Consigue tu vuelo+hotel y conoce Delphi

Para los antiguos griegos Delfos era el centro del mundo, para los nuevos viajeros, una de las paradas más importantes a la hora de conocer la Antigua Grecia.

Actualmente Delfos es un pequeño pueblo turístico ubicado en la ladera sur del monte Parnaso, con unas vistas sorprendentes del valle y del mar. En la Antigua Grecia, Delfos también atraía visitantes, peregrinos que recorrían el país en busca de los consejos de Pitia, la sacerdotisa más famosa de la época.

Además de recorrer el pueblo por completo, entrar en sus fascinantes tiendas y disfrutar de las vistas del valle desde cualquiera de los bares panorámicos, hay dos lugares que no se pueden perder.

Zona arqueológica: el emplazamiento donde se encontraba ubicada la antigua Delfos es el punto culmen de la visita. Las partes más importantes de ésta son el Templo de Apolo, descubierto en 1892, el teatro, con capacidad para 5000 espectadores, y el estadio, situado a una corta distancia del teatro y sede de los Juegos Píticos.

Museo arqueológico de Delfos: uno de los mejores de Grecia en su especialidad. El objeto más valioso de la colección es el Auriga de Delfos, una escultura en bronce que conmemora una importante victoria en los Juegos Píticos del año 478 a.C.