Dicen que una historia contada sobre un escenario, de esos que aparecen cuando se levanta el telón, tiene un encanto inexplicable. Y esta vez, no puedo estar más de acuerdo. Lo más probable es que tú también hayas crecido con las historias de Disney, al ritmo de Hakuna Matata o atravesando el cielo azul hacia el país de nunca jamás. Pero, ¿alguna vez imaginaste volver al pasado de la mano de Anastasia? Recuerda que si cierras los ojos y lo deseas con fuerza, todos los sueños pueden hacerse realidad… 

Lo cierto es que Broadway ha aterrizado en la Gran Vía de Madrid para presentar una historia fascinante de un modo todavía más fascinante. Y como todos los cuentos de hadas, lo único que necesitas para disfrutar del espectáculo es aprender a verlo con el corazón. Viajarás desde el ocaso del Imperio ruso hasta la euforia de París en los años veinte, acompañando a Anastasia en la aventura de su vida, y la verás escapar de la revolución bolchevique para encontrar su verdadera identidad y tomar las riendas de su destino. Pero, ¿qué se esconde detrás? Ni más ni menos que un trabajo digno de ingeniería soviética.

1. Música, maestro

Como bien indica su nombre, un musical debe tener banda sonora. Y en este caso, la historia de Anastasia va acompañada de 13 músicos que interpretan en directo 25 instrumentos diferentes. Y para todos los fans de este clásico, no solamente os movereis al ritmo de 6 canciones de la película, sino que además se añaden 12 temas completamente nuevos

2. La construcción del guión y los personajes

Antes de actuar, está claro que alguien tiene que haber escrito el guión. Y en este caso, fue el autor Terrence McNally quién se encargó de argumentar esta obra de arte para adaptarla al teatro. La parte más emocionante es cuando los propios personajes se despegan de las hojas y cobran vida poco a poco. La elección de los actores tampoco fue algo sencillo, ya que en el proceso de audiciones participaron 3.000 personas de más de 10 nacionalidades distintas. Increíble pero cierto, y después de la selección, 100 de ellos fueron escogidos para dar vida a la función de Anastasia y hacerla posible.

3. Los ensayos

Los 100 actores que participan en el musical, han estado ensayando más de 400 horas antes del estreno, por lo que casi se han convertido en los verdaderos personajes. Cuantas más veces, mejor. La profesionalidad y las maravillas que se muestran sobre el escenario, harán que se te olvide que estás en el siglo XXI, y viajarás a nuevos mundos sin moverte de tu asiento. 

4. La puesta en escena

¿Cuánto material crees que se necesita para llevar a cabo una obra de este tamaño? Ni más ni menos que 75 toneladas, que componen la escenografía del musical. Algunas piezas superan por sí solas la tonelada, como puede ser el Palacio de los Romanov, que es decorado más voluminoso y pesado. ¿Cómo lo transportarán…?

5. El vestuario

Si eres un amante de los disfraces, de esos que aprovechan cada ocasión para vestirse con sus mejores galas, esto te va a gustar. Un total de 16 talleres de España, Holanda, Alemania y hasta Reino Unido, han participado en la confección del vestuario de los actores. Durante el espectáculo salen a escena 125 trajes completos, todos ellos con su propia personalidad. Eso por no hablar de las 40 pelucas que se usan a lo largo de cada función, todas ellas de pelo natural hechas a mano, peinadas pelo a pelo. Además, el 80% del calzado está hecho a medida del actor, cual Cenicienta, y está hecho de piel para que se adapte perfectamente al pie y pueda bailar y moverse con comodidad. ¿Cómo te sentirías tú con un par de esos en tus pies?

6. Entre escenas

Es increíble todo lo que ocurre “detrás del telón”. Y es que, entre bambalinas, los personajes que van a contrarreloj para cambiar su vestuario y maquillaje antes de volver a salir a escena. El cambio más rápido del musical sucede en sólo 30 segundos, y el elenco se cambia completamente de una escena a otra en 1 minuto. Además, dos de los actores, cambian de vestuario un total de 13 veces, así que no se lo tengas en cuenta si ves a alguno con un zapato de cada color… 

Ahora que ya conoces cada uno de los detalles de esta maravilla musical, no esperes más y viaja a la Rusia de Anastasia sin salir de Madrid. Te aseguro que cuando baje de nuevo el telón, no volverás a ser el mismo. ¡Ah! Y si quieres conocer en primera persona todo lo que se esconde tras el escenario, hazte con tu entrada antes del 30 de junio para alguna función comprendida entre el 3 y el 14 de julio, y entrarás en el sorteo de un pase doble para conocer el backstage y todos los secretos de este increíble musical. ¿Lo vas a dejar escapar? 

mm
Amante de la música y las letras desde que tengo uso de razón, sueño con aprender todos los idiomas del mundo antes de los 30. No hay puzzle que se me resista, y tengo siempre las maletas listas para salir a la aventura. Las dos veces que he estado en África, he querido quedarme.