Restaurante Bagatella

Cocina mediterránea, peruana, ecológica, brunch | Calle Pelayo, 60, Chueca, Madrid (Madrid) Ver en mapa | precio medio entre 23€ / 23€

Excelente 8.7 Ver opiniones
¿Has disfrutado de esta experiencia?

Cuenta a otros usuarios de Atrápalo qué tal fue

Escribe tu opinión

Descripción

Lleno de encanto, en Chueca. Un lugar donde saborear comida sana, mediterránea y con toques peruanos y con un diseño fuera de lo normal: de sus techos cuelgan amplias telas con estampados que recuerdan al arte del scrapbook. Productos ecológicos, mobiliario en tonos blancos y una iluminación tenue que te permite disfrutar de una buena sobremesa. El plato estrella es el famoso Pulpo a la moda limeña, aunque también hay ensaladas, tostas, hamburguesas y brunch.

Desde la Tosta de berenjena o de polenta al revuelto de morcilla, la Minitortilla de patatas y cebolla caramelizada y el Arroz chaufa (con bacon, gambas, verduras). Indicado también para grupos, es un sitio perfecto para tomar una copa por Chueca antes de salir de bares por la zona. Un pequeño y céntrico restaurante en Madrid que se ha puesto de moda y que dará mucho que hablar. ¿Quieres conocerlo? Haz tu reserva con Atrápalo.com.

Cómo llegar

  • Ver mapa
  • Restaurante Bagatella

  • Calle Pelayo, 60, Chueca, Madrid (Madrid)

    Ampliar mapa

  • Cómo llegar Metro Alonso Martínez - Chueca

Opiniones de nuestros usuarios

¿Has disfrutado de esta experiencia? Cuenta a otros usuarios de Atrápalo qué tal fue. Escribe tu opinión
Excelente 8.7 1 opiniones
  • 9
    Comida
  • 9
    Servicio
  • 8
    Ambiente
  • Entre 8 y 10 (1)

  • Entre 6 y 8 (0)

  • Entre 4 y 6 (0)

  • Entre 2 y 4 (0)

  • Entre 0 y 2 (0)

Filtrar por:
Filtrar
  • Ordenar por:
  • Relevancia
  • Fecha
  • Puntuación
  • 8.7

    Lourdes
    03/03/2015 en pareja

    Opinión verificada

    Desglose valoración

    • 9

      Calidad / precio

    • 9

      Comida

    • 9

      Servicio

    • 8

      Ambiente

    positivo: La experiencia fue magnífica. Es un restaurante muy pequeñito y, al llegar, creíamos que se habían olvidado de nuestra reserva ya que estaban todas las mesas ocupadas, pero el camarero, súper amable, nos dijo que tenían más sitio abajo. El camarero de abajo nos trató genial. Pedimos los dips y las croquetas para picar y mi acompañante pidió la hamburguesa de ternera y yo la vegetariana de segundos. Fueron recomendaciones del camarero y acertó de pleno, estaban riquísimas. Todo exquisito y trato como en casa.

Cargando opiniones

Total resultados: 1
Publicidad