Aprovechemos que estamos en octubre para hacer repaso. Y es que este mes se juntan Halloween, la “Zombie Walk” del Festival de Sitges y el estreno de la octava temporada de “The Walking Dead”. ¿Nos están intentando decir algo?  

Lo que “The Walking Dead” nos ha enseñado

Hay series de entretenimiento y series divulgativas, que se tienen que mirar con las notas del iPhone abiertas para tomar apuntes como “Érase una vez la vida”, “Érase una vez el hombre” y “The Walking Dead“. Son años, temporadas, de personas con el cerebro atrofiado (algunos de ellos zombis) que me han servido para reflexionar y sacar algunas conclusiones:

  1. Apuntar siempre a la cabeza de los zombis. Rematarlos por si acaso.
  2. Vestir varias capas de ropa, porque muerden. Eso sí, no pasarse con el peso para poder salir corriendo.
  3. Tener una radio a pilas. Aunque venga el apocalipsis, seguro que Jordi Basté de la emisora Rac1 estará haciendo un especial en directo.
  4. Tener varias mochilas de emergencia distribuidas en lugares clave (en casa, el coche…) con agua, cerillas, navaja, botiquín, linterna y conservas. Yo me he pillado algunas de las del Morro Fi. Que las cosas pinten feas no significa que no pueda comer unos buenos berberechos.
  5. Elaborar una ruta de escape.
  6. Tener un refugio listo y recordar donde tienes guardadas las llaves.
  7. Estar preparado físicamente para correr. Los runners son los supervivientes del futuro.

Pero por encima de todo, si una lección nos ha dado “The Walking Dead”, es que hay algo más peligroso que los zombis: los humanos.

El entrenamiento

Que no nos pillen por sorpresa. Que, cuando se nos acerque un zombi, no lo confundamos con un chico que regresa de un fin de semana en el Sónar. Hay que saber distinguirlos y actuar. Por eso hay que entrenar.

El 7 de octubre, en el marco del festival de cine fantástico y de terror que se celebra en Sitges, tendrá lugar la Zombie Walk. La calles de la población se llenarán de muertos vivientes que, después de darse una vuelta, terminarán en una fiesta roja (nada que ver con “Game of Thrones”) en el Cau Ferrat. Este año, el pistoletazo de salida lo dará uno que domina bastante del tema: Guillermo del Toro.

Por si consideras que hay cosas más importantes a hacer el 7 de octubre (ya me dirás qué), puedes mirar cuándo será la próxima “Survival Zombie” o, si estás en Madrid, probar con la realidad virtual de la “Zombie Survival“. Se ve que cuando llegue el apocalipsis de los sesos chupados no estaremos para ser originales poniendo títulos.

Y el Gobierno, ¿qué?

Eso depende de donde vivas. En octubre, ¡ajá!, octubre, de hace tres años, las autoridades del estado de Kansas, en Estados Unidos, repartieron botiquines de emergencia e instrucciones para que los habitantes estuvieran preparados para un posible ataque zombi. De paso, todo esto ya les servía en caso de tornados, fuertes tormentas, incendios y cualquier otro de los desastres naturales que suelen afectar la tierra de Dorothy de “El Mago de Oz”.

Créditos: CC0 License

En caso de vivir en España, es importante que sepas que no hay, según fuentes del gobierno, ningún protocolo establecido para hacer frente a una situación de esta magnitud. Esta fue la respuesta que le dieron al senador de Compromís Carles Mulet cuando lo preguntó oficialmente en abril de este año.

Y mientras tanto…

Pues a mirar películas. Con la excusa de documentarse, nos podemos poner las botas viendo cine. Pelis de zombis hay a montones. El maestro del género es George A. Romero. Para divertirse un rato, está “Zombieland” con Emma Stone y Bill Murray. En la noruega “Dead Snow” los zombis son nazis y en “Homecoming” de Joe Dante de la serie “Masters of Horror”, los soldados muertos en Irak regresan a Estados Unidos como zombis para reclamar el sufragio universal y su derecho a voto para poder echar a George W. Bush de la Casa Blanca.   

“Homecoming” de la serie “Masters of Horror”

Ojalá no tengamos que lidiar con algo tan engorroso como un ataque zombie, pero más vale estar prevenidos. Y recordad que la primera señal será el día en que Mr. Wonderful, en lugar de “Eres la pera”, escriba “Vaya par de peras” en una taza.

Aprovechemos que estamos en octubre para hacer repaso. Y es que este mes se juntan Halloween, la “Zombie Walk” del Festival de Sitges y el estreno de la octava temporada de “The Walking Dead”. ¿Nos están intentando decir algo?  

Lo que “The Walking Dead” nos ha enseñado

Hay series de entretenimiento y series divulgativas, que se tienen que mirar con las notas del iPhone abiertas para tomar apuntes como “Érase una vez la vida”, “Érase una vez el hombre” y “The Walking Dead“. Son años, temporadas, de personas con el cerebro atrofiado (algunos de ellos zombis) que me han servido para reflexionar y sacar algunas conclusiones:

  1. Apuntar siempre a la cabeza de los zombis. Rematarlos por si acaso.
  2. Vestir varias capas de ropa, porque muerden. Eso sí, no pasarse con el peso para poder salir corriendo.
  3. Tener una radio a pilas. Aunque venga el apocalipsis, seguro que Jordi Basté de la emisora Rac1 estará haciendo un especial en directo.
  4. Tener varias mochilas de emergencia distribuidas en lugares clave (en casa, el coche…) con agua, cerillas, navaja, botiquín, linterna y conservas. Yo me he pillado algunas de las del Morro Fi. Que las cosas pinten feas no significa que no pueda comer unos buenos berberechos.
  5. Elaborar una ruta de escape.
  6. Tener un refugio listo y recordar donde tienes guardadas las llaves.
  7. Estar preparado físicamente para correr. Los runners son los supervivientes del futuro.

Pero por encima de todo, si una lección nos ha dado “The Walking Dead”, es que hay algo más peligroso que los zombis: los humanos.

El entrenamiento

Que no nos pillen por sorpresa. Que, cuando se nos acerque un zombi, no lo confundamos con un chico que regresa de un fin de semana en el Sónar. Hay que saber distinguirlos y actuar. Por eso hay que entrenar.

El 7 de octubre, en el marco del festival de cine fantástico y de terror que se celebra en Sitges, tendrá lugar la Zombie Walk. La calles de la población se llenarán de muertos vivientes que, después de darse una vuelta, terminarán en una fiesta roja (nada que ver con “Game of Thrones”) en el Cau Ferrat. Este año, el pistoletazo de salida lo dará uno que domina bastante del tema: Guillermo del Toro.

Por si consideras que hay cosas más importantes a hacer el 7 de octubre (ya me dirás qué), puedes mirar cuándo será la próxima “Survival Zombie” o, si estás en Madrid, probar con la realidad virtual de la “Zombie Survival“. Se ve que cuando llegue el apocalipsis de los sesos chupados no estaremos para ser originales poniendo títulos.

Y el Gobierno, ¿qué?

Eso depende de donde vivas. En octubre, ¡ajá!, octubre, de hace tres años, las autoridades del estado de Kansas, en Estados Unidos, repartieron botiquines de emergencia e instrucciones para que los habitantes estuvieran preparados para un posible ataque zombi. De paso, todo esto ya les servía en caso de tornados, fuertes tormentas, incendios y cualquier otro de los desastres naturales que suelen afectar la tierra de Dorothy de “El Mago de Oz”.

Créditos: CC0 License

En caso de vivir en España, es importante que sepas que no hay, según fuentes del gobierno, ningún protocolo establecido para hacer frente a una situación de esta magnitud. Esta fue la respuesta que le dieron al senador de Compromís Carles Mulet cuando lo preguntó oficialmente en abril de este año.

Y mientras tanto…

Pues a mirar películas. Con la excusa de documentarse, nos podemos poner las botas viendo cine. Pelis de zombis hay a montones. El maestro del género es George A. Romero. Para divertirse un rato, está “Zombieland” con Emma Stone y Bill Murray. En la noruega “Dead Snow” los zombis son nazis y en “Homecoming” de Joe Dante de la serie “Masters of Horror”, los soldados muertos en Irak regresan a Estados Unidos como zombis para reclamar el sufragio universal y su derecho a voto para poder echar a George W. Bush de la Casa Blanca.   

“Homecoming” de la serie “Masters of Horror”

Ojalá no tengamos que lidiar con algo tan engorroso como un ataque zombie, pero más vale estar prevenidos. Y recordad que la primera señal será el día en que Mr. Wonderful, en lugar de “Eres la pera”, escriba “Vaya par de peras” en una taza.

mm
Solo llego puntal cuando voy al cine, no sé resistirme a un mal plan y soy tan inútil orientándome que me perdería en mi propio museo. Espero que algún día declaren las patatas chips pilar de la dieta mediterránea. Me acompaña un ratón vaquero de nombre Cowmouse.