Mejores precios de las últimas búsquedas

Duración del viaje:

octubre 2019

19 sáb
20 dom
21 lun
22 mar
23 mié
24 jue
25 vie
26 sáb
27 dom
28 lun
29 mar
30 mié
31 jue

noviembre 2019

1 vie
2 sáb
3 dom
4 lun
5 mar
6 mié
7 jue
8 vie
9 sáb
10 dom
11 lun
12 mar
13 mié
14 jue
15 vie
16 sáb
17 dom
18 lun
19 mar
20 mié
21 jue
22 vie
23 sáb
24 dom
25 lun
26 mar
27 mié
28 jue
29 vie
30 sáb

diciembre 2019

1 dom
2 lun
3 mar
4 mié
5 jue
6 vie
7 sáb
8 dom
9 lun
10 mar
11 mié
12 jue
13 vie
14 sáb
15 dom
16 lun
17 mar
18 mié
19 jue
20 vie
21 sáb
22 dom
23 lun
24 mar
25 mié
26 jue
27 vie
28 sáb
29 dom
30 lun
31 mar

enero 2020

1 mié
2 jue
3 vie
4 sáb
5 dom
6 lun
7 mar
8 mié
9 jue
10 vie
11 sáb
12 dom
13 lun
14 mar
15 mié
16 jue
17 vie
18 sáb

No disponemos de precios orientativos para este destino y número de noches. Puedes hacer una búsqueda para conocer el precio exacto de tu viaje.

Vuelos de última hora desde León

Disfruta de los mejores destinos
Precios ida con tasas incluidas. Gastos de gestión no incluidos.

Consigue tu vuelo y conoce Amsterdam

Rijksmuseum
Bienvenido a Ámsterdam, una de las ciudades más vanguardistas de Europa. También conocida como la Venecia del norte por sus numerosos y mágicos canales, muchas zonas de la ciudad se encuentran bajo el nivel del mar. Los habitantes de la ciudad proceden de numerosas nacionalidades, lo que hace de Ámsterdam una de las ciudades con mayor diversidad cultural del mundo. Los amantes del arte vienen por Rembrandt o Van Gogh, hay quien siente curiosidad por visitar el barrio rojo, quien busca el encanto de los paseos por los canales y quien prefiere resguardarse en los coffee shops. Las dimensiones de la ciudad  son idóneas para recorrerla a pie o en bici. De hecho, las calles cuentan con un sistema de señalización que marca diferentes circuitos para recorrer. La Plaza Dam es el epicentro de la capital holandesa. Está rodeada de museos y lugares históricos y es el punto de partida para cualquier visitante. Cerca de la plaza se encuentra el Barrio Rojo, repleto de escaparates para aquellos que quieran pasar unas vacaciones locas. También se encuentran allí la mayoría de Coffee Shops donde (hasta la fecha) los turistas mayores de 18 años pueden comprar hasta 5 gramos de marihuana o hachís. No te pierdas tampoco el Voldenpark, un inmenso parque idóneo para pasear y relajarse. Se ubica muy cerca del Museo Van Gogh y el Rijksmuseum, dos joyas del arte holandés. La casa de Anna Frank y el barrio de Jordaan, un conjunto de callejuelas llenas de agradables terrazas, son también visitas obligadas. Ámsterdam es una ciudad única que te cautivará. Todos tienen cabida aquí. I Amsterdam. Ja. 

En Ámsterdam, el sistema de transporte público es muy eficiente. Existen dos tipos de billete para el transporte: la tarjeta OV-Chipkaart y el billete sencillo. Si te decides por la tarjeta, elige la opción "tarjeta anónima" que te servirá para utilizarla solo durante los días que dure tu estancia. Estas tarjetas son personales y se pueden recargar en las estaciones de tren y metro y en los puntos de venta. Los tranvías ofrecen un buen servicio tanto en el centro como en la periferia. Aunque, de lejos, la mejor forma de desplazarse por la ciudad es en bicicleta gracias a los numerosos carriles bici que existen. Alquilar una es sencillo y barato y te permitirá disfrutar de la ciudad de una forma más auténtica, como un verdadero holandés.

Las calles de Ámsterdam cuentan con un sistema de señalización que marca diferentes circuitos para recorrer y conocer la ciudad tanto a pie como en bicicleta. Hay 6 en total. La plaza Dam es la plaza más importante de la ciudad y el lugar en torno al que se formó y creció Ámsterdam. Es un punto clave en la ruta de cualquier visitante de la ciudad y, además, está rodeada de museos y lugares históricos. Cerca de la plaza, se encuentra el Barrio Rojo conocido por sus numerosos escaparates en los que encontrarás todo lo necesario para unas vacaciones locas. Muy cerca de aquí, se encuentra Nieuwmarkt, una plaza en el barrio chino rodeada de puntos de interés, cafés y tiendas de libros y en la que se organiza un mercado de productos biológicos los sábados. El lugar perfecto para mezclarse con los locales. Si tienes la suerte de disfrutar un día soleado, no lo dudes y dirígete a Volderpark, el parque más grande de la ciudad, no te arrepentirás. Es un parque precioso en el que podrás pasear, hacer un picnic, patinar, o cualquier actividad que se te ocurra. La casa de Anna Frank, Anne Frankhuis, es el lugar donde escribió su diario. Es fácil localizarla, solo tienes que buscar la larga cola que hay a la entrada. El barrio de Jordaan es un conjunto de callejuelas llenas de agradables terrazas y numerosas tiendas. En cuanto a museos, los dos más importantes son el Rijksmuseum y el Museo Van Gogh. Cualquier persona mayor de 18 años puede comprar hasta 5 gramos de marihuana o hachís en cualquiera de los muchos Coffee shops repartidos por la ciudad. A pesar de esto, Ámsterdam es también una ciudad muy familiar con numerosas actividades que realizar con los más pequeños. Otra buena opción es alquilar un barco para recorrer los encantadores canales y pasar una velada romántica con cena incluida.

La Fiesta de la Reina, Koninginnedag se celebra el 30 de abril en Ámsterdam y en toda Holanda. Las calles y los puentes de la ciudad se tiñen del color naranja holandés. Es la fiesta nacional. Kwakoe Festival. Es una fiesta de expresión de la diversidad cultural en la que los numerosos inmigrantes que residen en Holanda muestran la riqueza cultural en Bijlmerpark. Dura varios fines de semana durante el verano y hay actividades musicales, de danza, deportivas, charlas informativas y degustación de comida étnica. Durante la celebración de la fiesta de San Nicolás, el 5 de diciembre, se saborean numerosos dulces tradicionales de esas fechas.

En el Mercado de las Flores podrás comprar los famosos tulipanes y otros recuerdos típicos. En De Negen Straatjes, o las Nueve Calles, encontrarás restaurantes, galerías de arte y tiendas alternativas y originales. Además, la zona es preciosa y el ambiente inmejorable. En el barrio de Jordaan también abundan las tiendas interesantes así como otras que ofrecen todo tipo de productos típicos holandeses que llevarse como recuerdo. En diferentes días de la semana se organizan mercados callejeros que venden fruta, verdura, ropa nueva y usada o libros que llenan las calles de vida y color. El Albert Cuypmarkt, de lunes a sábado, es el más grande de los mercados al aire libre y en él encontrarás de todo. En 2005, cumplió 100 años. Muchos de los locales compran aquí su comida. En el canal Singel hay mercados de flores donde comprar tulipanes que alegren la terraza de casa.

Hay una gran variedad de alimentos típicos de Ámsterdam y de Holanda en general. Algunos de ellos son la tarta de manzana, el arenque marinado o la variada oferta de cerveza y quesos (algunos tan populares como el gouda o el edam). La sopa de guisantes, Erwtensoep o el Stamppot Boerenkool (mezcla de col verde y patatas servida con una salchicha ahumada) son dos platos muy holandeses. Para los de paladar dulce, el Stroopwafel es una especie de sándwich hecho de gofres redondos rellenos de caramelo. Los cafés marrones, bruine cafés, son los bares típicos de ambiente acogedor en los que los holandeses degustan una buena cerveza después de una dura jornada de trabajo. Eet smakelijk, es decir, que aproveche.

El clima en Ámsterdam es cambiante. Se suele decir que, si no te gusta el tiempo que hace, puedes esperar un momento a que cambie. Las temperaturas en verano no suelen superar los 25º así que el clima es agradable. Los mejores meses para disfrutar de Voldelpark o de las terrazas son julio y agosto.

El idioma oficial en Ámsterdam, y en toda Holanda, es el neerlandés pero no te preocupes si no lo hablas, con el inglés te entenderán en todas partes. Si chapurreas algo de francés o alemán, tampoco tendrás problema. La moneda oficial es el euro. Si no quieres enfadar a los holandeses, no camines por los carriles dedicados a las bicicletas. Tampoco está bien visto hacer fotos a los escaparates del barrio rojo. Con la tarjeta I Amsterdam Card, podrás utilizar el transporte público de forma ilimitada y también te permitirá acceder gratis a muchos de los museos y zonas de interés.

Con sus numerosos canales y su preciosa arquitectura, Ámsterdam es el lugar perfecto para pasar unos días de cuento. Paseos románticos, picnics en el parque, la ciudad desprende encanto por cada rincón, deja que te cautive. Abre la mente y conoce todas sus facetas, entra en un bruine café para mezclarte con los locales y tendrás la sensación que siempre has estado allí.

Entre canales y tulipanes

La zona principal de embarque de cruceros del puerto de Ámsterdam es conocida como PTA (Passenger Terminal Amsterdam), situada a 500 metros de la Estación Central, y a unos 20 minutos andando de la Plaza Dam en el centro de la ciudad. El puerto de Ámsterdam cuenta con una moderna terminal de pasajeros con los siguientes servicios: mostradores de facturación e información de las compañías navieras, zona de espera, porta-maletas, parada de taxis, aseos y teléfonos públicos, cajero automático, tienda de souvenirs, oficina de turismo, cafetería y restaurante. También dispone de un parking cubierto las 24 horas. Costa Cruceros, MSC y Royal Caribbean parten con sus cruceros desde el puerto de Ámsterdam rumbo a Europa del Norte, Atlántico y el Cabo Norte. Rumbo al Norte, hacen escalas en Copenhague, Helsinki y San Petersburgo. Más en el Norte, Magdalena, Fiordo, Longyearbyen y Tromso. Además, desde Ámsterdam parten los cruceros fluviales a lo largo del Rin y de la Mosela.

Publicidad