La palabra Andorra te suena a esquí, lo sé, pero este pequeño país de los Pirineos esconde entre sus montañas mucho más que pistas negras, rojas o azules. Andorra en verano es alucinante, no solo por la naturaleza que la envuelve, sino porque cuando la nieve se funde, aparecen un sinfín de planes veraniegos que merecen sí o sí una visita. Además, respirar su aire puro es como darle un mordisco a la palabra “salud”. ¿Empezamos?

1. Excursiones de todos los tamaños

Andorra dedica un 90% de su superficie a los espacios naturales. Es como un pequeño pulmón en medio de Europa, que la hace respirar. Pero lo mejor de todo es que en mitad de este ambiente tan idílico, este pequeño país ofrece innumerables planes que te harán disfrutar como un enano, y es que si le das una oportunidad, en este rincón del mundo no vas a parar quieto. Tengas la edad que tengas, y sean cuales sean tus inquietudes, encontrarás algo que se ajuste a ti de tal manera, que no querrás soltarlo nunca. Empieza con una excursión a alguno de sus lagos de origen glaciar, como el mítico “Llac d’Engolasters” o los “Estanys de Juclà”. Piérdete por sus itinerarios ya sea en bici o andando, y disfruta de estos increíbles parajes que solo ofrece la alta montaña. Y quién sabe… tal vez encuentres alguna que otra mora por el camino que alegren a tu estómago ;)

2. Sabemos que te gusta ir de compras

Si eres un “shopping-addict”, acabas de encontrar el país de tus sueños. Porque entre tanto árbol y tanta montaña, se levantan un sinfín de tiendas y centros comerciales que convierten Andorra en un paraíso para aquellos que buscan hacer sus compras tranquilamente. Encontrarás todo tipo de productos, desde embutidos y quesos que te harán perder el sentido, hasta ropa, accesorios y todo tipo de productos de calidad realmente buena. Y además, en verano encontrarás ofertas perfectas para renovar tu outfit de esquiador para la próxima temporada. No suena del todo mal, ¿verdad?

3. Un poco de relax, por favor

Y cuando tus tobillos no den para más a causa de tanto sube y baja esta montaña y la otra, y hayas comprado hasta un nuevo collar para tu perro, solo te queda relajarte en uno de los mejores spas que encontrarás en el planeta. Y es que Andorra, por muy pequeña que sea, dispone de Caldea, el spa termal más grande del sur de Europa, con más de 30.000 m2, perfectos para relajarse y olvidarse del mundo por unos momentos. Piérdete entre sus aguas termales, sus cascadas, burbujas y chorros de hidromasaje, y verás cómo a veces sí que vale la pena darse un capricho. Tu cuerpo y tú lo agradeceréis.  

4. El Cirque du Soleil, ¡Gratis!

Sí, has leído bien, en Andorra puedes disfrutar de uno de los mejores espectáculos del mundo totalmente gratis. Se trata del espectáculo “Rebel” del Cirque du Soleil, que tendrá lugar del 29 de junio al 28 de julio de 2019, en este país de los Pirineos. Este increíble show rinde homenaje a las grandes voces masculinas del mundo de la música, a partir de una trama inspirada en el amor. Y ten cuidado, porque por mucho que te resistas, el amor de “Rebel” tiene tanta fuerza que probablemente toque también tu corazón sin que te des cuenta… Deja volar tu mirada mientras contemplas miles de acrobacias. Te darás cuenta de que a veces hasta lo imposible puede resultar fácil, y “Rebel” es un claro ejemplo de ello.

5. Come bien y te sentirás mejor

Y por último, pero no menos importante… Andorra tiene mucho “buen comer” que ofrecerte. Su gastronomía exquisita que combina la cocina catalana con la francesa, eclipsarán tus gustos culinarios y no querrás irte sin antes anotar cada una de las recetas. Descubre el sabor más auténtico de la montaña mientras disfrutas de una buena escudella o un “trinxat” de montaña. ¡Ah! Y si te gusta la carne… aquí encontrarás carne de caza realmente excepcional, como el “civet”, la liebre o el jabalí. ¿No se te hace la boca agua?

Esto es solo el principio de una bonita aventura entre Andorra y tú, así que ya sabes, hazte con un par de camisetas y unos buenos zapatos de montaña, y prepárate para disfrutar de un paraíso entre montañas como pocos. El Cirque du Soleil te espera con los brazos abiertos, y las aguas termales de Caldea te llaman para que las pruebes cuanto antes. ¿Te vas a resistir?

mm
Amante de la música y las letras desde que tengo uso de razón, sueño con aprender todos los idiomas del mundo antes de los 30. No hay puzzle que se me resista, y tengo siempre las maletas listas para salir a la aventura. Las dos veces que he estado en África, he querido quedarme.