¿Imaginas andar con los pies envueltos en piel de plátano? ¿Y en fibra de cáñamo? No se trata de ninguna broma, sino de una genialidad que han ideado los creadores de la marca “Indianes”. Ni más ni menos que zapatos biodegradables y ecológicos, que hacen de este mundo, un lugar mejor. Detrás de “indianes” se esconde un grupo de ingenieros, artesanos y diseñadores que se han especializado en calzado sostenible y hoy están revolucionando el mundo del calzado. 

“Indianes” nació en Barcelona, concretamente en el Viver Elisava Alumni, y acumula varios años en el sector del calzado ecológico. Aun así, la primera semilla de este proyecto nació en las comunidades de artesanos de plátanos de las montañas de Colombia. Estos artesanos emplean técnicas ancestrales para extraer fibras naturales y colaboran con esta empresa barcelonesa para dar nueva vida a los desperdicios de la agricultura del plátano. Después de muchos años y de romperse mucho el coco, el equipo de “Indianes” ha conseguido transformar kilos de residuos en materia prima textil consiguiendo así la creación de un zapato 100% natural, biodegradable y sin ningún tipo de químicos nocivos.

No existe contaminación alguna en el proceso de creación de este zapato, ya que proviene de un residuo agrícola y no requiere ser cultivado. Ni siquiera hace falta agua, energía ni pesticidas para su elaboración. ¿Y sabes qué? La tecnología textil con la que trabajan permiten que se biodegraden como máximo en un plazo de dos años. Increíble, pero cierto. ¡Ah! Y además, en su página web regalan 10 euros por cada par de zapatos viejos que les des, y los reciclarán para crear nuevas suelas. 

No dejes escapar esta oportunidad y deja así una pequeña huella en el planeta.

mm
Amante de la música y las letras desde que tengo uso de razón, sueño con aprender todos los idiomas del mundo antes de los 30. No hay puzzle que se me resista, y tengo siempre las maletas listas para salir a la aventura. Las dos veces que he estado en África, he querido quedarme.