Consigue tu vuelo+hotel y conoce Santander

Vuelo+Hotel a Santander 1

¡La capital de Cantabria vale la pena! Fundada por los romanos en los tiempos de esplendor de su imperio, todavía conserva valiosos restos de aquella época, como la villa del promontorio de San Martín. Con el tiempo, Santander se ha convertido en una de las ciudades españolas con mejor calidad de vida gracias a su ordenado crecimiento urbanístico... ¡Y por supuesto gracias a sus playas! La Playa de la Magdalena, la de los Peligros (que paradójicamente es una de las más seguras para los bañistas) o la famosa Playa del Sardinero, enmarcada en una tranquila bahía, son las más concurridas por santanderinos y visitantes. También la Playa de los Bikinis, el primer arenal español donde se avistaron esculturales cuerpos femeninos cubiertos con un curioso atuendo llamado bikini. ¡Las universitarias extranjeras de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, que en los tiempos de Franco no se cortaban un pelo!


No obstante, quien preside la imagen marítima de Santander es el majestuoso Palacio de la Magdalena, ubicado en la península del mismo nombre. El monarca Alfonso XIII se fijó en este trozo de tierra para vivir a cuerpo de rey en temporada estival. ¡Y tan bien recibida fue la idea que el ayuntamiento y los propios santanderinos reunieron unas 700.000 pesetas de principios del siglo XX para construirlo! ¡Casi nada! Por cierto, el Palacio es una fiel muestra del estilo arquitectónico ecléctico montañés, causante en buena medida de la belleza urbanística de la ciudad. ¡Toda una joya! La pequeña Península de la Magdalena, con la reducida Isla de Mouro al fondo, cuenta además con restos arqueológicos de la era romana y con tres carabelas usadas por el navegante cántabro Vital Alsar en sus expediciones americanas.


Pero Santander ya había saboreado las mieles del éxito en los siglos XVIII y XIX. Fernando VI le otorgó el título de ciudad y la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción se elevó a la categoría de catedral. Para más inri, Santander representó un rol principal como Puerto de Castilla, para dar salida a toda la materia prima del interior de la Península Ibérica con destino a las colonias españolas en América. Además, en las décadas posteriores se fueron levantando en la zona del Sardinero varios hoteles de lujo, una ciudad-balneario, un casino, casas de baño... ¡Hasta un hipódromo! De esta manera, Santander se convirtió en destino de primer orden para las familias acomodadas de la época. ¡Eso es lo que se llama ser una ciudad con estilo!


Obviamente toda ciudad con estilo tiene que contar con un pasado interesante que se difunda en el presente. El Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria, el Museo Marítimo del Cantábrico y el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo, entre otros, te ofrecen toda la información que necesitas conocer. ¡El saber no ocupa lugar en la capital cántabra! Todo lo contrario ocurre con los espacios de esparcimiento, amplios, sin miedo a expandirse. ¡Ideales para respirar la brisa marina del Cantábrico! Los Jardines de Pereda, al lado del puerto y del casco antiguo, son perfectos para reposar tras catar un suculento manjar típicamente cántabro. Tienes que probar el sorropotún, que es un guiso de atún elaborado con patatas, cebolla, tomate y pimientos. O unas almejas a la cazuela. O una merluza en salsa verde. Y, cómo no, si visitas Santander en invierno, la mejor opción culinaria es un cocido montañés. ¿No se te hace la boca agua?


El extenso Parque de las Llamas o el Parque del Doctor Morales son otros pulmones que también dan vida a Santander. Y si quieres darle un gusto a tus ojos, sube hasta la montaña de Peñacastillo para fotografiar la mejor panorámica urbana de la ciudad. Otra buena opción es acceder hasta el Faro de Cabo Mayor, donde la tierra verde y los mares azules del Cantábrico se acarician en un punto de no retorno. ¡La belleza de este encuentro te emocionará!


Santander cuenta con un aeropuerto a 6 kilómetros del centro urbano, conectado con autobús con una frecuencia de paso de 30 minutos. Se puede aterrizar en él desde multitud de puntos de España. Santander te invita a conocerla y pasearla, y también a que descubras los tesoros de Cantabria: la belleza de las villas marineras de Santoña y Laredo, las calles del hermoso casco antiguo de Santillana del Mar... ¡y las pinturas y grabados prehistóricos de las Cuevas de Altamira!

Últimas ofertas de Vuelo+Hotel a Santander

Rutas Encontrado Precios
Vuelo+Hotel Bérgamo - Santander hace 3 horas 91
Vuelo+Hotel Roma - Santander hace unos minutos 96

Ofertas Vuelo+Hotel en Santander

Salida el díaPrecios desde
Hotel Bezana Lago *** 2016-10-2891