Consigue tu vuelo+hotel y conoce La Pobla de Benifassà

Pobla de Benifassà

La Pobla de Benifassà se encuentra en la Comunidad Valenciana en provincia de Castellón, en la comarca del Bajo Maestrazgo.

El municipio de La Pobla de Benifassà incluye diferentes núcleos, que son Ballestar, Bojar, Convento de Benifasar, Corachar, Fredes, Mangraner, Masía Molino Abad, San Pedro.
La Pobla de Benifassà está rodeada de bosques, ríos y barrancos, como el de la Tenalla, el Avellana, el Salt, la Fou, la Pica, y el de Bel, que ofrecen un entorno natural espectacular, ideal para relajarse, desconectar e ir de excursión. Se unen a estos las numerosas áreas recreativas de las fuentes, como la Font Lluny, la Caritat, la Font de Boixar, la Font de la Roca y la Font de Corachar.

La excelente gastronomía local, que cuenta con recapte, las chuletas de cordero con patatas, el jamón local, la miel, las almendras y la cuajada, permite disfrutar aún más de la estancia en este bonito lugar.

Monasterio de Santa Maria de Benifassá:
Los jueves, de 13 a 15 horas se puede visitar el Monasterio de Santa Maria de Benifassá el monumento más emblemático de toda la zona, la Cartuja de Santa María, habitada por monjas de clausura. Fue una de las subsedes de la exposición de arte religioso "Paisajes Sagrados", organizada por la Fundación "La Llum de les Imatges", dependiente de la Conselleria de Cultura de la Generalitat Valenciana. Fue fundado en el año 1233 por el rey Jaime I, quien tan sólo hacía cinco años que había conquistado la ciudad de Valencia y creado el reino cristiano de Valencia. A la iglesia del Monasterio se accede por la puerta del claustro, que fue construida en el siglo XVIII, y en la que están esculpidos el escudo de Benifassà y el anagrama de la Virgen María.
El templo fue edificado en diferentes etapas, entre los siglos XIII y el XVII. Es de una sola nave, con crucero y ábside poligonal, cubierta con bóvedas de crucería. La parte mejor conservada de la iglesia es el ábside, que mantiene los ventanales góticos realizados con fina tracería a finales del siglo XIII.
Al lado del ábside, en el lado de la epístola, se sitúa el campanario, cuyo remate fue realizado en el siglo XVII. En las inmediaciones del claustro se halla el ?Palau de l?Abat?, que fue construido en el siglo XVI para proporcionar un alojamiento digno a las personalidades civiles y eclesiásticas que se desplazaban a la Tinença para visitar el Monasterio.