Circuitos y ofertas destacadas en Botsuana

Botsuana

La República de Botsuana es un país interior sin salida al mar, ubicado en el cono sur de África, dominada por el hábitat del Desierto del Kalahari. Geográficamente del tamaño de un país como Francia, cuenta con poco más de dos millones de habitantes. Su capital es Gaborone.
 
Tierra de bosquimanos y con enormes superficies sólo habitadas por la vida salvaje africana, en medio de este especial y aparentemente árido entorno, aparece el Delta del Okavango. Este poderoso río nace en Angola y realiza un largo recorrido en Namibia, pero en un punto de su recorrido, se abre en una miríada de canales que vuelcan sus aguas en el desierto del Kalahari.
Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, el Delta del Okavango es un hábitat único en el mundo que presenta un paisaje de canales, islas, planicies aluviales, donde viven numerosas especies de vida salvaje (elefantes, antílopes, cocodrilos del Nilo, hipopótamos, leones...), y que cambia constantemente cuando sus aguas reciben la crecida del Okavango procedente de Angola.

Pero si bien la estrella del país es el Delta del Okavango, el norte ofrece otras dos grandes joyas para los amantes de la naturaleza y la vida salvaje africana: la Reserva de Moremi y el parque Nacional Chobe.
La mitad oeste de la Reserva de Moremi está ocupada por una parte del Delta del Okavango con su especial paisaje de canales principales y secundarios, y sus islas. La mitad este de Moremi dominada más por tierra firme, pero afectada por inundaciones desde los canales del Delta, es una de las regiones de África con mayor concentración de especies de vida salvaje: todos las especies de depredadores tienen aquí su territorio y la gran variedad y abundancia de especies de herbívoros les proporcionan todo el alimento que necesitan.

Lindando con la frontera nordeste de Moremi se accede a la otra gran joya de la naturaleza en el norte de Botswana: el Parque Nacional Chobe, una enorme extensión que se ve poblada por los movimientos migratorios que se producen entre el norte y el sur del país siguiendo el ciclo de las lluvias. Al norte se encuentra la zona de Savute, famosa por su gran concentración de elefantes, sus manadas de leones, protagonistas de numerosos documentales, y la gran concentración de leopardos.
Y en el norte del Parque Nacional de Chobe se encuentra la región dominada por el río Chobe. Durante la época seca grandes manadas de elefantes migran a las islas del río, donde encuentran pasto y agua, y en las que se encuentran a salvo de los depredadores. Las islas y las orillas pobladas por cientos de elefantes es sin duda una de las imágenes más icónicas de Botswana. 

Más de dos terceras partes del país se encuentran al norte del Trópico de Capricornio. El clima por tanto reúne las características del clima desértico y del clima tropical. Sólo se consideran dos estaciones: la de lluvias y la seca. La de lluvias se extiende desde noviembre a marzo-abril y se considera verano. Durante el día las temperaturas son muy altas, aumentando la sensación de calor por la elevada humedad, pero las noches son cálidas, no calurosas.
La temporada seca cubre el resto del año y los locales lo consideran su invierno. Las lluvias desaparecen radicalmente y las temperaturas durante el día son cálidas y durante la noche extremadamente frías, llegando a temperaturas bajo 0, en particular en junio.
Publicidad