Aunque el imparable descenso de las temperaturas hagan que día sí día también consideres seriamente la opción de hibernar, las ganas de seguir exprimiendo hasta el último segundo de tu tiempo libre pueden con esto y mucho más. Lo único que necesitas para hacer frente al cambio de estación es seguir el consejo que Patrick Swayze le dio a Baby en ‘Dirty Dancing’ y no dejar que nada ni nadie te arrinconen. ¡Y mucho menos el frío! Así que hazte con un abrigo, deja a un lado las excusas y acércate a descubrir lo mucho que tiene cabida en la comunidad más pequeña de España. La Rioja te va a sorprender.

Meandro del río Ebro en San Asensio. Turismo de La Rioja

Descubre todo lo que siempre quisiste saber sobre las setas

De existir un equivalente en el mundo de la moda, las setas serían al otoño lo que las hombreras a los 80. Como es ahora cuando se dan las mejores condiciones climáticas para su aparición (hablo de setas, no de hombreras), este es el único momento del año en el que puedes pasear por el bosque con una navaja en la mano sin riesgo a que te confundan con un delincuente. Aunque si eres nuevo en esto y no quieres que tu primer bocado sea también el último, en La Rioja, comunidad que concentra la mayor producción de champiñones del país, están a punto de inaugurarse las VIII Jornadas del Champiñón y la Seta de Autol. En ellas, además de aprender todo lo que hay que saber para no correr ningún riesgo, también tendrás la oportunidad de visitar cultivos. Otras opciones pasan por acercarse hasta las localidades de Pradejón o Arnedillo, de donde volverás convertido en un auténtico sabelotodo.

Recolección de hongos en Valle del Iregua, bosques de La Rioja. Daniel Acevedo

Vive la vendimia desde dentro

No voy a descubrirte nada diciendo que si por algo es famosa esta región es por la excelencia de sus vinos, pero lo que quizás sí desconozcas es en qué consiste el proceso completo de elaboración de sus caldos. La vendimia, que suele finalizar en octubre, es uno de los momentos clave del sector vinícola, por lo que si te escapas ahora hasta allí podrás ver en primera persona el mimo con el que se lleva a cabo la recogida de la uva. Si ya has vivido esta experiencia y te apetece hacer algo diferente, prueba con un escape room en una bodega o experimenta en tus propias carnes la fina línea que separa el terror de la diversión celebrando un Halloween entre viñedos.

Senderismo entre viñedos en San Vicente de la Sonsierra. Turismo de La Rioja

Y como La Rioja es mucho más que setas y viñedos que se funden con el cielo en el horizonte, el error más grande que podrías cometer sería volver de allí sin haber probado tantos productos típicos como tu estómago sea capaz de digerir. Desde la ternera asada o el queso artesano con Denominación de Origen de Camerano, pasando por los pimientos de Calahorra o los deliciosos fardelejos; todo está tan bueno que, si te descuidas, te comerás hasta el plato.

Queso artesano DO de Camerano. Turismo de La Rioja

Descarga adrenalina por un tubo

Esperas a que el tren esté a punto de cerrar sus puertas para saltar del vagón, te atreves a ir de compras el primer día de rebajas y no renuncias a hablar de política cuando subes a un taxi. Definitivamente, eres un amante de las emociones fuertes. Esta es la razón por la que conocer La Rioja en parapente, sobre un segway, a caballo o incluso en globo te parecerá lo más. En caso de que prefieras descubrir la zona a golpe de remo, súbete a una piragua y navega parte del río Ebro a su paso por Logroño. Si te acompañan tus polluelos y lo que andas buscando es un plan más tranquilo y familiar, lo mejor es que cojáis una bicicleta y pedaleéis entre campos repletos de olivos y viñedos.

Pero las opciones no se acaban aquí. Camina por antiguas sendas celtas y calzadas romanas, visita monasterios y cuevas o descubre la berrea del ciervo, un espectáculo que te permitirá comprobar que los machos no solo compiten por la mirada de las hembras los sábados por la noche.

Parque Natural Sierra de Cebollera. Daniel Acevedo

No solo se aprende en las aulas

Aunque el paisaje de La Rioja te vaya a sorprender tanto como cuando descubriste que por las venas de Benicio Del Toro y la cantante Rebeca (sí, la de ‘Duro de pelar’) corría la misma sangre, te aseguro que su patrimonio histórico y cultural también te dejará con la boca abierta. Empápate de todo lo que esconden sus pueblos y ciudades con visitas guiadas por Logroño o el centro histórico de Calahorra, recorriendo los antiguos caminos por los que se transportaba el vino, rememorando la época en la que los rebaños marchaban a tierras del sur o, retrocediendo aún más en el tiempo (bah, tan solo unos millones de años de nada), siguiendo las huellas que han quedado del paso de los dinosaurios.

Un viaje hasta esta región también te dará a conocer figuras tan emblemáticas como las del pintor Enrique Paternina o la cantante de zarzuela Lucrecia Arana, te acercará a los mejores espectáculos de teatro y magia y hará que te deleites con música y exposiciones de arte. Pero como no es lo mismo contarlo que vivirlo, ha llegado el momento de reservar unos días en tu agenda para vivir en primera persona todo lo que esconde esta región. Y a la vuelta me dices si crees que estaba exagerando.

Aunque el imparable descenso de las temperaturas hagan que día sí día también consideres seriamente la opción de hibernar, las ganas de seguir exprimiendo hasta el último segundo de tu tiempo libre pueden con esto y mucho más. Lo único que necesitas para hacer frente al cambio de estación es seguir el consejo que Patrick Swayze le dio a Baby en ‘Dirty Dancing’ y no dejar que nada ni nadie te arrinconen. ¡Y mucho menos el frío! Así que hazte con un abrigo, deja a un lado las excusas y acércate a descubrir lo mucho que tiene cabida en la comunidad más pequeña de España. La Rioja te va a sorprender.

Meandro del río Ebro en San Asensio. Turismo de La Rioja

Descubre todo lo que siempre quisiste saber sobre las setas

De existir un equivalente en el mundo de la moda, las setas serían al otoño lo que las hombreras a los 80. Como es ahora cuando se dan las mejores condiciones climáticas para su aparición (hablo de setas, no de hombreras), este es el único momento del año en el que puedes pasear por el bosque con una navaja en la mano sin riesgo a que te confundan con un delincuente. Aunque si eres nuevo en esto y no quieres que tu primer bocado sea también el último, en La Rioja, comunidad que concentra la mayor producción de champiñones del país, están a punto de inaugurarse las VIII Jornadas del Champiñón y la Seta de Autol. En ellas, además de aprender todo lo que hay que saber para no correr ningún riesgo, también tendrás la oportunidad de visitar cultivos. Otras opciones pasan por acercarse hasta las localidades de Pradejón o Arnedillo, de donde volverás convertido en un auténtico sabelotodo.

Recolección de hongos en Valle del Iregua, bosques de La Rioja. Daniel Acevedo

Vive la vendimia desde dentro

No voy a descubrirte nada diciendo que si por algo es famosa esta región es por la excelencia de sus vinos, pero lo que quizás sí desconozcas es en qué consiste el proceso completo de elaboración de sus caldos. La vendimia, que suele finalizar en octubre, es uno de los momentos clave del sector vinícola, por lo que si te escapas ahora hasta allí podrás ver en primera persona el mimo con el que se lleva a cabo la recogida de la uva. Si ya has vivido esta experiencia y te apetece hacer algo diferente, prueba con un escape room en una bodega o experimenta en tus propias carnes la fina línea que separa el terror de la diversión celebrando un Halloween entre viñedos.

Senderismo entre viñedos en San Vicente de la Sonsierra. Turismo de La Rioja

Y como La Rioja es mucho más que setas y viñedos que se funden con el cielo en el horizonte, el error más grande que podrías cometer sería volver de allí sin haber probado tantos productos típicos como tu estómago sea capaz de digerir. Desde la ternera asada o el queso artesano con Denominación de Origen de Camerano, pasando por los pimientos de Calahorra o los deliciosos fardelejos; todo está tan bueno que, si te descuidas, te comerás hasta el plato.

Queso artesano DO de Camerano. Turismo de La Rioja

Descarga adrenalina por un tubo

Esperas a que el tren esté a punto de cerrar sus puertas para saltar del vagón, te atreves a ir de compras el primer día de rebajas y no renuncias a hablar de política cuando subes a un taxi. Definitivamente, eres un amante de las emociones fuertes. Esta es la razón por la que conocer La Rioja en parapente, sobre un segway, a caballo o incluso en globo te parecerá lo más. En caso de que prefieras descubrir la zona a golpe de remo, súbete a una piragua y navega parte del río Ebro a su paso por Logroño. Si te acompañan tus polluelos y lo que andas buscando es un plan más tranquilo y familiar, lo mejor es que cojáis una bicicleta y pedaleéis entre campos repletos de olivos y viñedos.

Pero las opciones no se acaban aquí. Camina por antiguas sendas celtas y calzadas romanas, visita monasterios y cuevas o descubre la berrea del ciervo, un espectáculo que te permitirá comprobar que los machos no solo compiten por la mirada de las hembras los sábados por la noche.

Parque Natural Sierra de Cebollera. Daniel Acevedo

No solo se aprende en las aulas

Aunque el paisaje de La Rioja te vaya a sorprender tanto como cuando descubriste que por las venas de Benicio Del Toro y la cantante Rebeca (sí, la de ‘Duro de pelar’) corría la misma sangre, te aseguro que su patrimonio histórico y cultural también te dejará con la boca abierta. Empápate de todo lo que esconden sus pueblos y ciudades con visitas guiadas por Logroño o el centro histórico de Calahorra, recorriendo los antiguos caminos por los que se transportaba el vino, rememorando la época en la que los rebaños marchaban a tierras del sur o, retrocediendo aún más en el tiempo (bah, tan solo unos millones de años de nada), siguiendo las huellas que han quedado del paso de los dinosaurios.

Un viaje hasta esta región también te dará a conocer figuras tan emblemáticas como las del pintor Enrique Paternina o la cantante de zarzuela Lucrecia Arana, te acercará a los mejores espectáculos de teatro y magia y hará que te deleites con música y exposiciones de arte. Pero como no es lo mismo contarlo que vivirlo, ha llegado el momento de reservar unos días en tu agenda para vivir en primera persona todo lo que esconde esta región. Y a la vuelta me dices si crees que estaba exagerando.

mm
Lo primero que hago al llegar a la playa es buscar el punto más elevado al que huir en caso de tsunami. Soy así de previsora. Cuando no estoy buscando salidas de emergencia o comprando conservas para llenar la despensa del búnker, voy al cine, leo, duermo y finjo ser normal.