Los mejores hoteles de Marrakech

Nuestros viajes mejor valorados

Déjate aconsejar por nuestros usuarios

Circuitos y ofertas destacadas en Marrakech

Marrakech

El zoco más grande de Marruecos

Marrakech, declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO, es una ciudad llena de encanto, con una gran riqueza artística y cultural, y un entorno natural único. Es como un oasis en medio del desierto que atrae a visitantes de todos los rincones del mundo. Los colores, olores y sabores que sientas desde el mismo momento en el que bajes del avión te acompañarán siempre.
Marrakech no es una ciudad de monumentos propiamente dicha sino que toda ella es como un monumento. Aun así, hay varios lugares que no puedes perderte. La plaza Jamaa el Fna constituye el corazón y el alma de la ciudad. Aquí todo se mezcla: turistas, locales, encantadores de serpientes, dentistas callejeros, puestos de zumos naturales... Por la noche, la plaza cambia totalmente. Los tenderetes desaparecen y dejan paso a los puestos de comida, a los músicos improvisados, a los cuentacuentos. Cerca de la plaza, se encuentra la Mezquita Koutoubia, el techo de Marrakech, la más importante de la ciudad. No está abierta a los no musulmanes pero merece la pena acercarse a verla. La Medersa Ben Youssef es la más grande y más importante de todo el país y llegó a acoger a más de 900 estudiantes. Las Tumbas Saadíes son uno de los lugares más visitados de la ciudad y en ellas descansa la dinastía Saadí. Los Jardines Majorelle, propiedad de Yves Saint Laurent, son algo menos conocidos pero de una gran belleza. Asimismo, el Palmeral también merece una visita ya que posee un encanto especial. Al norte de la plaza Jamaa el Fna se extiende el Zoco que ocupa numerosas callejuelas laberínticas. Merece la pena tomarse varias horas para recorrerlo. Está dividido según los diferentes gremios y en él se puede comprar de todo: ropa, cuero, alfarería, especias, etc. Aquí, más que en ningún sitio, es tradición regatear. Al pasear por el zoco, no faltarán los vendedores que quieran captar tu atención. Si no te mantienes firme, es fácil caer en la tentación y salir del zoco con muchas más cosas de las que habías planeado. Además, encontrarás numerosas farmacias y herboristerías tradicionales que te ofrecerán remedios para todo tipo de males.
Además, si dispones de tiempo, puedes escaparte un par de días fuera de Marrakech y visitar otros lugares interesantes como Essaouira, las cascadas de Ouzoud o pasar unos días en el desierto.



Publicidad
Publicidad