“Érase una vez una costa bañada por el reflejo del sol a la que bautizaron como Costa Daurada. La gran belleza de su naturaleza y sus atractivos contrastes maravillaban a todo el que decidía perderse entre la vegetación y las aguas cristalinas de sus playas”. Pero… espera un momento, porque esto no es ningún cuento; estamos hablando de uno de los rincones más especiales del sur de Cataluña, concretamente en la provincia de Tarragona. Y cuando termines de leer este artículo, estarás cerrando tus maletas con rumbo a este “paradiso”. ¿Quieres saber por qué?

1. Las alegrías se multiplican en familia

Dicen que viajar abre la mente y amplía horizontes, pero si además el lugar permite que disfrutes de la aventura en familia mientras te sumerges en mil y una historias y saboreas tradiciones de lo más auténticas en mitad de la naturaleza… corres el riesgo de volverte adicto al territorio. Y si eres de esos de “si no lo veo no lo creo”, debes saber que los municipios de Salou, Cambrils, Vila-seca, La Pineda Platja, Calafell, El Vendrell y Muntanyes de Prades, se han ganado el certificado de Turismo en Familia, por la Generalitat.

Llega el buen tiempo, y Costa Daurada da el pistoletazo a la temporada de campo y playa con una oferta de lo más variada de actividades al aire libre, para familias de todos los tamaños. Prepara tu cámara para capturar momentos inolvidables mientras recorres la montaña haciendo una excursión, o te tumbas bajo el sol cual lagartija. Sin duda un lugar ideal para unas vacaciones como dios manda, donde el buen tiempo te acompañará desde los primeros rayos de sol del amanecer, hasta bien entrada la madrugada.

2. No hay verano sin playa

Si al visualizar la palabra verano, lo primero que llama a tu puerta es una playa de esas eternas donde la ley del “no hacer nada” brilla más que el sol, sigue leyendo. Y es que dicen (y yo lo corroboro) que el hecho de ver el horizonte del mar, produce una sensación de bienestar inigualable. Hoy descubrirás una serie de playas que no pueden faltar en tus mañanas veraniegas, ya sea por sus paisajes de ensueño, como por el sinfín de actividades que puedes realizar en ellas. Nuestro TOP 5 imperdibles son:

  1. La Playa El Torn (Hospitalet de l’Infant): una playa naturista que forma parte de un espacio de interés cultural.
  2. Playa de Coma-ruga (El Vendrell) donde se encuentra el Riuet, una agua procedente de las profundidades, que forma unas aguas termales con propiedades medicinales. Olvídate del ibuprofeno, esto sí que cura…
  3. Els Muntanyans, un espacio natural situado entre la Playa de Torredembarra y Creixell, con un ecosistema de dunas y marismas como pocos.
  4. La Cala Jovera, en una situación privilegiada con unas vistas impresionantes al Castillo de Tamarit.
  5. La Cala Crancs (Salou), perfecta para iniciar una larga caminata por el camí de ronda que bordea la costa.

Hazte con tu toalla favorita y lánzate a la aventura de disfrutar del buen tiempo sin prisas.

3. Cientos de años de cultura

¿Sabías que las torres humanas conocidas mundialmente como “castells”, tuvieron su origen en estas tierras hace más de 200 años? Sí, este rincón esconde tantos secretos como puedas imaginar, que se remontan a la cultura prehistórica en municipios como L’Espluga de Francolí, o a las huellas que dejaron los íberos en Calafell. No podemos olvidar tampoco la herencia que hemos recibido de los romanos que habitaban en su querida Tarraco, considerada actualmente Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, al igual que las pinturas rupestres de Rojals y Capçanes, y que el espectacular Monasterio de Santa Maria del Poblet. Y para los amantes de los paseos auténticos, la Ruta del Císter os dejará de piedra. Pero esto es solo una pizca de toda la cultura que aguarda este territorio. ¿Necesitas más motivos para explorarlo? Seguro que no ;)

4. ¿Tienes hambre?

Dicen que la dieta mediterránea es saludable y exquisita a partes iguales (que por cierto, también fue declarada Patrimonio de la Humanidad). Y dicen también que la especialidad de la cocina de Costa Daurada es llevar al cielo a todo el que se atreva a probar los alimentos de su tierra. Podrás saborear un sinfín de productos, recetas y jornadas gastronómicas de esas que tu estómago recordará para siempre. Bienvenido a un lugar donde podrás catar los verdaderos placeres de la buena cocina. ¿Nuestras recomendaciones? La avellana de Reus, el aceite de Siurana, el calçot de Valls, las patatas de Prades, el pescado azul o el civet de jabalí, entre otros. Repetirás seguro.

5. Con buen vino sabe mejor

Como bien dijo un tal George Brassens, “El mejor vino no es necesariamente el más caro, sino el que se comparte”, y aunque suene más a aquel famoso slogan de “Compartida la vida es más”, he aquí una oportunidad perfecta para comprobar dicha teoría. Costa Daurada dispone ni más ni menos que de 7 Denominaciones de Origen de vino, y muchos de sus territorios están incluídos también en la Denominación de Origen cava. Además, sus paisajes de viñedos te harán viajar a la toscana sin salir de Tarragona, que van desde las viñas del Priorat y de la sierra del Montsant, hasta las llanuras del Camp de Tarragona y del Penedès. ¡Ah! y no te pierdas las Catedrals del vi, 13 edificios modernistas convertidos en bodegas y cooperativas agrícolas en los que querrás quedarte a vivir.

6. No hay nada como la naturaleza

Cuando haces deporte al aire libre es como coger una máquina del tiempo y rejuvenecer unos cuantos años. Te sientes renovado. Y en este punto del sur de Cataluña, se organizan todo tipo de actividades para que salgas de allí con, por lo menos, cinco o seis años menos ;) Empieza con una mañana de senderismo por los itinerarios marcados del Parque Natural de Montsant, sigue con una ruta en bicicleta todo terreno y acaba con una exploración a alguna cueva misteriosa, y te sentirás como nuevo. Te verás rodeado de colores verdes, hojas de avellanos y viñedos, olivos, piedras centenarias y el azul del cielo. ¿Qué más se puede pedir? Es parecido a introducirse en uno de los cuadros de mil colores de Monet.

Y para terminar… si eres un amante del golf te confesaré un secreto. El buen clima de Costa Daurada permite practicar este deporte durante todo el año, en los 7 campos que existen, o en los Pitch & Putt. Hasta los más peques pueden animarse a hacer los primeros swings. ¿Ya tienes listas las maletas?

mm
Amante de la música y las letras desde que tengo uso de razón, sueño con aprender todos los idiomas del mundo antes de los 30. No hay puzzle que se me resista, y tengo siempre las maletas listas para salir a la aventura. Las dos veces que he estado en África, he querido quedarme.