ingrato que no has prestado ninguna atención a mi masterclass de Bizumer o eres más duro de mollera que Epi y te ha quedado alguna duda, siempre puedes visitar su sección de preguntas frecuentes. 

mm
Cantante asmático y carismático, abogado del diablo más por oficio que por convicción. Viajero, vividor y trotamundos, voy de gira porque me toca. No soporto a la gente gris ni a los cobardes. La vida es música, música, música.