Como seguro que no quieres que descubran que te has convertido en el Tamagotchi feo que tenía la pantalla llena de cacas, te recomiendo que no les lleves a tu casa y pongas como excusa invitarles a uno de estos restaurantes en los que quedarás como un rey y ellos no tendrán que fingir que les gusta el pescado crudo. Porque en este listado de locales se cocinan platos de toda la vida.

La Bola. Calle Bola, 5

Si el eslogan del Tony Roma’s es Famous for Ribs!, el de La Bola debería ser Famous for cocidito madrileño!. En pleno centro de Madrid podrás encontrar este mítico restaurante, popular por servir el mejor cocido madrileño around the world, bebeeeés.

Dato curioso con el que conquistar a tus padres: A finales del S XIX,  este restaurante servía tres tipos de cocido al día. El primero,  el más modesto, se servía a obreros a mediodía. El del almuerzo, que contenía gallina, era para las clases medias. Y el de la tarde, con toda la carnaza, se servía a la gente pudiente.

La Bola
Autor: @vincent3d – Instagram.

Taberna La Copla. Calle Jesús del Valle, 1

¿Qué busca toda la gente de fuera cuando viene a Madrid? Ir a bares castizos con cañas bien echadas.  La Copla es, como su nombre indica, un templo dedicado a las figuras más grandes de este género en España. El restaurante  está empapelado de fotografías de las más grandes: Rocío Jurado, la Pantoja, Lola Flores y Conchita Piquer.

En él pidiéndote una caña a precio de antaño, disfrutarás de las raciones de siempre cocinadas como nunca: tortilla de patatas, albóndigas, bravas, cecina.

Dato curioso con el que conquistar a tus padres: una escena de “Magical Girl” (una de las sorpresas cinematográficas del año pasado) fue ambientada en este local.

Taberna de la Copla
Autor: @tabernadelacopla – Instagram.

Ex Libris. Calle Infantas, 29

Si quieres hacer un plan de “ni pa ti ni pa mi” el sitio ideal es Ex Libris. Cocina tradicional con un toque de modernidad. Ofrecen distintos menús (del día, ejecutivo, degustación) y platos que serán de tu gusto y del de tus padres: Confit de pato, merluza con miel y mostaza, setas en tempura, milhojas de pulpo a la gallega.

Dato curioso con el que conquistar a tus padres: el Ex Libris está situado en la Calle Infantas, conocida por la multitud de vecinos ilustres que la han habitado durante épocas: desde Esquilache a Paloma Chamorro, pasando por Manuel Godoy o Elías Querejeta.

Ex Libris
Imagen: web Ex Libris.

Casa Julio. Calle de la Madera, 37

Todos los restaurantes que empiezan por Casa son susceptibles de gustarle a tus padres. Este, eso sí, quizá ponga un poco celosa a tu madre. Las croquetas de Casa Julio no son como cualquier croqueta que hayas podido probar en casa. Lo siento por tu madre.

Nada más entrar podrás comprobar como la dueña, sentada en una mesa, prepara croquetas de queso azul, boletus, setas o chistorra.  No son las más baratas del mundo, pero créeme cuando te digo que Hermés es a los bolsos lo que Casa Julio a la cocina empanada.

Dato curioso con el que conquistar a tus padres: las croquetas de Casa Julio son también conocidas como “Croquetas Bono” ya que el líder de U2 es fan y parroquiano de este local.

Casa Julio
Autor: @miscosasyotrascosas – Instagram.

La Caleta.  Calle Tres Peces, 21 y Calle Santa Isabel, 38

Ya, ya. Vaya, vaya. Aquí no hay playa.  Lo que tus padres seguramente no sepan es que en Madrid hay dos pequeñas playas gaditanas con sus chiringos de pescaíto frito.  Estas dos playas las podrás encontrar al entrar por la puerta de cualquiera de los dos locales con que cuenta La Caleta.

El  bienmesabe, cazón en adobo servido en cucuruchos de papel, está para echar la lagrimita.  Si no la has echado antes con los chistes “caí style” de los camareros.

Dato curioso con el que conquistar a tus padres: Metrópoli premió a La Caleta como el mejor bar de tapas de Madrid en 2010 ¡Ele!.

La Caleta
Autor: @enuevosartal – Instagram.
(Imagen de portada de @Michael.)

Como seguro que no quieres que descubran que te has convertido en el Tamagotchi feo que tenía la pantalla llena de cacas, te recomiendo que no les lleves a tu casa y pongas como excusa invitarles a uno de estos restaurantes en los que quedarás como un rey y ellos no tendrán que fingir que les gusta el pescado crudo. Porque en este listado de locales se cocinan platos de toda la vida.

La Bola. Calle Bola, 5

Si el eslogan del Tony Roma’s es Famous for Ribs!, el de La Bola debería ser Famous for cocidito madrileño!. En pleno centro de Madrid podrás encontrar este mítico restaurante, popular por servir el mejor cocido madrileño around the world, bebeeeés.

Dato curioso con el que conquistar a tus padres: A finales del S XIX,  este restaurante servía tres tipos de cocido al día. El primero,  el más modesto, se servía a obreros a mediodía. El del almuerzo, que contenía gallina, era para las clases medias. Y el de la tarde, con toda la carnaza, se servía a la gente pudiente.

La Bola
Autor: @vincent3d – Instagram.

Taberna La Copla. Calle Jesús del Valle, 1

¿Qué busca toda la gente de fuera cuando viene a Madrid? Ir a bares castizos con cañas bien echadas.  La Copla es, como su nombre indica, un templo dedicado a las figuras más grandes de este género en España. El restaurante  está empapelado de fotografías de las más grandes: Rocío Jurado, la Pantoja, Lola Flores y Conchita Piquer.

En él pidiéndote una caña a precio de antaño, disfrutarás de las raciones de siempre cocinadas como nunca: tortilla de patatas, albóndigas, bravas, cecina.

Dato curioso con el que conquistar a tus padres: una escena de “Magical Girl” (una de las sorpresas cinematográficas del año pasado) fue ambientada en este local.

Taberna de la Copla
Autor: @tabernadelacopla – Instagram.

Ex Libris. Calle Infantas, 29

Si quieres hacer un plan de “ni pa ti ni pa mi” el sitio ideal es Ex Libris. Cocina tradicional con un toque de modernidad. Ofrecen distintos menús (del día, ejecutivo, degustación) y platos que serán de tu gusto y del de tus padres: Confit de pato, merluza con miel y mostaza, setas en tempura, milhojas de pulpo a la gallega.

Dato curioso con el que conquistar a tus padres: el Ex Libris está situado en la Calle Infantas, conocida por la multitud de vecinos ilustres que la han habitado durante épocas: desde Esquilache a Paloma Chamorro, pasando por Manuel Godoy o Elías Querejeta.

Ex Libris
Imagen: web Ex Libris.

Casa Julio. Calle de la Madera, 37

Todos los restaurantes que empiezan por Casa son susceptibles de gustarle a tus padres. Este, eso sí, quizá ponga un poco celosa a tu madre. Las croquetas de Casa Julio no son como cualquier croqueta que hayas podido probar en casa. Lo siento por tu madre.

Nada más entrar podrás comprobar como la dueña, sentada en una mesa, prepara croquetas de queso azul, boletus, setas o chistorra.  No son las más baratas del mundo, pero créeme cuando te digo que Hermés es a los bolsos lo que Casa Julio a la cocina empanada.

Dato curioso con el que conquistar a tus padres: las croquetas de Casa Julio son también conocidas como “Croquetas Bono” ya que el líder de U2 es fan y parroquiano de este local.

Casa Julio
Autor: @miscosasyotrascosas – Instagram.

La Caleta.  Calle Tres Peces, 21 y Calle Santa Isabel, 38

Ya, ya. Vaya, vaya. Aquí no hay playa.  Lo que tus padres seguramente no sepan es que en Madrid hay dos pequeñas playas gaditanas con sus chiringos de pescaíto frito.  Estas dos playas las podrás encontrar al entrar por la puerta de cualquiera de los dos locales con que cuenta La Caleta.

El  bienmesabe, cazón en adobo servido en cucuruchos de papel, está para echar la lagrimita.  Si no la has echado antes con los chistes “caí style” de los camareros.

Dato curioso con el que conquistar a tus padres: Metrópoli premió a La Caleta como el mejor bar de tapas de Madrid en 2010 ¡Ele!.

La Caleta
Autor: @enuevosartal – Instagram.
(Imagen de portada de @Michael.)
Jesús Fragoso
Experto en encontrar vídeos de Youtube con máster en Tumblr. Me podrás encontrar en los bares hablando con la boca llena y en la comisaría renovándome (otra vez) el DNI.