Vuelos de última hora desde Luton

Disfruta de los mejores destinos
Precios ida con tasas incluidas. Gastos de gestión no incluidos.

Consigue tu vuelo y conoce Reykjavik

Reykjavik
Reykavik es la capital de Islandia, en el continente europeo. Debido a su posición es también la capital nacional más septentrional del mundo.
En la ciudad se encuentran las instituciones gubernamentales, las librerías y los museos, la universidad e instituciones de investigación, las oficinas centrales de comunicación (radio, televisión y diarios), los teatros profesionales y orquestas, las cortes de justicia, piscinas al aire libre y estadios de deportes, líneas marítimas, aéreas y compañías de transporte colectivo, factorías y plantas procesadoras de pescado.

Los edificios más importantes son el Parlamento (construido en 1881) y la casa de Gobierno (de mediados del siglo XVIII) ambos en el centro viejo de Reikiávik, entre el puerto y el lago. Cerca están la Librería y el Teatro Nacional, ubicadas juntas detrás de una estatua del primer colonizador. En el área universitaria están la universidad y sus hoteles de estudiantes, el Museo Nacional y la Casa Nórdica (diseñada por el famoso arquitecto finlandés Alvar Aalto). Hay numerosas iglesias antiguas y nuevas, entre la vieja catedral cerca del Parlamento y la altísima nueva Hallgrímskirkja.

El Museo Folclórico de Arbaer, en uno de los suburbios del este, exhibe viejas casas de Reikiavik reconstruidas en su estilo original, como así también una iglesia rural tradicional y una granja, ambas con techos de turba y pasto.

Autobús: el servicio de autobuses urbanos es muy eficiente. Puedes comprar un bono de diez viajes en las terminales, o comprar la Reykjavik Card con la que tendrás viajes ilimitados.

Taxis: se pueden parar en la calle o pedir por teléfono. La mayoría de las compañías te ofrecen también recorridos turísticos.

Coche: aunque alquilar un coche es carísimo y para nada necesario, si quieres conducir tienes que saber que el tráfico es poco denso, apenas hay congestión, es fácil encontrar aparcamiento y los conductores islandeses suelen ser respetuosos con las normas de tráfico.

Bicicleta: como la ciudad es llana, la bici es un medio perfecto para desplazarse.  






Publicidad