Hotel Melissa Wasi Descripción

Rodeado de montañas y bosques de eucaliptos. En Melissa Wasi puedes encontrar un lugar acogedor, con la tranquilidad y paz del valle sagrado.
Ubicada en las afueras de Pisac, en el lugar mas luminoso del valle, la energia que se percibe es maravillosa, el aire es puro y los sonidos relajantes. Ofrecemos amplios jardines, cuartos confortables con edredones de plumas y television por cable. Como diversion extra contamos con motos scooters y bicicletas con motor de uso gratuito para los huespedes. Contamos con un delicioso desayuno buffet hecho en casa. A solo media hora del centro de Cusco, Pisac es ideal para comenzar todas las rutas turisticas. Pisac cuenta con un colorido mercado, siendo el dia mas importante el domingo para visitar la misa en quechua y ver los trueques de productos entre las comunidades. Tenemos muchas rutas para recomendar y lugares muy interesantes por conocer, incluido el famoso Machu Pichu.

Sello Mejor Precio Garantizado
Reserva ahora con el mejor precio garantizado

Servicios

Hotel

  • Acceso a Internet inalámbrico
  • Alquiler de Bicicletas
  • Aparcamiento autocar
  • Barbacoas
  • Disponibilidad de cobertura para teléfonos móviles
  • Lavandería
  • Parking/garaje
  • Salon TV
  • T.V. satélite
  • Traslados de pago
  • Área jardines

Habitación

  • Cama King size
  • Camas dobles
  • Habitaciones no fumadores
  • Secador
  • Sofá cama
  • TV
  • TV satélite

Actividades y ocio

  • Área de juegos

Restauración

  • Desayuno
  • Desayuno Buffet
  • Restaurante(s)

Información útil

Información tasas

de acuerdo con las leyes fiscales vigentes en Perú, los ciudadanos peruanos (y los extranjeros que permanezcan más de 59 días en Perú) deben pagar el impuesto adicional del 18% en el hotel correspondiente al IGV.

Cómo llegar

Llegando a Pisac, cruzar el rio y voltear a la derecha, seguir la pista rumbo a las ruinas, pasando el hotel Royal Inka, tomar el primer camino de tierra a la derecha (antes de la curva). Seguir por el camino de tierra unos 2 minutos hasta encontrar la puerta de Melissa Wasi.

Publicidad
Publicidad