Mejores precios de las últimas búsquedas

Duración del viaje:

octubre 2019

23 mié
24 jue
25 vie
26 sáb
27 dom
28 lun
29 mar
30 mié
31 jue

noviembre 2019

1 vie
2 sáb
3 dom
4 lun
5 mar
6 mié
7 jue
8 vie
9 sáb
10 dom
11 lun
12 mar
13 mié
14 jue
15 vie
16 sáb
17 dom
18 lun
19 mar
20 mié
21 jue
22 vie
23 sáb
24 dom
25 lun
26 mar
27 mié
28 jue
29 vie
30 sáb

diciembre 2019

1 dom
2 lun
3 mar
4 mié
5 jue
6 vie
7 sáb
8 dom
9 lun
10 mar
11 mié
12 jue
13 vie
14 sáb
15 dom
16 lun
17 mar
18 mié
19 jue
20 vie
21 sáb
22 dom
23 lun
24 mar
25 mié
26 jue
27 vie
28 sáb
29 dom
30 lun
31 mar

enero 2020

1 mié
2 jue
3 vie
4 sáb
5 dom
6 lun
7 mar
8 mié
9 jue
10 vie
11 sáb
12 dom
13 lun
14 mar
15 mié
16 jue
17 vie
18 sáb
19 dom
20 lun
21 mar
22 mié

No disponemos de precios orientativos para este destino y número de noches. Puedes hacer una búsqueda para conocer el precio exacto de tu viaje.

Vuelos de última hora desde Fort Lauderdale

Disfruta de los mejores destinos
Precios ida con tasas incluidas. Gastos de gestión no incluidos.

Consigue tu vuelo y conoce Palma de Mallorca

Palma
Palma de Mallorca es la capital de las Baleares, la isla mayor. Todavía conserva intacto gran parte de su antiguo encanto: aún se pueden ver a los pescadores arreglar sus redes en el puerto o visitar los magníficos patios que se esconden en la capital balear y que han sido testigos de la historia de la isla. En una misma ciudad, se puede disfrutar de cinco playas diferentes así como recorrer la magnífica Bahía de Palma caminando tranquilamente a la orilla del mar.

Es fácil llegar a Palma de Mallorca tanto por mar como por aire. La capital se encuentra a unas dos horas de vuelo de la mayoría de ciudades europeas y su puerto es uno de los más activos. Los autobuses urbanos de Palma cuentan con 30 líneas que te llevarán a todos los puntos de la isla.

El centro histórico de Palma de Mallorca concentra la mayoría de puntos de interés por lo que la mejor opción es recorrerlo a pie. La capital balear cuenta con unas increíbles playas, cinco en total, entre las que se encuentran la Playa de Palma o el Arenal. La Llotja, que se encuentra junto al paseo marítimo, es una de las construcciones emblemáticas de la ciudad, de arquitectura gótica. El Castell de Bellver es otra imagen característica de Palma, un castillo único debido a su planta circular. La Catedral de Palma, la Seu, es otra de las visitas destacadas. Visitarla y después recorrer el casco histórico es un plan perfecto para descubrir las callejuelas, las mansiones antiguas, las iglesias o los encantadores patios que esconde para terminar en la Plaza Mayor, otra de las paradas imprescindibles del recorrido. Asimismo, el Palau de l'Almudaina también merece una visita. La preciosa Bahía de Palma se puede recorrer a pie hasta la playa del Arenal en un relajante y maravilloso paseo. Los amantes del deporte se lo pasarán en grande en la capital balear practicando equitación, golf, senderismo siguiendo antiguos caminos romanos o ciclismo. Además, también hay una gran oferta de deportes acuáticos. Si tienes tiempo, alquila un coche y explora los preciosos pueblos del resto de la isla o las maravillosas playas y calas que la bordean.

El patrón de la ciudad es Sant Sebastià, y durante la semana del 20 de enero se celebran conciertos y hay fuegos artificiales. Durante la Fira del Ram la ciudad se convierte en un enorme parque de atracciones para el disfrute de grandes y pequeños. El 23 de junio todo el mundo se concentra en las playas para celebrar el solsticio de verano. A la luz de las velas y las hogueras, los conciertos y los DJs amenizan la noche con su música. La tradición dice que, a media noche, hay que bañarse en el mar.

El casco histórico de Palma está lleno de pequeñas tiendas tradicionales que ofrecen productos locales. Por ejemplo, el paseo de la artesanía concentra pequeños comercios de arte. La calle más comercial de la capital es el Passeig des Born, llena de tiendas. Las Ramblas y la Avenida Jaime III también concentran numerosas tiendas. El Mercat de l'Olivar es un encantador mercado tradicional.

Debido a su situación, el mar ha influido a la gastronomía típica de la isla que incluye deliciosos pescados y mariscos y que además utiliza los alimentos que ella misma produce. Algunos de los platos más típicos son el frit mallorquí, que puede ser de carne o pescado, el tumbet, las ensaimadas o la sobrasada. Y en Palma particularmete triunfan los llonguets, unos panecillos que sin duda debes probar.


El suave clima de Mallorca permite que casi cualquier momento sea bueno para visitar la isla. De primavera a principios de otoño, se puede disfrutar al máximo de sus playas mientras que en invierno se pueden admirar los preciosos almendros en flor. Cada estación tiene su encanto particular.

La lengua oficial de la isla es el mallorquín - dialecto del catalán - que comparte protagonismo con el castellano.

¿No te has preguntado nunca qué son esas cajas redondas de cartón que lleva tanta gente al bajar del avión? Ven a visitar Ciutat, como la llaman los mallorquines, y vuelve a casa tú también con una pila de deliciosas ensaimadas.

Magníficos paisajes mediterráneos

Una ciudad rica culturalmente, perfecta para disfrutar del sol y del mar.

El puerto de Palma de Mallorca es el tercero más visitado por los cruceros de gran eslora del Mediterráneo, tras el de Barcelona y el de Civitavecchia (Italia). Cuenta con dos áreas especializadas con un total de 8 atraques que suman más de 3.000 metros de longitud y dos grandes terminales para cruceros. Para la temporada del 2012, la compañía Pullmantur ofrecerá cruceros desde Palma de Mallorca a bordo del Leyendas del Mediterráneo.

Publicidad