1. Grandes beneficios emocionales
Aunque cueste creerlo, la risa está considerada como un potente alivio de los cuadros depresivos y de ansiedad. Reírte estimula los estados de ánimo positivos y mejora los niveles de serotonina, endorfinas, dopamina y oxitocina y con ellos conseguimos sentir placer, felicidad y relajación.

[redbox text=”Reírte estimula los estados de ánimo positivos” position=”right”]

2. Fortalece el corazón y el pulmón
Al reírnos, nuestro cuerpo experimenta espasmos en el diafragma y con este gesto fortalecemos los pulmones y el corazón, reduciendo así el riesgo a sufrir infartos o problemas respiratorios. Alucinante, ¿verdad?

3. Un buen aliado para superar el insomnio
Cuando reímos durante bastante rato, aparte de acordarnos de que tenemos abdominales, nuestro cuerpo siente una extraña fatiga que provoca cansancio, que nos ayuda a conciliar el sueño más rápidamente.

4.Digestiones más ligeras
Un buen ataque de risa después de comer puede ayudarnos a mejorar la digestión de las típicas comilonas pesadas. Al reír ejercitamos de todos los músculos abdominales y con ello nuestro estómago trabaja mucho mejor. Así que ya sabes, después de la comida de Navidad, unas buenas risas… ¡y a seguir comiendo!

5. Reducimos el colesterol y la glucosa en sangre
Al reír a carcajadas, nuestro cuerpo realiza ejercicio aeróbico y por lo tanto, disminuimos el colesterol y la glucosa en sangre.

giphy

 

6. Favorece nuestras relaciones sociales
Reír junto a tus amigos/as, compañeros/as de trabajo o familia ayuda a fortalecer vuestros vínculos. Al reír se refleja una actitud positiva y se consigue acercar posturas.

giphy

 

7. Mejoramos nuestra creatividad
La risa es capaz de acelerar la producción de catecolaminas, las sustancias encargadas de mantener nuestro cerebro bien despierto y avispado.

giphy

 

Y después de saber todo esto, ¿ya te has reído hoy? :D

1. Grandes beneficios emocionales
Aunque cueste creerlo, la risa está considerada como un potente alivio de los cuadros depresivos y de ansiedad. Reírte estimula los estados de ánimo positivos y mejora los niveles de serotonina, endorfinas, dopamina y oxitocina y con ellos conseguimos sentir placer, felicidad y relajación.

[redbox text=”Reírte estimula los estados de ánimo positivos” position=”right”]

2. Fortalece el corazón y el pulmón
Al reírnos, nuestro cuerpo experimenta espasmos en el diafragma y con este gesto fortalecemos los pulmones y el corazón, reduciendo así el riesgo a sufrir infartos o problemas respiratorios. Alucinante, ¿verdad?

3. Un buen aliado para superar el insomnio
Cuando reímos durante bastante rato, aparte de acordarnos de que tenemos abdominales, nuestro cuerpo siente una extraña fatiga que provoca cansancio, que nos ayuda a conciliar el sueño más rápidamente.

4.Digestiones más ligeras
Un buen ataque de risa después de comer puede ayudarnos a mejorar la digestión de las típicas comilonas pesadas. Al reír ejercitamos de todos los músculos abdominales y con ello nuestro estómago trabaja mucho mejor. Así que ya sabes, después de la comida de Navidad, unas buenas risas… ¡y a seguir comiendo!

5. Reducimos el colesterol y la glucosa en sangre
Al reír a carcajadas, nuestro cuerpo realiza ejercicio aeróbico y por lo tanto, disminuimos el colesterol y la glucosa en sangre.

giphy

 

6. Favorece nuestras relaciones sociales
Reír junto a tus amigos/as, compañeros/as de trabajo o familia ayuda a fortalecer vuestros vínculos. Al reír se refleja una actitud positiva y se consigue acercar posturas.

giphy

 

7. Mejoramos nuestra creatividad
La risa es capaz de acelerar la producción de catecolaminas, las sustancias encargadas de mantener nuestro cerebro bien despierto y avispado.

giphy

 

Y después de saber todo esto, ¿ya te has reído hoy? :D