Los 30 mejores Hoteles en Canadá

BUSCA HOTELES EN Canadá

¡Reserva ahora con el mejor precio garantizado!

Cancelación GRATUITA en la mayoría de habitaciones

Sobre Canadá

Casi 10.000.000 km cuadrados de superficie constituyen este inmenso país de fríos inviernos y veranos cálidos, con más de un millón de lagos repartidos en su superficie.Toronto es la ciudad más grande del país, la más animada en materia cultural y de diversión, por algo su nombre quiere decir lugar de reunión. Leer más »

Canadá

Sobre Canadá

Casi 10.000.000 km cuadrados de superficie constituyen este inmenso país de fríos inviernos y veranos cálidos, con más de un millón de lagos repartidos en su superficie.

Toronto es la ciudad más grande del país, la más animada en materia cultural y de diversión, por algo su nombre quiere decir lugar de reunión. Las famosísimas Cataratas del Niágara se encuentran a un par de horas o menos de la ciudad de Toronto, en la frontera con Estados Unidos. De hecho, hay unas cataratas canadienses y otras americanas.
Ottawa fue designada capital de Canadá en el siglo XIX por la Reina Victoria de Inglaterra, cuando concedió a Canadá total independencia de la Corona Británica. Es una ciudad llena de historia, lo que atrae a muchos visitantes. Además, es famosa por sus festivales culturales, como el famoso Festival de los Tulipanes y las Festividades de Canada Day. En invierno es ya famoso el Festival de Winterlude y los concursos de escultura en hielo y nieve.
La ciudad de Québec es una de las más antiguas de las Américas. Fundada en 1608 como la capital de la Nueva Francia, la ciudad conserva su carácter Europeo y sobre todo, romántico. La vieja ciudad amurallada de Quebec es un tesoro. Está considerada como la cuna de la civilización francesa en las Américas. La UNESCO la nombró Ciudad Patrimonio del Mundo en 1985. En verano es un lugar para caminar, sentarse en un café a tomar café au lait, pasear por una de las excelentes galerías, cenar en uno de los magníficos restaurantes y pasear en una calandria.
Montréal es una de las ciudades más cosmopolitas del mundo. Si la visitas, debes pasear por el Viejo Montréal, lleno de boutiques y tiendas de artesanías y una gran variedad de restaurantes. En Montréal puedes comprar una buena botella de vino en cualquier tienda y llevarla al restaurante de tu agrado donde te la puedes beber. Posiblemente es la ciudad con más marcha de Canadá. La cultura franco-latina se deja sentir en todo su esplendor los fines de semana por la noche. Los Montréalinos salen a cenar tarde y después de largas conversaciones acompañadas de café au lait y cognacs se dirigen a los centros nocturnos y discotecas donde pueden bailar desde techno hasta merengue.

Últimas Valoraciones

  • Buena elección en Niagara Falls. Perfecta ubicación en Niagara Falls, con aparcamiento privado y magnífica atención por la responsable del hotel.

  • Nos ha gustado mucho el hotel.Ubicado relativamente cerca del centro de la ciudad, tiene buena combinación de transportes (metro y bus)y muchos restaurantes alrededor ya que hace esquina con Yonge St. El hotel consta simplemente de la recepción y las habitaciones (10 pisos). Los desayunos (incluido, no gran variedad pero más que suficiente) se hacen en restaurante asiático pegado al mismo, que se comunica por puerta interior. El personal de recepción es muy amable. Y lo mejor, las habitaciones son amplias (con dos camas grandes muy cómodas) y un buen espacio para estar cómodo (mesa con sillas, mueble cajonera amplia), armario empotrado amplio, con plancha y tabla. Cuarto de baño ajustado (pequeño pero con todo lo necesario, incluso secacor de pelo). Bien iluminado, con grandes ventanales. Aire acondicionado moderno y regulable. Suelo enmoquetado. En resumen, hemos quedado satisfechos con el hotel. Lo recomendamos.

  • Hotel Chateau Bellevue

    9.8 Extraordinario (1 opiniones)

    Todo en el hotel es para disfrutar, desde el hotel mismo que es una pequeña belleza y además tiene una ubicación inmejorable.Los chicos que nos atendieron siempre estuvieron a disposición y nos recomendaron excelentes visitas.Personal super cálido. Volveremos si volvemos a estar en Quebec.

  • Fantastico hotel en Quebec City. El hotel esta situado en pleno barrio viejo, que es donde esta casi todo lo que hay que ver en Quebec, y donde ademas hay bares, restaurantes y tiendas. El personal es muy amable y las habitaciones grandes. Eso si, si no dejais propina a la camarera olvidaos de que os repongan los productos de aseo, y mucho menos que os dejen una chocolatina en la mesita de noche. La ubicacion.

  • Excelente situación, personal muy muy amable

  • Imperdible experiencia Fue tan sólo una noche pero tuvimos todo lo necesario, todo muy limpio y muy prolijo. Buen desayuno. No se lo pierdan

  • La amplitud de la habitación.

  • Cercano al aereopuerto con servicio de taxi gratuito. Es fácil moverse en transporte urbano a otros puntos. Uno de los recepcionistas, Tibin, excelente acompñamiento, nos ayudó con las direcciones de los lugares que queríamos visitar y recomendó algunos más.

  • El tamaño de la habitacion y el super lavabo con una ducha gigante y muy moderna Habitacion muy grande. A destacar el lavabo con una ducha enorme en la que caben por lo menos 6 personas. Bien situado. El gimnasio es solo una sala con 3 maquinas aunque tiene una piscina indoor muy decente

  • Hotel limpio y personal agradable, nos cambiaron la habitación a una king bed sin recargo.