Viajar es siempre un propósito que se cuela en toda lista de deseos, o en la mayoría de sueños que se escurren entre las velas de un pastel. Conocer mundo nos apasiona, pisar tierras lejanas, descubrir nuevas culturas, perdernos entre gente tan distinta a nosotros… Pero, ¿y si esta vez pudieras viajar de otra forma? ¿Y si pudieras trasladarte a otra época? Descubre todo lo que necesitas para viajar en el tiempo cuando te adentras en el interior de la carpa de Circ Històric Raluy

Ganas de vivir una experiencia inolvidable

¿Quién no tiene ganas de vivir una aventura? Para hacer un viaje en el tiempo, no hace falta tener las llaves del viejo Delorean de Regreso al Futuro, ni vencer las barreras del tiempo y el espacio. Simplemente hay que dejarse llevar por la magia del espectáculo del Circ Històric Raluy y disfrutar al máximo de cada segundo. 

Tener los ojos muy abiertos

No te pierdas ni un detalle. El nuevo espectáculo del Circ Històric Raluy recupera la estética y la inocencia del circo de siempre, recreándolo con número de lo más innovadores. ¿Quieres saber cómo era el Circ Històric Raluy en sus inicios? Cierra los ojos para abrirlos luego en un mundo donde nada es imposible, como lo hacían las generaciones pasadas. Prepárate para disfrutar de la magia y el humor más que nunca, combinado con piruetas, danza y payasos, entre muchas otras sorpresas.

Llevar de casa un saco de ilusión

La ilusión es sin duda el elemento por excelencia del Circ Històric Raluy, así que ve al espectáculo con la ilusión recargada, y disfrutarás el doble. Y si no… ya se encargarán los payasos y artistas profesionales de encender esa llama en tu interior. El show está representado por artistas de todo el mundo, capaces de sorprender a grandes y pequeños por igual. ¿Te lo perderías?

Este invierno elige magia, acrobacias, buen humor y mil y un colores, y disfruta más que nunca con los tuyos. Porque el Circ Històric Raluy nunca pasa de moda, y es diversión asegurada. ¿Te atreves a viajar en el tiempo, sin salir de la carpa? 

mm
Amante de la música y las letras desde que tengo uso de razón, sueño con aprender todos los idiomas del mundo antes de los 30. No hay puzzle que se me resista, y tengo siempre las maletas listas para salir a la aventura. Las tres veces que he estado en África, he querido quedarme.