Los juegos de mesa pueden convertirse en la mejor medicina contra las largas horas en casa. Y es que dicen que cuando uno se divierte, el tiempo pasa volando. Desde Atrápalo te hemos preparado tres de nuestros favoritos para añadir alegría y romper con la monotonía de estos días. Prepárate para embarcarte en auténticas batallas navales, mentir como el auténtico Pinocho, o convertirte en el mejor adivino con Mastermind. ¿Estás ready?

1. Batalla Naval

Este es uno de esos juegos de toda la vida que nunca pasan de moda. Una batalla naval de esas que ocurrían hace tanto tiempo, cuando los piratas eran los más temidos y había tesoros en cada orilla. Grandes veleros, portaaviones, lanchas, barcos pesqueros… ¿cuál de ellos será el primero en naufragar? Siéntete como el auténtico Barbarroja derribando a tu rival, y conviértete en el rey de los siete mares. 

  • Descarga aquí el juego para imprimir.
  • Consulta aquí las instrucciones.

2. Mentiroso

¿Verdad o mentira? En este juego deberás controlar muy bien tus emociones y no dejar que tus contrincantes lean en tu rostro la verdad. ¿Cuál fue tu último viaje? ¿Y lo último que has comido? ¿Qué hay de tu experiencia más vergonzosa? Diviértete con un juego en el que descubrirás muchas cosas que no sabías de tu familia o amigos, mientras tienes un largo rato de risas aseguradas. 

  • Descarga aquí el juego para imprimir.
  • Consulta aquí las instrucciones.

3. Mastermind

¿Alguna vez has logrado leer la mente de alguien? En este juego deberás adivinar el orden y la secuencia de colores que ha elegido tu contrincante. Verde, negro, azul, marrón, amarillo, rojo… Tú eliges, eso sí, tienes un máximo de intentos, o perderás la partida.

  • Descarga aquí el juego para imprimir.
  • Consulta aquí las instrucciones.

Vuelve a los juegos de siempre y hazlo de la forma más sencilla. Imprime el que más te guste o hazte con los tres, y… ¡a jugar!

mm
Amante de la música y las letras desde que tengo uso de razón, sueño con aprender todos los idiomas del mundo antes de los 30. No hay puzzle que se me resista, y tengo siempre las maletas listas para salir a la aventura. Las tres veces que he estado en África, he querido quedarme.