Consigue tu vuelo+hotel y conoce Melk

Abadía de Melk en invierno

En la Baja Austria, a mitad de camino entre Viena y Linz, se encuentra Melk, una pequeña localidad que no llega a los 6000 habitantes, famosa sobre todo a nivel turístico por el Convento benedictino que domina el Danubio desde lo alto. 
Este edificio, fundado a finales del año 1000, representa uno de los monasterios cristianos más famosos del mundo. En homenaje a la abadía y a su biblioteca, el escritor Umberto Eco llamó a uno de los protagonistas de su novela "El nombre de la rosa" Adso de Melk. 
Otro monumento que cabe destacar cerca de Melk es el Castillo de Schallaburg, que en verano acoge exposiciones de calidad.

El casco antiguo de Melk se localiza en la Sterngasse, su calle más antigua y un tiempo la calle principal, cuyas casas llevan pintadas en las paredes las profesiones de los artesanos que aquí trabajaban. Algunas de estas casas poseen unos jardines interiores muy bien cuidados (consulta en cada caso si se pueden visitar). 

Durante la Segunda guerra mundial en Melk había un campo anexo al Campo de concentración de Mauthausen, del cual hoy en día sólo queda el crematorio.