Consigue tu vuelo+hotel y conoce Saas

Saas, Suiza.

Entre las múltiples joyas que Suiza ofrece al mundo destacan sus envidiables estaciones de esquí. Y dentro de ellas, Saas-Fee es la "Perla de los Alpes". Este es el nombre con el que los habitantes del Valle de Saas (o Saastal) se refieren a esta estación ubicada en pleno glaciar Allain. Considerada por muchos la mejor estación de Suiza, está situada entre trece picos de más de 4.000 metros de altitud (uno de ellos es el Dom, el monte más alto del país helvético). Esta circunstancia le proporciona a Saas-Fee níveos recursos durante las cuatro estaciones del año para hacer felices a los amantes del esquí.

Los hoteles y las antiguas casas de madera del encantador pueblo de Saas-Fee se encuentran un poco más abajo, a 1.800 metros. Para llegar debes coger, por ejemplo, un tren en el Aeropuerto de Ginebra, con conexiones internacionales, que te llevará hasta el pueblo de Visp y, una vez allí, tienes que ir en autocar hasta Saas-Fee, último reducto de la zona a donde llegan los vehículos a motor. La ausencia de este tipo de medios de transporte le da a Saas-Fee un encanto especial. ¡Aquí los coches eléctricos han ganado la batalla al combustible!

Ya en Saas-Fee, la subida del imponente Allain quita el aliento. ¡Menos mal que no hay que hacerla a pie! Dispones de dos telecabinas y, en la parte más alta, te encontrarás con el metro alpino que, bajo las paredes de las montañas, te llevará a una altura de 3.500 metros. ¡No es apto si tienes miedo a las alturas! En este punto, aparte de gozar de las espectaculares vistas (dicen que en días despejados se puede ver el Monte Rosa, ya en territorio italiano), puedes comer algo en el restaurante giratorio más alto del mundo. Por el contrario, si no quieres recargar las pilas antes de iniciar el esquí (¿habías venido sólo a esquiar?), los ocho kilómetros de longitud de las pistas de la estación te harán descender nada más y nada menos que 1.700 metros de altitud. El nivel de dificultad es medio y los principiantes en esto del esquí podéis estar tranquilos, ya que existen zonas habilitadas para que también os lo paséis bien.

Y si prefieres mirar lo bien que esquían los demás, las instalaciones de Saas-Fee acogen varios eventos deportivos durante el año. Por ejemplo, en enero tiene lugar el Ice On Tour, que hace competir a los mejores amantes de la escalada en hielo procedentes de todo el mundo. En marzo, durante la Glacier Bike Downhillla nieve y el glaciar son los escenarios elegidos para realizar peligrosos descensos en bicicletas de montaña. Y en abril, los locales de hostelería del pueblo y de la estación te dan la bienvenida con la Après-Ski Parade.

En un espacio de más de 300 kilómetros el impresionante valle de Saas te permite hacer un montón de excursiones y actividades: descenso en trineo, escalada sobre hielo, senderismo temático, excursiones con antorchas... ¡El espíritu de la excursión de fin de curso en plena edad adulta! Incluso en la montaña de Spielboden puedes dar de comer a las marmotas subterráneas, que de vez en cuando salen de su madriguera para ver la luz del sol. ¡La estampa más tierna de los Alpes!).

También vale la pena hacer una escapadita a los otros pueblos del valle. En el centro, Saas-Grund es el punto de partida perfecto para comenzar una caminata donde puedes tocar las nubes con la punta de tus dedos. En Saas-Almagells puedes contemplar Mattmark, un impresionante embalse encajonado entre las montañas. Y el centro de Saas-Balen, además de acoger la llamada Iglesia Redonda de estilo barroco tardío, ve cómo el riachuelo Fellbach se transforma en todo un señor río. Ante paisajes así, ¿quién necesita mar en Suiza?

Cualquiera de estas localidades, incluida la propia Saas-Fee, es buena para reponer fuerzas después de una intensa jornada de esquí o de excursión por el valle. Ni siquiera tienes que quitarte los esquís para entrar en los restaurantes donde puedes catar alguna delicatesen local como algún rico chocolate suizo, un caliente consomé o una porción de queso del país acompañado de un buen vino del cantón de Valais en el que se enmarca Saas-Fee. ¡Dan ganas de saltarse todos los planes anteriores para pasar a la acción digestiva!

Saas-Fee te ofrece un montón de propuestas para que te lo pases bien vayas con quien vayas.