Vuelos de última hora a Ciudad Real

Disfruta de los mejores destinos
Precios ida con tasas incluidas. Gastos de gestión no incluidos.

Consigue tu vuelo y conoce Ciudad Real

Iglesia de Santiago
Descubre los lugares más emblemáticos de una ciudad moderna y amigable en plena Meseta.

En Ciudad Real encontrarás un conjunto histórico-artístico formado por tres iglesias, la de Santiago del s. XIII, la Catedral de Ntra. Sra. del Prado del s. XVI y la Iglesia de San Pedro del s. XIV.

Otros elementos patrimoniales de gran belleza son el antiguo casino, de estilo clasicista, los distintos conventos como el de las Carmelitas, del s. XVI, el Palacio de la Diputación, el antiguo Hospital de la Misericordia, hoy sede del Rectorado de la Universidad de Castilla-La Mancha o la fachada del Palacio de Medrano, que en la actualidad acoge la Delegación de la JCCM.



De gran interés, en los alrededores encontrarás la Ermita y el Parque Arqueológico de Alarcos-Calatrava, situado a ocho kilómetros de la capital, en la que se han encontrado importantes restos ibéricos y romanos y que también puedes visitar.

No dudes en visitar sus museos, entre los que destaca la Biblioteca y el Museo Cervantino, que seguro te sorprenderá, o el Museo López Villaseñor, que acoge grandes exposiciones temporales.

Dar un paseo por nuestras plazas y jardines te resultará gratificante puesto que Ciudad Real es como un museo al aire libre, salpicado de estatuas que recientemente se han añadido a las ya existentes y que hacen en su conjunto un atractivo más a tener en cuenta.

La gastronomía manchega es una cocina apegada a la tierra, son los productos que nacen de ella, y el carácter de la gente la que marcan las características de su gastronomía. Cocina de pastores y labriegos, la herencia árabe o la rica caza son rasgos definitorios. Cocina que ha sido inmortalizada en la novela de Don Quijote de La Mancha, donde se han contabilizado hasta más de 150 recetas. En el propio comienzo de la novela, se describe al famoso hidalgo no solo por físico o condición social, sino sobre todo por lo que come.

La huerta nutre estas cocinas, surgen así platos como el pisto manchego, el asadillo, hecho de pimientos. Los platos más típicos son el 'tiznao' guiso de pimiento, cebolla y bacalao asados, las migas de pastor, el gazpacho manchego o 'Galianos', o la caldereta de cordero.

La abundante caza ofrece platos como el venado o el jabalí, la perdiz es otro manjar. Sin duda los reyes de nuestra gastronomía son los quesos y los vinos. El queso manchego, apreciado internacionalmente, cuenta con una Denominación de Origen que asegura la calidad del producto, de pura leche de oveja de raza manchega. Tierno, semicurado, curado o en aceite es un excelente aperitivo o tapa. Acompañado de uvas o miel puede tomarse como postre.

El vino que surge de las cepas aíren y cencibel, la introducción de nuevas variantes como la cabernet sauvignon y sobre todo la crianza en roble, nos ofrece unos caldos de gran personalidad y matices que satisfarán los paladares más exigentes.

Los postres más tradicionales son las flores manchegas, finísima masa en forma de cruz de Calatrava, la bizcochá, los pestiños. En Semana Santa y Carnavales, podrá degustar los rosquillos, los barquillos o las torrijas.

La perla de la meseta

Publicidad