Destinos principales en Lituania

Circuitos y ofertas destacadas en Lituania

Lituania

La República de Lituania se extiende a lo largo y ancho de 65.000 kilómetros cuadrados entre las orillas del mar Báltico, los países nórdicos y antiguas repúblicas soviéticas como Letonia o Bielorrusia. Lituania también cuenta con pasado soviético; sin embargo, su actual situación la sitúa más cerca de Europa Occidental que de Rusia. Potencia de referencia mundial en materia de biotecnología y educación, es uno de los países europeos con un mayor crecimiento económico y ya se encuentra plenamente integrado en organizaciones como la OTAN y la Unión Europea. En el año 2015 ha adoptado el euro como moneda oficial.

Los lituanos no andan muy sobrados de montañas; de hecho, su cumbre más alta es el monte Medvegalio Kalnas, de tan solo 294 metros de altitud. No obstante, sí pueden presumir de llanuras, de grandes lagos como el lago Dr?k?iaiy de enormes zonas boscosas, que cubren alrededor de un tercio del territorio del país. El verde es, por lo tanto, el color imperante junto con el blanco, ya que en Lituania nieva prácticamente la mitad del año. No es de extrañar: aunque muchos se refieran a ella como país de Europa del Este por su pasado soviético, geográfica y culturalmente tiene más vínculos con los países nórdicos. Y desde luego su clima es un buen ejemplo de ello.

En sus poco más de 100 kilómetros de costa también domina el color azul, especialmente en Klaipéda, principal puerto del país situado en las proximidades de la bahía de Curlandia, separada del Mar Báltico por el istmo de Curlandia y elemento principal del Parque Nacional del Kur?i? Nerija. Entre las ciudades lituanas destaca en el centro del país Kaunas, ciudad universitaria cuyo casco antiguo desprende historia por los cuatro costados. No obstante, Vilna es la urbe lituana más poblada con más de medio millón de habitantes. Vilna es la capital administrativa, económica, artística y tecnológica del país. Acoge multitud de zonas verdes y varias playas fluviales al borde del río Neris. Su centro histórico, Patrimonio de la Humanidad, es también uno de los mejor conservados de los países bálticos. Por algo es conocida como "la Roma del Báltico".

Punto intermedio entre la vieja Europa y la gigante Rusia, Lituania se está convirtiendo en un destino turístico con una importancia cada vez mayor. Sus paisajes, su historia y sus ciudades son los motivos principales, auspiciados por los niveles de seguridad y desarrollo que el país ha alcanzado en tan solo veinte años.

Publicidad
Publicidad