Escápate al planeta del hielo

Son 3 minutos
Volcanes, lenguas de glaciares, playas de arena negra, icebergs flotantes, áreas geotermales, geysers y paisajes imposibles. Bienvenido al planeta Islandia.
viajar a islandia

Estás acostumbrado a viajar. Te encanta descubrir nuevas ciudades, restaurantes, galerías y eventos. Eres de los que aprovechan hasta el último puente del calendario para darte una escapada, y siempre vuelves más lleno, más motivado, pero también más cansado, la verdad.

Has probado lo de tumbarte como un lagarto en una playa paradisiaca a disfrutar de un cocktel tras otro, pero lo único que consigues es terminar tirándotelos por encima. Lo de estar completamente parado no va contigo. Necesitas un punto medio. Huir del estrés y del agobio sí, pero con un poquito de movimiento y acción por favor.

Bien, te propongo algo intermedio: recorrer otro planeta a llenarte de belleza. Sí, otro planeta diferente. Existe a 3 horas de vuelo, y se llama Islandia.

viajar a islandia

El país del agua

Recuerda: la palabra mágica es “foss”. Puedes probar a decirla tres veces seguidas, rollo “bitelchus”, y yo me juego una uña que algo sucede seguro. Si algo hay en Islandia, en todos sus diseños, es agua. Se encuentra en forma de hielo, de gas y líquido. Tres en uno, una perfecta santísima trinidad. Es en forma líquida como te la vas a encontrar a cascoporro, cayendo interminable en cientos y cientos de cascadas. “Foss” es el nombre islandés para nombrar catarata. Y vas a encontrarte más veces esta indicación, que  a Los Javis en cada sarao. La hipnosis se queda corta si lo comparamos con la relajación profunda que vas a sentir al contemplar estos saltos de agua. Un ejercicio de mindfulness en toda regla.

viajar a islandia

Geysir, ¡Ahí va, qué chorrazo!

El geysir es una de las mayores atracciones en el planeta Islandia. Ver salir a chorrazo limpio agua de la tierra, no deja de ser fascinante aunque lo veas una y mil veces. Y es que este llega a alcanzar una altura de 80m de altura, explotando cada 4 min exactos. Me rio de la exactitud del reloj de Master Chef.

Arrugado como un garbanzo

Los ingleses tienen sus pubs de cerveza, los españoles tenemos nuestros bares, los islandeses tienen sus piscinas calientes. Lugares de reunión, de tertulia y también para relajarse, los ríos y  piscinas de agua caliente son el icono del planeta Islandia. Como tú no has venido a debatir sobre por qué en Islandia los policías no portan armas y rescatan gatitos de los tejados, te dedicas a relajarte. Te sumerges en esa sensación de calor y gustico, que va desestresando tu cuerpo. Cuando te quieres dar cuenta,eres un garbanzo arrugado, con menos voluntad que un abogado de oficio. Y sientes, que este viaje es claramente lo que necesitabas.

viajar a islandia

Vik, trolls y playas negras

Esa llanura, que da la bienvenida al mar, más negra que la conciencia de Darth Vader, es una de las playas no tropicales de mayor belleza del planeta. Los característicos monolitos de Vik surgiendo del mar, te darán la bienvenida a esta panorámica en tu viaje por el sur de la isla.

Según los islandeses -que tienen mitología para todo- esos monolitos, son trolls convertidos en piedra tras ver la luz del sol. Que vas a volver a quedarte sin habla, mudo de asombro, abarrotado de belleza de nuevo, te lo aseguro desde ya. Eso sí, ni se te ocurra bañarte en esas aguas, a no ser que te ponga mucho morir románticamente de hipotermia.

viajar a islandia

Más allá del Muro

Tú que eres gran fan de Juegos de Tronos, y sientes debilidad por los salvajes y la casa Stark, no puedes resistirte a visitar los escenarios de la serie. El norte nunca olvida, y tú tampoco quieres olvidarte de nada en este viaje. El muro con su guardia de la noche, el campamento de los salvajes, la gruta donde Jon e Ygritte “triki triki, traka, traka”, y de la que nunca debieron salir… Es todo tan real, que comienzas a temer en serio que esos islandeses paliduchos y de ojos azules, sean en realidad, caminantes blancos.

viajar a islandia

Del agua al hielo

Haciendo honor a su nombre: Iceland- el país del hielo-, quieres ver este elemento en su hábitat natural. Dicen de “Jökulsárlón ” que es uno de los lugares más hermosos del planeta. Y yo, que soy rebelde y nada fan de los grandes titulares, cierro la boquita, miro para otro lado y asiento levemente. Ante lo evidente, una se calla y punto. Jökursalon, está lleno de icebergs que se desprenden de la lengua del glaciar, y podrás ver también focas nadando alrededor. Un lugar realmente mágico e irreal.

Miras boquiabierto esos bloques de hielo, que flotan como tus pensamientos en este punto del viaje: suaves. Muy suaves.

viajar a islandia
© License CC0

A estas alturas de tu vuelta por Islandia, ya has olvidado el significado de palabras como agobio o estrés. Tu espíritu se siente tan agrandado como el último CV que echaste. Y algo en tu interior te asegura, que tras llenarte de esta hermosura, jamás volverás a ser el mismo.