1. Burnout

Considerado por muchos como el mejor local de hamburguesas de Madrid, en Burnout no se andan con chiquitas; aquí la carne de vaca siempre tiene que ser fresca y el ketchup Heinz y la mostaza French’s son algunas de sus debilidades. Un festín de carne en el que se cuelan hamburguesas clásicas como su Cheezebrgr, con queso cheddar curado y salsa especial, y otras exquisitas bizarradas como la Senhor Stilton con mermelada de bacon portuguesa. Manjares a regar con los mejores batidos, ya sea en in situ o en casa, ya que también cuentan con servicio a domicilio.

  • Dirección: Calle de Valverde, 6 / Calle de Fuencarral, 148
  • Horarios: De lunes a jueves de 13:00 a 16:15 y de 20:00 a 23:40, viernes y sábado de 13:00 a 17:00 y de 20:00 a 00:00 y domingo de 13:00 a 17:00 a 20:00 a 00:00
  • Tfno: 915 99 10 85 / 915 99 10 85

2. La Bistroteca

A pesar del precio en comparación a otros locales similares, las hamburguesas de La Bistroteca bien lo merecen. Elaboradas con carne de vaca rubia gallega picada diaria y de 170 gramos de peso, las hamburguesas de este local que fusiona cocina y arte juega con los ingredientes apostando por combinaciones como La Bacon, tan clásica como reveladora, La Poché, rellena de huevo poché y champiñones salteados, o la Thai, con salsa de tamarindo y anacardos, entre otras. ¡Ah! Y nada de perderse sus tacos o brochetas.

  • Dirección: Calle de Espartinas, 7
  • Horarios: Lunes de 20:30 a 23:30, de martes a sábado de 13:30 a 16:00 y de 20:30 a 23:30 y domingo cerrado
  • Tfno: 914258601

3. New York Burger

Con cinco locales repartidos entre la Castellana y Moraleja Green, en New York Burger rinden un tributo a la verdadera hamburguesa americana transportándote por un momento a la Quinta Avenida neoyorquina. Con 13 variedades de hamburguesa diferentes elaboradas a la brasa y con madera, cada barrio de Nueva York encuentra aquí su lugar en forma de sabrosos bocados: la Little Italy inspira tomates semisecos con parmiggiano, la Meat Packing dobla la cantidad de carne y la Times Square es tan universal como el queso de cabra y la cebolla caramelizada. Si vas con amigos vegetarianos, ellos también adorarán sus bowls veganos. Todo está pensado.

  • Dirección: Local Recoletos: Calle de Recoletos, 4
  • Horarios: De lunes a sábado de 13:00 a 17:00 y de 20:30 a 00:00 y domingo cerrado
  • Tfno: 914318417

4. Goiko Grill

A día de hoy, Goiko Grill es una de las cadenas de hamburguesas más famosas de España, pero no siempre fue así. Hay que retroceder unos años atrás para recordar la historia un médico venezolano de origen vasco llamado Andoni Goicoechea, quien decidió montar un pequeño local en Madrid cuyos sabores comenzaron a viralizarse hasta crear 40 locales repartidos por toda España. ¿Lo mejor? Que su espíritu sigue más vigente que nunca a través de sus hamburguesas y, en concreto, la favorita de este autor: ¡La Chipotle!

  • Dirección: Local El Prado: Calle del Prado, 15
  • Horarios: Lunes, martes, miércoles y domingo de 13:00 a 23:30 y de jueves a sábado de 13:00 a 00:00 horas
  • Tfno: 910609476

5. Juancho’s BBQ

En Juancho’s hay una pasión desmedida por la carne: por los buenos cortes de cerdo ibérico, el wagyu made in Spain o la tomahaw a base de rubias gallegas y extremeñas maduradas en 60 días. Aliados que dan forma a algunas de las mejores hamburguesas de Madrid: desde la Baconjuancheeseburger hasta La Trufada, con salsa de brandy trufado y trufa fresca gallega, los dos highlights para los burger lovers de una carta corta pero concisa que podéis ojear en el Mercado de Chamberí.

  • Dirección: Calle de Alonso Cano, 10
  • Horarios: Lunes cerrado, de martes a jueves de 13:00 a 16:00 y de 20:00 a 23:00, viernes y sábado de 13:00 a 16:00 y de 20:00 a 00:00 y domingo de 12:00 a 16:00
  • Tfno: 615098633.

Estamos seguros que, de existir una secuela de Pulp Fiction, John Travolta le contaría a Samuel L. Jackson todas las hamburguesas que una vez comió en Madrid.

mm
Alicantino de nacimiento, amante de cualquier lugar con mínimas de 25ºC. Mi debilidad es escribir en cafés secretos, tengo curry en las venas y una palmera tatuada (tiene su miga, aunque no lo parezca). Una vez gané un premio en Japón.