Mejores precios de las últimas búsquedas

Duración del viaje:

octubre 2019

18 vie
19 sáb
20 dom
21 lun
22 mar
23 mié
24 jue
25 vie
26 sáb
27 dom
28 lun
29 mar
30 mié
31 jue

noviembre 2019

1 vie
2 sáb
3 dom
4 lun
5 mar
6 mié
7 jue
8 vie
9 sáb
10 dom
11 lun
12 mar
13 mié
14 jue
15 vie
16 sáb
17 dom
18 lun
19 mar
20 mié
21 jue
22 vie
23 sáb
24 dom
25 lun
26 mar
27 mié
28 jue
29 vie
30 sáb

diciembre 2019

1 dom
2 lun
3 mar
4 mié
5 jue
6 vie
7 sáb
8 dom
9 lun
10 mar
11 mié
12 jue
13 vie
14 sáb
15 dom
16 lun
17 mar
18 mié
19 jue
20 vie
21 sáb
22 dom
23 lun
24 mar
25 mié
26 jue
27 vie
28 sáb
29 dom
30 lun
31 mar

enero 2020

1 mié
2 jue
3 vie
4 sáb
5 dom
6 lun
7 mar
8 mié
9 jue
10 vie
11 sáb
12 dom
13 lun
14 mar
15 mié
16 jue
17 vie

No disponemos de precios orientativos para este destino y número de noches. Puedes hacer una búsqueda para conocer el precio exacto de tu viaje.

Vuelos de última hora desde Berlín

Disfruta de los mejores destinos
Precios ida con tasas incluidas. Gastos de gestión no incluidos.

Consigue tu vuelo y conoce Bratislava

Bratislava

En la frontera entre Eslovaquia y Austria, a orillas del Danubio y a los pies de los Cárpatos se encuentra la ciudad de Bratislava, capital de Eslovaquia. Con casi medio millón de habitantes, la ciudad cuenta con una gran oferta artística y cultural, con grandes monumentos, donde predomina el arte barroco. La insignia de la ciudad es el Castillo de Bratislava. Fue construido en el siglo XV, y ha sido constantemente remodelado, a causa del incendio que sufrió en 1811. Actualmente alberga el Museo Nacional Eslovaco, que abarca exhibiciones históricas, arqueológicas y artísticas. La mayoría de los monumentos se concentran en la Ciudad Vieja. Justo enfrente del castillo nos encontramos con la Catedral de San Martín, otra de las joyas de la ciudad. Es de estilo gótico y cuenta con un gran conjunto escultórico en su interior.  El Palacio Grassalkovich, construido en el siglo XVIII, y que actualmente sirve de residencia para el Presidente del país, junto al Ayuntamiento y el Palacio del Primado, son los grandes monumentos de la ciudad. Sin embargo, otra de las insignias de la ciudad es la Puerta de San Miguel, la única torre que se conserva de la muralla medieval. Mide 51 metros, y fue reconstruida en estilo barroco.

La época comunista de la ciudad también se ve reflejada con el Novy Most (Puente Nuevo), cruza el Danubio y cuenta con una torre de 95 metros en su epicentro. Coronada por un restaurante en forma de OVNI, ofrece la mejor vista de la ciudad.  Bratislava, sin embargo, también ofrece una vida nocturna muy animada, al ser la principal ciudad universitaria del país, y cuenta con grandes instituciones musicales, como el Teatro Nacional Eslovaco o la Orquesta Filarmónica de Eslovaquia.



La urbe está en las estribaciones de los Pequeños Cárpatos, en un territorio tradicionalmente activo en lo histórico y comercial. Tiene una activa vida económica, con industrias químicas, de automoción y mecánicas.

Un viejo castillo, ubicado sobre un cerro, domina esta ciudad en la que aún se aprecian edificaciones diversas que atestiguan el pasado, en el que tuvo momentos especialmente florecientes, como los días en los que perteneció al imperio austrohúngaro.Denominada como Pressburg (Presburgo) por los alemanes, y Pozsony por los húngaros, desde 1919 la ciudad quedó con el nombre de Bratislava.

Se dice que la población resultó relativamente poco dañada en la Segunda Guerra Mundial pero que -paradójicamente- el desarrollismo posterior acabó con diversos elementos de su patrimonio artístico. Aún así merece la pena recorrer y hacer turismo por esta capital de Eslovaquia.

Histórica y comercial

Merece la pena recorrer y hacer turismo por la capital de Eslovaquia.

Publicidad