Consigue tu vuelo+hotel y conoce Ibiza

Vuelo+Hotel a Ibiza 1

Ibiza, Eivissa, la isla blanca, la Pitiusa mayor,... la isla hippie por excelencia. Casi que me atrevería hasta decir lugar de peregrinación. Hay que ir, al menos, una vez en la vida. La cuestión es ¿cuándo?

Los encantos de Ibiza en otoño/invierno:

Si vamos a Ibiza de octubre a mayo (más o menos), encontraremos muchas ventajas:

- Es más barata, así que aprovecha. Desde el vuelo, pasando por el hotel y hasta el coche de alquiler (algo imprescindible para recorrer la isla).

- No hay nada que apetezca más en invierno que el sol ¿verdad? Somos así de caprichosos, siempre queriendo lo que no tenemos oye. Pues en Ibiza lo tienes. Vale que no son las temperaturas de verano (los meses de más frío son enero y febrero con una media de 12ºC) pero sí que es posible tumbarte en sus tranquilas playas para cargarte de vitamina D, o tomarte tu cañita tranquilamente con vistas al mar. Aventurero tú si te metes en el agua por eso...

- No hay tráfico, te puedes recorrer la isla en menos de 1 hora. Tienes ofertas (¡y disponibilidad!) de coches de alquiler por todos lados.

- Muchos hoteles en Ibiza cierran en temporada baja, pero aún así encontramos buenos hoteles (a interesantes precios como os he dicho antes). Lo suyo es elegir un hotel con Spa o algo así, que sustituya a la piscina de verano.

- Las famosas puestas de sol en Ibiza son aún más bonitas y mágicas en invierno. ¿Por qué? Porque la atmósfera está mucho más limpia. Incluso dicen que en los días más despejados se puede hasta ver las montañas de Alicante a lo lejos.

- Sus mercadillos siguen abiertos.

- Sigue habiendo fiestas. De hecho, Pachá está abierto todo el año e incluso los pueblos en esta época se marcan sus partys patronales aprovechando que no hay tanto turismo.

Los encantos de Ibiza en primavera/verano:

Desde que florecen los almendros (no hay mejor sitio que verlos en el Valle de Santa Agnes de Corona) hasta las closing parties tenemos a la Ibiza en estado puro:

- Clima típicamente Mediterráneo con temperaturas suaves en primavera y cálidas en verano.

- Todas las tendencias del verano las encontrarás en el Mercadillo de Las Dalias (abierto en sábados) con chiringuito abierto incluido "Las Dalias on the beach!".

- Ibiza en verano es sinónimo de fiesta: Space, Pachá, Ocean, Amnesia... De día o de noche, en hoteles, en chiringuitos, en villas privadas, en barcos... no darás abasto.

- Siempre hay calas que no están tan abarrotadas: Cala Llentrisca, Cala Codolar o Cala Xarraca, por ejemplo.

- La fiesta de los tambores en Benirràs, las tardes del domingo, es algo que solo sucede en verano. Y que tienes que ver.

- Crúzate a Formentera en ferry. En una media horita habrás llegado al paraíso. Y allí, todo es más "tranquilito".

- Un buen baño de barro en alguna de sus playas y tu piel ya no volverá a ser la misma.

¿Qué más se le puede pedir a Ibiza?