Cuando cada día es “el Día Mundial de algo” parece que la cosa pierde sentido y es una tontería más para tenernos distraídos. A veces estoy tentada de despreciarlo. Pero no. Ya he entendido por qué son importantes.

Celebrar un Día Mundial es como celebrar tu cumpleaños. ¿A que tiene sentido y no te lo saltarías por nada del mundo? ¿Incluso aunque cada día sea el cumpleaños de alguien? Porque es una forma de acordarnos, felicitar y darle importancia durante 24 horas a alguien a quien queremos y que merece un reconocimiento especial. En el caso de los océanos son nada menos que los pulmones del planeta, los que generan la mayoría del oxígeno que respiramos, además de la belleza, riqueza y alimentación que proveen a la biosfera marina, así que como para no tenerles cariño…

Lo dice la ONU

Día Mundial de los Océanos
Fondo marino por @marekokon

El Día Mundial de los Océanos es el 8 de junio porque en esa fecha, en 2017, se celebró la primera Conferencia de las Naciones unidas dedicada a los Océanos. Desde entonces hemos ido tomando conciencia de las consecuencias de nuestras acciones para los océanos y poco a poco se intenta poner en marcha un movimiento mundial de cambio de hábitos, necesario para darle la vuelta a la situación. Este año la conferencia para celebrar el Día Mundial de los Océanos reunirá a expertos de todo el mundo para promover, además, la igualdad de género en los proyectos relacionados con la preservación de los océanos.

Plástico no, gracias

Día Mundial de los Océanos

Este año la campaña mundial “Play It Out” quiere acabar con la contaminación por plásticos. Llevamos décadas haciendo uso abusivo de plásticos de un solo uso y ahora estamos ante una catástrofe ambiental de dimensiones épicas. Parece que el hombre sigue tropezando dos veces con la misma piedra (o el mismo plástico) así que habrá que tomar medidas para levantarnos.

Cada año volcamos 13 millones de toneladas de plástico al océano, haciendo que cada año desaparezcan 100.000 especies marinas. ¡Cien mil! Lo tengo que repetir porque es muy fuerte. Por no hablar de los microplásticos que acaban consumiendo los peces y pasan a la cadena alimentaria mundial. Lo del ciclo de la vida nos va a explotar en el estómago y aún nos preguntaremos por qué.

Tortuga marina. Foto de @zmachacek
Tortuga marina @zmachacek

Así que sí, visto lo visto, tiene sentido celebrar el Día Mundial de los Océanos, acordarnos de ellos, hacerles un regalo y dejar de consumir plásticos para que podamos seguir celebrando cumpleaños. Ellos, y nosotros.

#SalvarnuestroOcéano

#DíaMundialdelosOcéanos

mm
Bailo, pinto, escribo, hablo (mucho) y me río de todo lo que no es importante. A una isla desierta me llevaría chocolate y vino, pero me lo acabaría y en seguida tendría ganas de volver.